¿Cuál es el objetivo de la Cumbre del Clima de Madrid?

El principal desafío consiste en activar el reglamento del Acuerdo de París. Los jóvenes, los científicos y los líderes del mundo, juntos.

23 Nov 2019 Por Soledad Nucci
1

LIDERAZGO. Se espera que la adolescente sueca Greta Thunberg sacuda el encuentro.

Madrid se convertirá en la capital mundial de la lucha contra el cambio climático. Desde el dos y hasta el 13 de diciembre, en esa ciudad española se realizará la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-25, por sus siglas), luego de que Chile renunciara a albergar la cita, debido a los conflictos sociales y políticos registrados en las últimas semanas en ese país.

Uno de los desafíos que afrontarán los participantes es la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, causadas principalmente por el uso de combustibles fósiles, como el petróleo.

La conferencia debe servir, entonces, para que los negociadores de los países terminen de cerrar el reglamento del Acuerdo de París contra el calentamiento, que se debe empezar a aplicar durante la próxima década. Pero, además, se espera que se incremente el número de naciones que se comprometen a elevar sus planes de recorte de emisiones. De momento, nada está siendo suficiente.

Literalmente, COP-25 significa reunión número 25 de las partes o países firmantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Además, están previstas en las mismas fechas y de forma conjunta las reuniones denominadas CMP15 (encuentro número 15 de los países adheridos a Protocolo de Kyoto) y CMA2 (segunda reunión anual de los países adheridos a los Acuerdos de París).

Este último tratado establece un objetivo común: que el incremento de la temperatura quede por debajo de los dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales. Pero los expertos han advertido que el planeta está en un aumento de un grado y calculan que podría llegar a más de tres grados a finales de siglo. Por ello, se requiere que las naciones establezcan medidas más estrictas. Actualmente, más de 180 países lo han ratificado. El Protocolo de Kyoto es anterior a los acuerdos parisinos. También tiene por meta la reducción del dióxido de carbono y de otros gases.

Greta Thunberg, de pie

Así las cosas, durante dos semanas la convención congregará a científicos, empresarios, instituciones, organizaciones no gubernamentales y gobiernos de todo el mundo. La primera parte estará destinada a los cónclaves de carácter técnico. En el segundo tramo, se darán cita los jefes de Estado.

Las COP suelen convocar a miles de activistas que piden en las calles medidas más contundentes para proteger el clima. Se espera que este año esos pedidos alcancen una notable repercusión, pues los jóvenes del mundo han asumido el liderazgo de la lucha contra el calentamiento global, liderados por la activista sueca Greta Thunberg, quien incluso ha pedido ayuda para trasladarse hasta España, desde América, en otro transporte que no sea el avión.

Las conferencias de emergencia climática se celebran desde 1995, cuando se efectuó la primera cita en Berlín. Desde entonces, se ha convocado anualmente en distintas ciudades de Europa, América, África y Asia.

Aunque era aguardada, la comunicación formal de Estados Unidos, de que se retira del pacto, provocó cuestionamientos de otros países. Rusia, China, Francia, España y Chile han sido los primeros en hacer oir sus críticas por el descuelgue del compromiso mundial, que sucedió hace unas semanas. Si bien la decisión había sido anunciada por Donald Trump en 2017, a poco de llegar a la Casa Blanca, lo ocurrido “socava” la eficacia del pacto. Así lo ha expresado el portavoz presidencial ruso, por ejemplo. EEUU es el segundo país emisor de gases de efecto invernadero. La India, China, la Unión Europea y Rusia completan el listado. Entre ellos, acumulan cerca del 60% de todas las emisiones del planeta.

La declaración sobre el estado del clima de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) -incluida en el informe “United in Science”, preparado para la cumbre del clima que se celebró en septiembre en Nueva York y que fue considerada la antesala de la COP25- ha sido apabulladora. De acuerdo a ese documento, los indicios y los efectos del cambio climático están adquiriendo una velocidad que nadie se esperaba. El aumento del nivel del mar, el derretimiento de los hielos y la aparición de fenómenos meteorológicos extremos son la prueba de ello. Y se han intensificado durante el período 2015-2019. Al punto que este será, posiblemente, el quinquenio más cálido jamás registrado. El desafío es inmenso.

Informes científicos: estamos en riesgo

Un mundo con avalanchas sepultando a pueblos de montaña. Islas y costas sumergidas por el aumento del nivel del mar. Y un océano cada vez más ácido, caliente e inhabitable para una gran cantidad de seres vivos. Este es el futuro que le espera a la humanidad si no se actúa ya contra el cambio climático. Así lo han advertido más de 100 científicos en un nuevo informe de Naciones Unidas, publicado por el Panel Intergubernamental de Expertos contra el Cambio Climático. Solo una reducción marcada de las emisiones de gases, la protección y la restauración de los ecosistemas, y una gestión cuidadosa del uso de los recursos permitiría preservar los océanos.

¿Último llamado?: la ONU pide medidas urgentes

Ni hay tiempo ni excusas ni opciones. Es necesario adoptar medidas urgentes a una escala sin precedentes para detener y revertir el deterioro de la Tierra. Ese es el mensaje del sexto informe Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (GEO, por sus siglas en inglés), dado a conocer este año por El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En ese documento, del que se efectuó una versión reducida para la prensa, se plantea que desde 1997, cuando se publicó el primer GEO, el planeta ha seguido deteriorándose. Eso significa que los esfuerzos realizados durante este tiempo no han sido suficientes.

Comentarios