“No le den bolilla”, le dijo Maley a ruralistas por un crimen

El ministro de Seguridad polemizó con productores en un grupo de WhatsApp.

17 Nov 2019 Por Gustavo Rodríguez

El crimen de un hombre en una finca de La Marta, en Burruyacu tuvo un inesperado giro. El ministro de Seguridad, Claudio Maley, polemizó con dirigentes ruralistas por WhatsApp. La polémica estalló en el grupo llamado “Delitos Rurales” que fue creado para que funcionarios del área y productores estuvieran al tanto de las novedades que se producen en el sector, ya sea para denunciar algún ilícito o comentar los resultados de algún procedimiento de la fuerza.

Los productores quisieron averiguar a través de esta vía los detalles de la muerte de Antonio Gómez que fue encontrado sin vida en una finca el viernes a la siesta. Sin embargo, los ánimos en el grupo se recalentaron de un momento a otro. A continuación, el extracto del polémico chat:

- Productor 1: (después de haber enviado un link de la crónica publicada ayer por LA GACETA y una foto del artículo) Esperamos que las autoridades y funcionarios policiales nos informen el grado de avance en las investigaciones y resoluciones de los delitos cometidos. Y por supuesto estamos a disposición para colaborar desde nuestro lugar. Gracias

- Claudio Maley (ministro de Seguridad): No le den bolilla (sin especificar a qué se refiere). Nunca colaboraron. Vividores son…

- Sebastián Murga (presidente de la Sociedad Rural de Tucumán): Buenas tardes. Por favor ministro ¿podría aclararme su comentario en este chat? No comprendo a quién se refiere con “nunca colaboraron”... “vividores son”… Gracias.

- Maley: Supongo comentarios de prensa. No declaraciones oficiales. Refiero a comentarios no oficiales.

- Productor 2: Buenas tardes, no termino de entender de quién son las expresiones publicadas por Ud. en éste grupo.

- Maley: Quién escribe la info periodística. Son expresiones de ese origen no oficiales o nuestra...

- Productor 2: Me pareció muy extraña su publicación. Ya que entiendo que la seguridad brindada por el Estado Provincial debe ser equitativa a toda la población. Espero podamos mantener en el grupo un fluida comunicación, la que aportará beneficios a todos. Muchas gracias por su atención y hasta cualquier momento.

- Maley: El Ministerio trabaja a puertas abiertas. A Uds le consta. Coordinados y organizados podemos atender, contener y juntos generar acciones en beneficio general y de ordenamiento social. A disposición siempre.

- Murga: Nuevamente no comprendo. Este chat comenzó pidiéndoles a las autoridades saber si hay avances en la investigación sobre el último homicidio. Venga de donde venga la información lo que nos ocupa es la muerte de este hombre. Y obviamente nosotros nos enteramos por el diario, pues ninguna autoridad nos dio la novedad. Gracias.

Reacciones

DIÁLOGOS. Los mensajes del polémico chat que mantuvo el ministro Maley.

Luego de ese mensaje, no llegó ningún otro mensaje al grupo. Murga, en una entrevista con LA GACETA, prefirió no polemizar con los dichos del ministro Maley. “Este nuevo hecho de inseguridad nos fortaleció más. No vamos a bajar en la misión de que se haga algo por la inseguridad que se vive en el campo. Insistiremos hasta que cambien las cosas”, explicó el presidente de la SRT.

Desde la Asociación Civil de Productores Agricultores y Ganadores del Norte (Apronor) también mostraron su preocupación por el nuevo hecho de inseguridad. “Es indudable que los hechos que se producían en la ciudad ahora se mudaron al campo. La situación es alarmante y necesitamos una respuesta de manera urgente”, destacó uno de los voceros de la entidad.

Los productores nucleados en este sector confirmaron que esperan ser invitados a integrar una comisión para luchar contra la inseguridad. “Estamos esperando que nos llamen para aportar todo lo que esté a nuestra alcance”, concluyó.

El caso

Los investigadores, al mando de los comisarios Cristian Peralta y Diego Bernachi, continúan investigando el hecho. Si bien es cierto que hasta el momento no se confirmó cuál fue el móvil del crimen, todo parecería indicar que se trataría de un homicidio en ocasión de robo.

Gómez, de 55 años, vivía en esa finca hace menos de un año. El jueves, el propietario del campo se retiró del lugar y lo dejó allí para que cuidara la casa. Cuando llegó el viernes, encontró a la víctima sin vida atada de pies y manos.

Ayer trascendieron los detalles de los estudios que realizaron los médicos forenses al cuerpo de Gómez. Se confirmó que Gómez no falleció de manera violenta. Se cree que habría fallecido como consecuencia de un paro cardíaco generado por la situación que vivió.

Los investigadores que dirige la fiscala Adriana Giannoni creen que dos o más personas podrían haber ingresado con fines de robo a la finca sin saber que en el lugar se encontraba Gómez. Al descubrirlo, lo ataron y minutos después se produjo su muerte.

La casa donde ocurrió el hecho está en una zona rural y la vivienda más cercana se encuentra a dos kilómetros, por lo que les resultó imposible encontrar algún testigo. Los habitantes de esa zona informaron a los pesquisas que desde hace bastante tiempo se producen hechos de inseguridad en la zona. Desconocidos ingresan a las casas que no tienen ocupantes para sustraer elementos.

Con el crimen de Gómez, son tres los homicidios que se produjeron en un mes en zonas rurales. El martes 15 de octubre, Américo Ferreyra, de 75 años, que se dedicaba a la compra y venta de maquinaria agrícola, fue ultimado a balazos por una banda de asaltantes que ingresó a su propiedad de Río Colorado.

A Ramón Antonio Herrera lo mataron dos jóvenes en una finca ubicada en Los Nogales, camino a Tafí Viejo el 28 de octubre. Primero le dispararon a menos de 20 centímetros de distancia en el pecho y, cuando estaba tendido en el suelo, lo remataron con otro tiro en la nuca para quitarle la moto que utilizaba para vigilar el lugar.

Comentarios