"Agarrate Catalina": renace la magia de una murga uruguaya

La agrupación se presentará esta noche a las 22 en el Teatro Mercedes Sosa, con un nuevo espectáculo donde se unen el canto, el carnaval y la poesía.

12 Nov 2019 Por Ricardo Reinoso
1

HIJOS DE UN ARTE CALLEJERO. “Agarrate Catalina” es la expresión más trascendente de un género que nació en el carnaval y pasó al escenario. AGARRATE CATALINA

Una murga hace caricaturas de las fotos sociales. Es una especie de comedia musical que tiene cosas del teatro popular barrial, vestuarios grandes y vistosos para que atraigan la atención en una calle del Montevideo de 1900, con maquillajes que son hijos directos de la máscara, y un estilo de canto descendiente de los pregoneros de la calle. Todos esos atributos enumeró Yamandú Cardozo, uno de los conductores de la agrupación uruguaya Agarrate Catalina, que volverá a encontrarse con sus fans tucumanos esta noche.

Cardozo comentó que el título del espectáculo “Defensores de causas perdidas” alude a un mensaje humorístico, poético y a la vez reflexivo.

Arte y utopías

“Nos gustaba el cuentito de imaginarnos una asociación de hombres y mujeres que salen a dedicar su tiempo, a contramano del mundo, defendiendo pleitos indefendibles -señaló-. Hay un tratamiento humorístico del asunto, pero también un homenaje a quienes han luchado defendiendo utopías. El arte también es una pelea que está en desventaja desde siempre”.

- ¿Las ideas que transmiten poéticamente están en la vereda del frente del individualismo y la falta de solidaridad?

- Sí. El neoliberalismo sigue avanzando, con resultados catastróficos. Estoy convencido de que quiero estar en esa mitad del mundo que se juega la vida por la otra mitad. Nosotros en la Catalina graficamos con nuestra vida eso, el intento de lo colectivo siempre, de que el otro o la otra estén presentes y sean importantes y fundamentales. Yo no podría hacer una expresión artística individual. Estoy constituido en lo grupal. Nosotros somos una cooperativa que funciona colectivamente desde hace casi 20 años. No sólo legal sino también conceptual. Pienso que la visión del mundo colectiva y solidaria es la que nos ofrece una salida.

- ¿La situación política en Latinoamérica influye en su proceso creativo?

- Siempre, porque la murga tiene un mandato: que nuestro espectáculo siempre tiene que estar amasado con el barro de la realidad. Los latinoamericanos hemos transitado una historia en común, con algún delay (retraso) en Uruguay, donde todo llega un poco más tarde, pero en general estas caricaturas representan y también interpelan seguramente a tucumanos y tucumanas.

- ¿Por qué en el arte y la cultura uruguaya se nota una presencia de lo barrial?

- Creo que es por el tamaño de nuestro país, mucho más pequeño que la Argentina, y eso presenta lo bueno y lo malo de lo pueblerino. Nuestra escala a veces resulta más vivible porque es a “tamaño peatón”, con velocidades vecinales. Eso da la posibilidad de sentirse más cercano a alguien, porque físicamente lo está.

- ¿Por qué en Argentina no floreció una expresión carnavalera de escenario tan fuerte como la murga uruguaya?

- Tal vez por las distancias inabarcables de Argentina en relación con Uruguay, que tiene un poco más población que Tucumán. También tiene que ver con la influencia de África. El puerto de Montevideo era el puerto oficial de la corona y eso lo convertía en el puerto esclavista. Y Uruguay no usaba a los esclavos tanto como mano de obra rural sino más como servidumbre hogareña y eso hacía que tuvieran mayor relación con la ciudad e integración.

- ¿Les sorprende tener tanta audiencia en una provincia como ésta, tan alejada del Uruguay?

- Me sorprende y me emociona que esta manifestación, que tiene una cuna muy específica, arrabalera, barrial y callejera de un lugar tan particular, conecte tanto en una cantidad de la Argentina y de muchos otros países del mundo. Es emocionante también ver como mucha gente no sólo disfruta de ver la murga sino que también la practican. Es decir, hay grupos que hacen murga estilo uruguayo.

- ¿Es complicado llevar al escenario un elenco de 16 personas?

- La murga, en más de un siglo de vida que tiene el género, se ha adaptado muy bien a las salas y a los teatros. Hemos andado por una cantidad de festivales y escenarios en 23 países de los cinco continentes, hemos subtitulado nuestro espectáculo en más de diez idiomas, en chino, japonés, ruso, y la murga sigue siendo murga, irreverente, en una cantidad de lugares.

Comentarios