“Castle rock” temporada 2: el regreso de Annie Wilkies, inquietante e irresistible personaje de Stephen King

10 Nov 2019
3

CUIDADO CON ELLA. Lizzy Caplan se luce en la piel de Annie Wilkes, personaje que le dio un Oscar a Kathy Bates.

SERIE / por HULU. MUY BUENA

En 2020 se cumplirán 30 años del estreno de “Misery”, una de las mejores adaptaciones cinematográficas de la inagotable obra de Stephen King. Kathy Bates ganó un Oscar por su interpretación de Annie Wilkes, la enfermera psicópata que hace prisionero a su novelista favorito. Es, queda claro, una pesadilla del propio King: ser torturado por un fan. No pudo ser mejor la idea para la segunda temporada de “Castle Rock” que recuperar el personaje de Annie Wilkes e insertarlo en esta visita al stephenkingverse que propone la serie de la plataforma Hulu.

Castle Rock, pueblo inventado por King para situar allí muchas de sus truculentas historias, es el escenario. La serie se vale de esa imaginaria locación, un retazo de civilización entre la boscosa geografía de Maine, para desarrollar historias que capturan el espíritu del stephenkingverse sin adaptar alguna novela en particular. Se trata de personajes y situaciones que aparecieron en los libros, pero en contextos diferentes.

Funcionó muy bien en la primera temporada y funciona a la perfección en la segunda, magnetizada hasta el momento -los episodios se estrenan cada semana- por la extraordinaria actuación de Lizzy Caplan en la piel de Annie Wilkes. Es un registro distinto al de Kathy Bates: menos histriónico, más frío. Hay un gran trabajo de Caplan con la corporalidad y con la mirada, para componer una asesina tan inquietante como irresistible.

Annie y su hija, Joy (Elsie Fisher), vagan de ciudad en ciudad. Annie es enfermera y huye cada vez que la descubren robando drogas de los hospitales en los que se emplea. Esas pastillas son las únicas capaces de contener su psicosis. Hasta que llegan a Castle Rock y las cosas cambian. Joy sale del encierro para relacionarse con sus vecinos, mientras Annie encuentra la comprensión de una médica (Yusra Warsama) que la ayuda con el tratamiento. Pero hay por detrás una compleja trama familiar, ligada a inmigrantes somalíes que fueron adoptados por Pop Merrill (Tim Robbins). Los crímenes se sucederán y Annie está en el centro de ese espiral violento en el que no faltan elementos sobrenaturales, porque recordemos que todo forma parte del stephenkingverse.

Con más suspenso que terror clásico, notables actuaciones y sólidas historias, “Castle Rock” profundiza su protagonismo como una de las grandes series del momento.

Comentarios