Policiales

Inseguridad: una marcha, cientos de autos y 10 historias de taxistas

Inseguridad: una marcha, cientos de autos y 10 historias de taxistas

Cansados de ser víctimas, los choferes protestaron hoy en la plaza Independencia. Aquí, algunas de sus vivencias.

01 Oct 2019 Por Karen Fernández

Encontrar un taxista que no haya sufrido un robo en Tucumán parece misión imposible. Congregados alrededor de plaza independencia, con su auto al lado  y reunidos en pequeños grupos, los trabajadores conversan y reviven los diferentes episodios de inseguridad que vivieron mientras trabajaban.

Encerrado en el baúl de su propio auto. Abandonado en medio de cañaverales en ropa interior. Descalzo. Estas son 10 historias de robos a taxistas tucumanos, que hoy marcharon para pedir seguridad y justicia por los compañeros que perdieron la vida.

1) Abandonado en medio de los cañaverales

Victor Hugo Salinas se "subió" al taxi por primera vez hace 20 años. En sus años de trabajo fue victima de -al menos- cinco robos. "Hay una experiencia que a mí me marcó muchísimo, fue hace cinco años. Un día como a las 22 levanté a tres pasajeros en la vereda del Centro de Salud. Cuando estábamos llegando al Rincón del Este, el pasajero que iba atrás me metió un culatazo en la cabeza y yo me llené de sangre. En lo que me paralicé me arrastraron para los asientos de atrás", recordó.

titulo

LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.

"El delincuente que iba en el asiento del acompañante se puso a manejar. Estuve como 30 minutos atado con alambre en el asiento de atrás. Llegamos a unos cañaverales, me dejaron en calzoncillos y se llevaron el auto. Me dejaron herido. Pude salir a la ruta y conseguir una ambulancia", agregó.

"Después encontraron el auto en la finca de Ranchillos, sin nada. Le sacaron las ruedas, el equipo de gas, los asientos, todo", concluyó.

2)Sin celular y sin las llaves del auto

En diciembre del año pasado, un sábado a plena luz del día, Raúl Banegas levantó a una pareja de jóvenes que se dirigían al barrio San Miguel. "Al llegar me sacaron un arma blanca y me llevaron cerca de un cañaveral. Me robaron la ticketera, el celular y la recaudación. Me tiraron la llave del auto a unos metros", contó.

3) Lo corrió, lo alcanzó y recuperó lo robado

Hace unas semanas, Emanuel Vides pudo recuperar lo que le habían robado en barrio Oeste II. "Llegamos a la casa del chico, se hizo de sacar el dinero para pagarme, pero estiró la mano y me sacó la llave del auto. Reaccioné rápido y le pude quitar la llave. Al mismo tiempo me sacó la billetera que tenía en el parasol y salió corriendo. Fui atrás de él y logré quitarle lo que me había robado. Volví volando al auto y me retiré", recordó.

Vides aseguró que hay zonas que se vuelven intransitables pata los taxistas. "Cada vez has más zonas rojas", lamentó.

4) En pleno centro

Carlos Hernández sufrió un robo en pleno centro hace tres días. "Un pasajero que pidió el movil por taxiar, me llevó a la Buenos Aires al 100 y cuando estaba por pagar me sacó el celular, empecé a gritar y justo se dio cuenta un policía y salió corriendo. Fue a las 23", describió.

5) Encerrado en el baúl de su propio auto

En diciembre del año pasado, Miguel Reynaga vivió un calvario. "Me robaron varias veces y por suerte me salvaba de las agresiones. Pero una vez subió un chico que me pidió ir cerca del cementerio del Norte. Cuando llegamos se bajó y me dijo que le iba a pedir a su papá la plata, y empezó a llamarlo", contó

titulo

LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.

"De la nada apareció otro chico que me obligó a bajarme del auto y me metió en el baúl. Aprovecharon para sacarme la plata que tenía, el taxímetro, el estéreo. Después unos vecinos que miraron por la ventana fueron a buscar la llave que habían dejado tirada y me pudieron sacar", agregó.

"¿Qué tenemos que hacer en esos casos? Agarrar la llave del auto y seguir trabajando. Nuestra familia nos necesita", lamentó.

6) Zonas "rojas"

Pero el anterior no fue el único caso que relató esta mañana en la plaza Independencia Miguel Reynaga.

Precisó que una vez hizo subir a un hombre "mayor de edad" que se dirigía al barrio Oeste II. "Fue en abril del año pasado. Cuando llegamos a destino, sacó un arma blanca y me pidió todo. Y le tenes que dar, son capaces de cualquier cosa sino. Me sacó hasta la llave del auto, que la tiró a unos metros", recordó.

"Hay veces que los dueños de taxi no te creen que te robaron, quieren que rindas cuenta igual", criticó.

A unos días de su episodio con el hombre en barrio Oeste II, descubrió que estaba subiendo a un taxi. "Le pude alertar a mi compañero y se salvó. Después lo agarramos entre varios al delincuente y descubrimos que había robado a más de siete autos", finalizó.

7) Le robaron hasta las zapatillas

Julio César es taxista desde hace varias décadas. Su hijo empezó hace unos pocos años en el oficio y ya sufrió un robo. "La semana pasada a las 17 en avenida Salta y Corrientes subieron dos personas al auto de mi hijo. Fueron hasta Alderetes, pero le empezaron a cambiar el destino sobre la marcha", detalló.

"De la nada le torcieron la llave y le robaron la plata, el reloj y hasta el par de zapatillas que tenía puesto. Desde la policía les dijeron que iban a mandar un móvil y nunca llegaron", criticó.

"No hicimos la denuncia, porque si no te secuestran por lo menos 15 días el auto y no podemos estar sin trabajar tanto tiempo", rezongó.

8) Defenderse entre compañeros

titulo

LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.

Joaquin Suarez advirtió que le estaban robando a un compañero e intentó ayudarlo. "Era de noche, en la Belgrano y Mate de Luna , parece que lo agarraron en un semáforo que funcionaba todavía a la noche. Se metieron por ambos lados del auto y le robaron todo. Le estaban pegando y yo hice el amague de chocar a uno. Le dejaron de pegar pero apareció una moto en la que huyeron. Yo me quedé ayudando a mi compañero, que estaba sangrando", recordó.

9) Rompevidrios

Hace aproximadamente un año, a Martín Ledesma le rompieron la ventanilla del acompañante. "Me arrancaron el taxímetro, era con ticketera. Ahora están a $ 20.000. Me arrepiento de no haberlos seguido. Te atacan de una forma que te dejan paralizado. Poner en funcionamiento un taxi es muy caro y ellos saben, por eso nos atacan tanto", reflexionó.

10) Viajes sin pagar

Fernando López, perdió la cuenta de las veces que realizó un viaje y no le pagaron. "No sabés cómo reaccionar en ese momento cuando sale corriendo el ladrón. Lo peor es que después tenes que rendir cuenta de ese viaje. Muchas veces los dueños no nos creen", lamentó.

"También nos pasaba de que me pagaban con billetes grandes y cuando sacaba mi billetera para darles vuelto me la robaban y salían corriendo", concluyó.