Hockey: confían en que se puede crecer

Los equipos locales, algo lejos.

23 Sep 2019
2

FOTOS PASIÓN POR LA BOCHA / LUCAS LACCI

Un intenso campeonato Argentino Sub-18 llegó a su final. No es un capricho el adjetivo que se usa para calificar el torneo que se jugó en Natación y Gimnasia. Sucede que del discurso de los protagonistas tucumanos se desprende el calificativo. “Tuvo un lindo nivel”, afirmó José Contreras, entrenador de la versión “A” masculina de Tucumán que terminó quinta. “Fue una competencia que dejó en claro que muchos equipos han trabajado mucho y bien”, analizó Cristian Juárez, DT de las Naranjitas, que finalizaron sextas. “Cada uno de los equipos le puso un nivel muy elevado al torneo”, reconoció Tadeo Ortega, capitán de Tucumán “B” que quedó 10º.

“Me quedé con muchas ganas de llegar al podio porque era uno de nuestros objetivos”, reconoció Paula Santamarina, capitana de las damas. La jugadora está en sintonía con su técnico con respecto a que el equipo podía llegar más lejos. “Podríamos haber quedado en el quinto puesto, nos falta mucho”, especificó Juárez. “Teníamos un equipazo”, calificó Santamarina. “Deberíamos haber entrado con la cabeza más fría y convencidas de ganar”, afirmó la capitana. Para Contreras, los chicos del “A” dependen bastante de lo que se juegue a nivel local. “Nos faltó intensidad, ritmo con pelota y cobertura sin pelota para dar ese salto de calidad. Tiene que ver con el hockey doméstico; el seleccionado tiene que ser espejo de cómo se juega en los clubes”, reflexionó el técnico.

Para Ortega, el balance para el equipo “B” es bueno. “Fuimos un equipo que rápidamente se consolidó en poco tiempo para hacer grandes partidos como contra Mendoza que jugó la final”, sostuvo el jugador.

El resumen del torneo entre las tres selecciones que presentó la Asociación Tucumana lo dan los capitanes que coincidieron en algo que trasciende la cancha. “Las ganas no se negocian”, afirmaron tanto Ortega como Santamarina. “Las ganas tampoco faltaron en ningún partido. Obvio que quisimos llegar más lejos, pero no se nos dio también porque estuvimos en una zona muy complicada”, remarcó la jugadora.

“Al torneo lo viví de un modo particular porque es la primera vez que pude formar parte de un seleccionado y ser capitán. Siempre traté de transmitir paciencia para que todos juguemos con mucha actitud”, sintetizó Ortega.

Comentarios