Muratore es parte de la historia - LA GACETA Tucumán

Muratore es parte de la historia

“Este éxito es del deporte argentino”, indicó el dirigente

14 Sep 2019
1

FELIZ Y ORGULLOSO. Muratore deja la FIBA con Argentina jugando la final. Shenzhen Government Online

Las imágenes de Emanuel Ginóbili festejando las jugadas de Facundo Campazzo y Luis Scola ocuparon el centro de atención durante la transmisión televisiva del resonante triunfo de Argentina sobre Francia, que selló el pase a la final del Mundial que se juega en China. La emoción invadió a todos cuando “Manu” abrazó, al borde de las lágrimas, a “Luifa” en medio de la celebración. Fue el esperado encuentro entre los líderes de los dos seleccionados que llegaron al partido decisivo de la competencia mundialista con 17 años de diferencia. Cerca de ellos, pero lejos de las cámaras de televisión, un tucumano disfrutaba de una nueva hazaña del basquetbol argentino, ese que vio crecer y consolidarse en las últimas décadas desde los diferentes cargos dirigenciales que ocupó. Horacio Muratore, el saliente presidente de la Federación Internacional de Basquetbol (FIBA), la máxima entidad del baloncesto fuera de la NBA, observaba en silencio el festejo de los dirigidos por Sergio Hernández. Mientras tanto, recibía las felicitaciones de los máximos referentes de las entidades afiliadas.

“Este es el éxito del deporte argentino”, le comentó Muratore a LG Deportiva minutos después de regresar al hotel donde se aloja la comitiva oficial a través de una charla telefónica. El dirigente admitió que si bien confiaba en el equipo argentino, está sorprendido por el rendimiento alcanzado en plena competencia. “Le ganaron a las grandes potencias europeas. Rusia, Polonia, Serbia y Francia fueron claramente superados. Queda España. Es una final y todo puede suceder”, indicó.

Muratore acompañó el crecimiento del basquetbol argentino desde su función dirigencial que comenzó en Tucumán BB, siguió en la Federación Tucumana y se prolongó en la Confederación Argentina, en la Sudamericana, en FIBA América y se coronó hace cuatro años cuando fue electo presidente de FIBA.

“Este grupo no tiene jugadores que militen en la NBA, pero la entrega y el sacrificio les permitió llegar a la final. En algunos puntos se lo puede comparar con la ‘Generación Dorada’: el sentido de pertenencia por la camiseta, la entrega y el amor propio. Todo eso, sumado a la capacidad individual de sus integrantes, le permitió pasar por encima a rivales que en los papeles llegaron a este torneo como candidatos al título”, indicó el dirigente tucumano.

La consagratoria campaña del equipo nacional en el Mundial de China no es casualidad, según Muratore. “El basquetbol argentino es fuerte. Se fue consolidando con el paso de los años gracias al trabajo de jugadores, entrenadores y dirigentes. Hay muchas personas en el interior del país que trabajan en silencio. Los clubes son los pilares donde se construye todo lo que después despliegan los jugadores en las competencias internacionales”.

El tucumano destacó la presencia de Ginóbili en la semifinal contra Francia. “Lo invitó la FIBA y no dudó en venir. Llegó y prácticamente del aeropuerto se dirigió a la cancha. Después del partido lo vi en el hotel. Estaba cansado, pero feliz”. El ex jugador de San Antonio siguió el partido sentado junto con Kobe Bryant, otra leyenda de la NBA.

El ciclo de Muratore al frente de la FIBA llegó su fin tras cumplir su mandato de cuatro años. El maliense Hamane Niang fue elegido en su reemplazo. “Me marcho feliz y reconfortado. Los representantes de todos los países afiliados me aplaudieron y felicitaron. Ellos aseguran que este ciclo fue el mejor de la historia de la entidad y eso me llena de orgullo”, indicó. Los cambios planteados en su mandato se llevaron a cabo con total éxito fortaleciendo los pilares fundamentales de su gestión: desarrollar a las federaciones nacionales, implementar un nuevo calendario y sistema de competencia tanto en masculino como femenino, además de desarrollar el basquetbol 3×3.

Comentarios