En cuenta regresiva, el Concejo aplaza sesiones, con varios temas pendientes

Cortalezzi suspendió una sesión convocada para esta semana para aguardar los dictámenes de más proyectos. Estaba previsto tratar un régimen para regularizar los edificios que no tienen final de obra en la ciudad.

06 Sep 2019
1

QUEDAN 47 DÍAS. Cortalezzi dejará en octubre su banca en el Concejo y asumirá un escaño en la Legislatura. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

A los concejales de San Miguel de Tucumán con mandato 2015-2019 les quedan 47 días para sesionar. El presidente del cuerpo, Armando Cortalezzi, había anunciado en agosto que buscaría agotar los proyectos pendientes en dos sesiones. El martes, el peronista había convocado a una sesión ordinaria para ayer a la mañana. El miércoles por la tarde, el ex titular de La Caja Popular de Ahorros firmó un decreto para cancelarla.

“Definí suspender la sesión porque había algunos proyectos que aún no habían alcanzado el dictamen. Queremos sesionar para tratar todos los temas pendientes, la próxima semana seguramente”, explicó Cortalezzi sobre los motivos de la postergación. “Que se encuentran pendientes de conclusión los trámites legislativos relacionados a asuntos que debían tratarse en dicha sesión. Que asimismo existen algunos expedientes sin dictámenes de las comisiones permanentes a las cuales fueron girados y en las que deben ser considerados para su incorporación en el orden del día. Que atento a ello, y por razones de un correcto orden legislativo, resulta conveniente dejar sin efecto la citación mencionada”, expresa en los considerandos el decreto 237/2019, que lleva la firma de Cortalezzi. Por lo bajo, los concejales informaron que un grupo de ediles anunció que iba a dejar sin quórum la sesión como forma de protesta: no querían tratar expedientes sobre tablas, sin que reciban dictamen de las comisiones.

En la sesión aplazada estaba previsto el tratamiento de dos proyectos destacados, con incidencia en las edificaciones. Una de las iniciativas propone un régimen para regularizar la situación de los edificios construidos y finalizados hasta diciembre de 2016, que pese a no contar los certificados de final de obra y de habitabilidad por violar el Código de Planeamiento Urbano, están habitados. El objetivo del texto es permitir, realizando refacciones para otorgar los “aptos”, que los propietarios de los departamentos puedan escriturar y que los inquilinos puedan contar con la instalación de los servicios en regla, y no de manera precaria.

El otro proyecto ordenaba quitas de tasas municipales por la construcción de cubiertas o terrazas verdes (incluye a los jardines verticales) en los edificios de la ciudad.

Pendientes

Entre el alto de pendientes, hay tres paquetes de proyectos. Los peronistas Juan Luis Pérez y María Belén Cruzado Sánchez firmaron dos iniciativas que proponen modificar las ordenanzas 4.345 y 4.346 (ambas de 2010). Las normas vigentes prohiben que los establecimientos educativos y de salud emplazados dentro de las cuatro avenidas puedan encarar obras de ampliación. Durante nueve años, el Concejo autorizó estas construcciones a través de normas de excepción. Si se aprueba los proyectos propuestos, ya no regirá la prohibición. El alperovichista Dante Loza había firmado una de las propuestas, pero luego quitó la firma mediante una nota a Mesa de Entradas.

En los planes de la presidencia, también buscarán tratar la Cuenta de Inversión 2018: se trata del informe donde se registra cómo ejecutó el intendente, Germán Alfaro, los $ 5.549 millones del presupuesto 2018. El año pasado, la oposición rechazó la Cuenta de Inversión 2017. Entre 2010 y 2017, la Cuenta de Inversión se aprobó de manera ficta.

Por último, la conducción del Concejo había asegurado que aprobarían antes del final del mandato los pliegos para licitar las líneas de colectivos 3, 8 y 18, y también una ordenanza para que se imponga un plazo a la regularización de licencias de taxis del Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros (Sutrappa).

Comentarios