Maley dice que hay una intención política de la Nación al armar los registros criminales

El ministro de Seguridad asegura que las cifras que maneja su área son las correctas y que quizá la Nación tuvo en cuenta cifras en negro.

31 Ago 2019 varios autores
1

CLAUDIO MALEY. Ministro de Seguridad. ARCHIVO

La estadística es la base del conocimiento de la realidad. El trabajo de datos e informaciones, como coinciden los expertos, ayuda a analizar e inferir el nivel de vida de una sociedad. Partiendo de ese concepto, en Tucumán se han presentado dos niveles de inseguridad ayer, tras la confirmación de los informes del Gobierno y del Ministerio de Seguridad de la Nación. Según la cartera federal, en Tucumán se denunciaron 27.740 robos. Para la Provincia, de acuerdo a los informes que se presentaron en la Legislatura, se registraron 11.990 casos. “Tenemos una carga seria. No estoy de acuerdo con las cargas de otras provincias, que han servido para marcar un índice mayor de Tucumán. Esta es la posición que estoy planteando”, expresó el ministro de Seguridad de la provincia, Claudio Maley.

“Son exactos los informes que han hecho referencia a Tucumán, porque hemos cargado tal cual las estadísticas. Pero no guardan relación con la región, en el NOA; hay una discrepancia muy fuerte con otras provincias, como el caso de Tucumán y Jujuy. Entonces, se observa una injerencia, una intención política también al armar los registros delictivos que se dieron a conocer”, apuntó.

A partir del informe de Nación, en seis de las 24 jurisdicciones bajaron los índices delictivos. Tucumán, Catamarca, La Pampa y Río Negro, provincias opositaras, encabezaron esa lista. Las únicas provincias afines a la gestión de Mauricio Macri que aparecieron con signo de color “verde” han sido Corrientes y Mendoza. Sobre esta última, el organismo que dirige Patricia Bullrich tomó los datos que aportó, pero cuestionó la metodología usada.

En el ámbito regional, sólo dos jurisdicciones redujeron las tasas de ilícitos: Tucumán y Catamarca, que son conducidas por gobernadores de colores políticos diferentes a la Nación. Jujuy, cercana a la administración nacional, y Salta, de línea peronista también, tuvieron alzas en sus índices. En Santiago del Estero, otra opositora, hubo a la vez más hechos delictivos.

“Cuando se creó el Ministerio de Seguridad, que en diciembre se cumplirán dos años, vine a presentar el plan de seguridad aquí, en la Legislatura, y expresé el compromiso de trabajar sobre estadísticas realmente serias. Aún con resultados negativos, eso nos iba a servir para generar distintas acciones para revertir esa situación”, explicó el funcionario.

“Desconozco las diferencias (en las estadísticas), no puedo hablar de períodos anteriores a la creación del Ministerio, o quizás no estaban en manos de la provincia. En este último informe, entre los registros (locales) y los índices nacionales hay muchas diferencias”, expresó Maley, al salir de la última reunión del Comité de Seguimiento de la Emergencia en Seguridad, que se efectuó en la Legislatura.

El funcionario insistió en que la carga hecha por el Gobierno  “es la registrada”. “Son casos que han determinado la intervención judicial. Al hablar de cifras ‘en negro’, pudieron haber sido hechos no denunciados. Se pudo haber informado telefónicamente una situación, sobre todo violencia familiar y de género, pero al llegar al lugar no se confirmaría la denuncia”, agregó Maley, para explicar la distinción entre los datos nacionales y del Ministerio de Seguridad local.

El Sistema Nacional de Información Criminal fue creado con la intención de tener estadísticas sobre las tasas de criminalidad. Todas las provincias se adhirieron y firmaron un convenio para brindar información sobre inseguridad, que la Nación utilizaría para elaborar el informe que se presenta una vez por año.

Los funcionarios nacionales capacitaron durante meses a las personas que se encargarían de realizar esta tarea. También aceptaron seguir con un protocolo para evitar tener problemas.

En la provincia, la tarea está a cargo de la Policía. En la Jefatura existe una oficina donde los efectivos suben datos, que luego son recopilados por Buenos Aires.

“Los números no han crecido de forma preocupante. Si vamos a la cantidad de homicidios, estamos en las mismas cifras que el año anterior”, manifestó el titular de la cartera gubernamental local, luego del encuentro con los legisladores.

Explicaciones

1- El Sistema Nacional de Información Criminal se creo para recolectar todos los índices delictivos de cada una de las provincias.

2- Cada provincia se encarga de cargar a través de una plataforma todos los ilícitos que son denunciados por los ciudadanos.

3- En Tucumán, la tarea estaba a cargo de la Policía. La carga se hace periódicamente en una oficina que está en la Jefatura de Policía.

4- La Nación, una vez que analiza los datos, se encarga de realizar un trabajo estadístico que da a conocer una vez al año.


Comentarios