Cartas de Lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de Lectores

30 Ago 2019
1

- Riesgo de epidemia

Una epidemia se define como enfermedad que por alguna temporada aflige a un pueblo, aconteciendo simultáneamente a un gran número de personas. Teniendo en cuenta esta definición, podemos afirmar que quienes viven o transitan por la ciudad Capital, están expuestos a un riesgo de epidemia debido a los derrames cloacales. Asombra que el Gobernador, que es médico y conoce  la composición física, química y los organismos patógenos que tienen los residuos cloacales, no haga nada al respecto. Las vías de contagio o ingreso al organismo humano de los patógenos pueden ser: oral, por la nariz, ojos, oídos y lesiones en la piel. El aire es un importante transmisor; cuando las ruedas de los vehículos pisan los charcos y por salpicadura producen un efecto similar al aerosol, diseminando los organismos a los cuatro vientos. Otra vía para transmitir las bacterias coliformes (que provienen de la materia fecal), son las que quedan adheridas al calzado cuando se pisan los derrames en la vía pública y que son transportados a lugares diversos como viviendas, oficinas, etcétera. Se avecina la época estival y es inexplicable que las instituciones y las autoridades con competencia en la protección ambiental, la salud y los derechos de la población, nada hagan para corregir estos derrames que tienen como responsables a la SAT, al Ersept (ente regulador) y al Poder Ejecutivo, que otorgó la concesión del servicio. Tampoco hay estado de alerta e información sobre los riesgos que corremos. Contaminar es un delito, pero en este caso, nadie se encuentra denunciado, investigado, procesado o condenado por el Poder Judicial. Tal vez llegó la hora de que los vecinos iniciemos un recurso de amparo, ya que las autoridades son sordas, ciegas y mudas.

Juan Francisco Segura

[email protected]


- Descalificar al diferente

Al leer una publicación en esta sección del 28 del corriente mes quedé sorprendida por la virulencia de sus autores. Según el señor Cristian Frías Silva, el ciudadano que no votó al presidente Macri no lo valora, porque él no es para la Argentina sino que sería un buen presidente para Estados Unidos, países europeos, Australia o Nueva Zelanda, y en consecuencia, el votante argentino demostró ser estúpido o autodestructivo por no votarlo. Pide a Dios que ilumine las mentes de los votantes de bien. ¿Los demás seremos votantes de mal? También el señor Daniel E. Chávez asegura que el gobierno anterior hundió a sus ciudadanos en el vicio, la vagancia, la mentira y la envidia, rematándolos con drogas y libertinaje, por lo que no tienen espíritu crítico, ni pueden reconocer su realidad ya que lo fanatizaron, lo deshumanizaron y lo incivilizaron, y por eso no votaron a Macri. Luego, en la primera página leo que el legislador Brodersen, dueño de una tarjeta, se suma al agricultor Blasco y paga $ 5.000 a sus empleados, sin ponerse colorado, para “crear conciencia” y que lo voten a Macri. Ellos se creen ser los dueños de la verdad y piensan que pueden calificar como quieran a las personas; los demás no tenemos conciencia y ni siquiera somos humanos. Me parece que se puede disentir o estar de acuerdo con una idea de cualquier índole, pero descalificar al que piensa distinto, de esta manera, es triste y preocupante. La gente debería pensar dos veces lo que escribe, hace o dice.

María del Carmen Quiroga

Pasaje Ignacio Baz 4.098 San Miguel de Tucumán


- ¡Al pan, pan, y al vino, vino!

Nunca más actual este refrán luego de observar las marchas de grupos de personas de distintas edades que, con aceitada estrategia, coparon el miércoles 28/08 el centro de la ciudad originando un caos fenomenal. Evidentemente no eran ciudadanos en el cabal sentido del término alberdiano, ya que con total irresponsabilidad y desparpajo dificultaron no sólo el tránsito sino el tráfico de individuos que pretendíamos cumplir con nuestras obligaciones laborales, comerciales y/o profesionales. A pesar de pregonar el hambre al que estarían sometidos por políticas nacionales, poco favor le hacían a esa convocatoria reclamando a partir de cuerpos rellenos, más bien, excedidos de peso. En otro anuncio reclamaban que la Anses vuelva a proteger a los jubilados y pensionados, olvidando que sus magras asignaciones previsionales son a consecuencia de que dicha entidad retacea el legítimo dinero de este sector para abonar los más de 13 millones de planes de los que son beneficiarios los mismos marchantes. Pedían, hasta con ofuscación, el regreso a la administración del Estado de los que nos robaron hace más de tres años casi un PBI íntegro (U$S 600.000 millones) responsabilizando de todas sus desgracias -especialmente económicas- a la actual gestión nacional, no inscripta en el “ideario” peronista. Como dijo el poeta O. Wells “…el pueblo que vota a corruptos, tiranos, totalitarios no son ciudadanos, son cómplices…”. Antes de exigir cualquier derecho, el habitante común de un territorio debe transformarse, primero, en un ciudadano, cumplir con sus obligaciones y recién ejercer sus derechos. La proliferación de grupos denominados “organizaciones sociales” que nacieran desde el año 2003 en adelante, obedeció más bien a crear “ejércitos” de voluntades compradas y premiadas con un miserable plan “social”, a las que los “dueños” de esos grupos -amén de enriquecerse personalmente- manejan ordenada y orgánicamente para producir aquel caos. Ya lo anticipó Juan Bautista Alberdi (cuya figura conmemoramos ayer, 29/8): “…un pueblo ignorante siempre elegirá un tirano para que lo gobierne…”. Esto es llamar las cosas por su nombre. ¡Al pan, pan; al vino, vino! O sea: se es ciudadano o se es mero habitante. El primero cumple sus obligaciones para exigir derechos. El segundo sólo exige derechos sin obligaciones ni compromisos. Luego de estas marchas tragicómicas vuelven bulliciosos a sus escondrijos por haber obtenido una paga extra a su plan mensual. Lo lamentable de esto es que haya personas que lucran social, política y económicamente con estos habitantes, manteniéndolos en la ignorancia y la dependencia con el fin de abusar de ellos.

Luis Vides Almonacid

[email protected]


- Políticos a espaldas del pueblo

En otras cartas manifesté que “gracias a la democracia”, el pueblo todo, por única vez cada cuatro años, se transforma en juez y verdugo y tiene la oportunidad para castigar o premiar al gobernante de turno, luego de observar su comportamiento durante su mandato. Usted pensará ¿de qué manera? Simplemente haciendo valer ese papelito que se llama voto, pero siempre y cuando el mismo sea la expresión genuina y espontánea de la población según sus auténticas convicciones, y no forzado por presiones antidemocráticas, condicionado a favores, a dádivas o falsas promesas por recibir. De la última elección que tuvimos, el señor presidente Macri, en un gesto poco común en estos tiempos por los medios televisivos, manifestó que entendió el mensaje del pueblo y pidió disculpas y de inmediato anunció cambios en el Gabinete y otorgó algunos beneficios para la población y sobre todo para los sectores más relegados, con el objeto de reparar, en parte, el desfase producido por efecto del proceso inflacionario. Ahora, con mucha tristeza, me tengo que remitir a la situación en nuestra provincia de Tucumán. Desde hace más de 15 años, se viene premiando a los dos últimos gobernadores, José Alperovich, que gobernó 12 años y se burló de los jubilados provinciales y municipales transferidos, y el actual gobernador Juan Manzur, que sigue el mismo camino. En el período de estas dos gobernaciones se produjeron más de 20.000 fallecimientos de jubilados y pensionados transferidos, sin que tuvieran la oportunidad de poder cobrar lo que por ley les correspondía. Desde nuestra transferencia al régimen nacional de la Anses, en 1996, nunca los distintos gobernadores nos concedieron una audiencia, a pesar de nuestros reiterados pedidos, dando muestras -voluntaria o involuntariamente- de cierto menosprecio y/o ensañamiento con nuestros jubilados. Mientras la Nación, mediante la Ley 27.260 de Reparación Histórica, actualiza los sueldos de los jubilados, en la parte  que le corresponde de conformidad el convenio de transferencia, el Gobierno de Tucumán solamente nos otorgó mediante el Decreto 3.475, en el año 2005, y publicado por LA GACETA, la movilidad y porcentualidad y actualizó transitoriamente nuestros haberes provisionales mediante la Ley 7.652, hasta el año 2009. Pero aquí comienza el drama de nuestros jubilados, puesto que a partir de ese año se congelaron nuestros haberes hasta el día de la fecha. Señor Gobernador: basta de este injusto castigo a los jubilados transferidos, los aproximadamente 11.000, muchos de los cuales con severos problemas de salud. Nuevamente, y públicamente, le solicitamos nos conceda una audiencia para poder dialogar con usted. Creemos que dialogando nos vamos a entender y haga realidad lo que usted manifestó en su campaña política; ¿o ya se olvidó que usted “cuida a los ancianos”? Señor Gobernador: la actitud del presidente Macri creo que es digna de ser imitad. Pedir disculpas por los errores es de buen cristiano y de hombría de bien. ¿Qué opina si usted, en un acto de grandeza, nos recibe en el Salón Blanco y nos devuelve la dignidad como personas, dando cumplimiento como titular del Poder Ejecutivo provincial a las disposiciones vigentes en materia de movilidad y porcentualidad por años postergadas su aplicación? Como buen peronista que estimo lo será, le recuerdo una famosa frase del general Perón: “Cuando los pueblos agotan su paciencia, hacen tronar el escarmiento”. Si este gobierno provincial dice llamarse peronista, entonces haga honor a los principales conceptos de su doctrina. Caso contrario, se estaría desvirtuando la esencia misma de las consignas de Perón, de las cuales, supongo, usted es un fiel defensor.

Carlos Núñez

Paraguay 3.282San Miguel de Tucumán


- Alberto y Cristina

En mi condición de ciudadano amante de la democracia, manifiesto lo siguiente: tanto Alberto (Fernández) como Cristina (Fernández de Kirchner), en muchos canales televisivos aparecen diciendo lo que van a hacer del país y de la gente. Es decir, prometiendo un paraíso comparando con la situación actual que estamos atravesando. Las críticas impiadosas y arteras a través de todos los medios de comunicación, no son otra cosa que aceptar que vivimos una verdadera democracia; lo que parte de ellos hacen una apología de la oligarquía que dicen está instalada en el oficialismo gobernante. Pero nada, absolutamente nada, dicen cómo dejaron el país en los 15 años que estuvieron en el poder. En este aspecto, todo lo que prometieron hacer, en mi opinión, son verdaderos y consumados sofistas en su más alta expresión, de manera que quieren hacernos creer que la comida que dice que nos falta sale del bastón y de la banda presidenciales o que el vino sale de la vaca, comparándonos con Venezuela. Cuánta hipocresía, indolencia y soberbia; así, los gobernados, y sobre todo hacia los pobres de quienes, descaradamente, dicen “preocuparse”, en lugar de ocuparse realmente como corresponde cuando se está en el poder. De manera que este comportamiento ético-político de Alberto y Cristina es totalmente inaceptado para los gobernados que anhelamos, fervientemente, vivir en paz y armonía. Para terminar con todo lo expuesto respecto al binomio Fernández-Fernández, transcribo la siguiente narración mitológica: “Onfala, reina de Lidia, que obligó a Hércules a sentarse a sus pies como una mujer ante de casarse con él”, se cita el texto para demostrar la influencia que ejerce la mujer sobre el hombre. Así las cosas, en la actualidad, Cristina “Onfala” y Alberto “Hércules”, de manera que cada uno canta según el pan que come, y la ignorancia se impone impulsada por los poderosos.

Rubén Albornoz

Pedro de Villalba 903San Miguel de Tucumán


- Paz en Medio Oriente

El excelente análisis de la realidad en el artículo “Un experimento palestino-israelí para la paz en el Medio Oriente” del doctor César Chelala, publicado por LA GACETA sobre el gran trabajo y ejemplo de los dos ciudadanos israelí y palestino, despojados  de todo fanatismo bregando contra viento y marea en busca de la Paz. Experiencias como la West Eastern Diván Orchestra creada con músicos israelíes, palestinos y árabes, fundada por Barenboim - Said (israelí y palestino, respectivamente) que perdura a través del tiempo con excelentes resultados artísticos-musicales, en todos los países del mundo. Está ampliamente demostrado que la cultura y el arte son herramientas que hermanan a todos los hombres sin distinción alguna. Por ello, hago votos para que llegue la ansiada paz en el Medio Oriente, con “emuna” (fe) y haciendo gala al título del Himno Israelí “hatikva” (esperanza). La Esperanza es lo último que se pierde. La historia del pueblo hebreo así lo demuestra. Paz - Shalom - Salam.

Federico Yurcovich

[email protected]


Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected]gaceta.com.ar,  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.


Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios