Los 6 a 1 que hicieron historia

La paliza de River a Racing remite a otras del pasado.

19 Ago 2019
2

PARA ENMARCAR. “¿Qué está pasando acá?”, se preguntaba Mauro Viale en el relato del 6-1 que le propinó San Martín a Boca en La Bombonera. Tres décadas después, River apaleó a Racing en Avellaneda. archivo - telam

En el fútbol de antaño, cuando se hablaba de centrojás, de wing o de insai, los resultados abultados eran moneda corriente. Con esquemas de cinco delanteros, tres volantes y apenas dos defensores, que un partido terminara 6 a 1 no era nada del otro mundo. Sin embargo, el deporte ha cambiado mucho desde entonces. En el fútbol de hoy, cada vez más cerrado y especulativo, de dibujos apuntalados por defensas sobrepobladas y marcas asfixiantes, un 6-1 como el que le propinó River a Racing (último campeón de la Superliga, para más datos) no puede menos que causar impacto.

Como también lo causaron en su momento otros resultados idénticos, cuyo recuerdo se mantiene intacto hasta hoy justamente por eso. Ni falta hacer forzar la memoria para llegar al más significativo para los tucumanos: el 6-1 que plasmó San Martín ante Boca en La Bombonera en noviembre de 1988, hace ya más de 30 años. Afectado por las lesiones, el equipo dirigido por Nelson Chabay llegó al mítico estadio del “Xeneize”, que de la mano de José Omar Pastoriza buscaba poner fin a una larga sequía de títulos. Sin embargo, fue humillado por el “Santo”, que tuvo como figura a Antonio Vidal González, autor de tres goles.

En el Torneo Final de la temporada 2012/13, Boca volvería a ser apaleado 6-1 por un San Martín, esta vez el de San Juan, aunque de visitante.

Entre equipos importantes del fútbol argentino, también se destaca el 6-1 del River dirigido por Ramón Díaz a Rosario Central, durante el Apertura 2001, con un hat-trick de Martín Cardetti y un gol de Ariel Ortega. Como dato curioso, en ese equipo jugaba Eduardo Coudet, DT al que le tocó sufrir esta vez la furia goleadora del River de Marcelo Gallardo.

La Selección también fue víctima de algunos 6-1 difíciles de olvidar. El de 1958 es sin dudas el más oprobioso, tanto que hasta se lo nombró como “El desastre de Suecia”: ese día, Argentina fue eliminada del Mundial por Checoslovaquia, un rival que en los papeles parecía accesible, pero que arrasó a un equipo argentino en malas condiciones físicas. Ese 6-1 se mantendría como el peor resultado sufrido por Argentina hasta las Eliminatorias para el Mundial 2010, cuando la Selección dirigida por Diego Maradona perdió por el mismo marcador en La Paz, aunque bien pudo haber sido una goleada mayor. Y el caso más reciente fue en marzo del año pasado, un amistoso de preparación para el Mundial de Rusia, cuando España le dio un paseo en Madrid a la Selección de Jorge Sampaoli.

Comentarios