Inseguridad vial: las muertes de peatones aumentaron un 15%

Se trata de datos nacionales de la Agencia de Seguridad Vial.

19 Ago 2019
1

POR LA SENDA PEATONAL. Los caminantes son los más desprotegidos. la gaceta / foto de archivo

Un total de 638 peatones murieron en siniestros viales en Argentina durante 2018, según un relevamiento publicado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). El estudio también registró que cuatro de cada diez argentinos consultados admiten que cruzan las calles con el semáforo en rojo y que los más afectados son los niños y los adultos mayores.

El Observatorio Vial de la ANSV publicó el Anuario Estadístico de siniestralidad vial preliminar 2018 que arrojó un aumento del 15 % en la cantidad de peatones fallecidos en un siniestro de tránsito respecto al año anterior. Este índice se incrementó de 553 muertes en 2017 a 638, y representa al 12 % del total nacional. Los resultados demuestran que la siniestralidad vial de los peatones es un fenómeno urbano, ya que el 83,2 % ocurrieron en ciudades.

Las provincias que presentaron una mayor participación fueron la ciudad de Buenos Aires 44,2%, Tierra del Fuego 25% y Chubut 20,3%.

Si se tiene en cuenta la edad, se destacan los menores de 14 años con el 11,6% y los mayores de 65 años 29,7%. Esto implica que la mortalidad de los peatones tiene un perfil de niños y de adultos mayores.

Las percepciones más destacadas entre los encuestados llaman mucho la atención ya que, al ser el peatón el componente más vulnerable ante un siniestro vial, no se asume como un usuario que forma parte del la red vial, destacó la agencia Télam. Esto puede explicar, en parte, porque se consideran exentos de cumplir las normas viales, incurriendo en prácticas inseguras que ponen en riesgo su integridad física. Los resultados dan cuenta que el peatón muchas veces genera riesgos de los que no toma dimensión.

El peatón reconoce que hablar por teléfono o manipular dispositivos electrónicos es la distracción más frecuente mientras cruza la calle.

El 16 % de los conductores observados de automóviles de cuatro (o más) ruedas presentaron al menos un factor de distracción, el primero es el uso del celular con 9,4%, seguido por fumar con 3,2%. En el caso de los conductores de motos, el 10,5% presentaba al menos un factor de distracción, principalmente el transporte de objetos y el uso del celular.

“El peatón es el usuario más vulnerable del tránsito en términos de protección porque, al igual que el motociclista, no tiene ninguna estructura que lo cubra más que su propio cuerpo, pero no es el más vulnerable en términos de transgresión” dijo Carlos Pérez, Director Ejecutivo de la ANSV.

Comentarios