El mejor dato de inflación llegó en el peor momento cambiario del país

La escalada de la moneda de EEUU tendrá su efecto en las mediciones de agosto y septiembre, que serían de 3,5% y 6%, respectivamente.

16 Ago 2019
1

Lo que parecía que iba a ser una buena noticia para el Gobierno, que comenzaría a mostrar el éxito de la desaceleración de la inflación, pasó a ser un dato viejo. El Indec informó que la suba de precios de julio alcanzó el 2,2%, la más baja del año y varias décimas menos que la de junio, y acumuló así una inflación de 25,1% en los primeros siete meses del año.

Sin embargo, la de agosto ya superará nuevamente el 4% (los economistas proyectan entre 4 y 5%) y la de septiembre podría ubicarse en valores superiores al 6%, debido al salto brusco del dólar que se produjo tras el resultado electoral y la inestabilidad política, señala el diario Infobae. De acuerdo a las cifras oficiales, la inflación interanual fue del 54,4%. Respecto de los rubros, la suba de precios de julio estuvo impulsada por el alza de las naftas, las prepagas, los alimentos y esparcimiento por las vacaciones de invierno.

El rubro “salud” se destacó con un alza mensual del 4,1%, seguido por “recreación y cultura” con un incremento del 3,9%, señaló el ente de estadísticas.

Julio fue el cuarto mes de bajas seguidas. Economistas del sector privado había proyectado que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del séptimo mes del año se ubicaría en 2,5%. En junio la inflación oficial fue de 2,7%. Esa cifra ratificó una desaceleración por tercer mes consecutivo.

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), estimó, al igual que el Indec que la inflación de julio fue del 2,2%. Sin embargo, el mismo Instituto ya había advertido que el efecto devaluatorio post PASO traerá un nuevo rebote.

Para los gremios de la UMET, en los primeros siete meses del año la inflación acumuló un 25,5%, mientras que en la medición interanual de julio de 2018 a julio de 2019, los precios treparon un 54,5%. Con esta cifra y tras la devaluación de la segunda semana de agosto, los sindicalistas ya exigen renegociar las paritarias cerradas a principios de año, indica una nota del diario ámbito.com.

La devaluación de entre el 20 y 25% después de las elecciones provocará inevitablemente un rebote inflacionario, ya en la última quincena de agosto y, sobre todo, durante septiembre. El 2019 cerraría con incrementos por encima del 50%. Aunque no hay estimaciones, hasta el presidente Mauricio Macri admitió que tendrá un fuerte impacto en el IPC. En despachos oficiales se baraja que la suba de precios mensual volverá a estar en el orden del 3,5% el próximo mes.

Para la consultora Elypsis, la inflación de julio estuvo más impulsada por los precios de los productos estacionales, que crecieron 4,5%, frente al 1,5% de los regulados. A su vez, la inflación núcleo fue del 2,3% para esta firma. Dentro de los estacionales, las verduras subieron 9,9% y las frutas, 4,1%. Gabriel Zelpo aseguró que para este mes esperan una inflación superior al 3%, porque recién están llegando los aumentos a los supermercados; en septiembre, subiría al 6%.

Gabriel Caamaño, de Ecoledesma, afirmó que “es difícil decir cuánto van a ser las mediciones de agosto y septiembre, ya que esto está en pleno desarrollo”. Pero agregó que se espera una “aceleración significativa”.

IPC de Tucumán: 2,09%

El transporte motorizó el alza durante julio                  

El incremento en los servicios de transporte de pasajeros y de taxis llevó a que la inflación en Tucumán alcanzara en julio el 2,09%, según los datos difundidos por la Dirección de Estadísticas de la Provincia. Sólo el mes pasado, el rubro Transporte experimentó un alza del 14%, muy por encima de  Otros bienes y servicios (4,95%) y de Educación (4,4%). De esta manera, el Índice de Precios al Consumidor (IPC), entre enero y julio, acumula un incremento del 26,56% en la provincia.

Comentarios