Los ajustes por la devaluación ya alcanzan el 15%

Las consecuencias del “lunes negro” se trasladaron a los productos y comenzaron a impactar en la economía de los tucumanos.

14 Ago 2019 Por Martín Soto

Los efectos del “lunes negro” ya han repercutido en las góndolas de los supermercados y en las vidrieras de comercios tucumanos. La devaluación del 23% que sufrió el peso frente al dólar el día después de las elecciones primarias comienza a sentirse en la economía de la provincia. Las estrategias implementadas por comerciantes y empresarios varían de acuerdo con los rubros, pero en la mayoría de los casos ya se percibe un traslado a los precios que va desde el 10% hasta el 15%.

Fuentes consultadas confirmaron a LA GACETA que muchos supermercados decidieron actualizar los precios de los productos entre la noche del lunes y ayer. En la mayoría de los casos, las subas en la mercadería ronda entre el 12% y el 15%. Además, reconocieron que hay proveedores que suspendieron los pedidos a causa de la incertidumbre o de que actualizaron los valores de manera inmediata.

Las mismas fuentes indicaron que, a diferencia de años anteriores, en esta ocasión no hubo una salida masiva afluencia de clientes para “sobrecomprar”. Explican que eso se debe a que la gente viene llevando adelante un estilo de compra diaria de lo indispensable debido a la pérdida del poder adquisitivo del salario y a la “estanflación” (neologismo que designa la combinación de estancamiento económico más inflación). Sin embargo, no descartaron que algunas cadenas opten por poner cupos en ciertos productos.

NO DISPONIBLE. Los insumos importados se quedaron sin precio por la crisis.

En un recorrido realizado por este diario de sucursales de las grandes cadenas de supermercados se corroboró la escasez de algunos productos esenciales, principalmente de aceite de cocina. “¿No van a reponer aceite? Ayer vine y estaba llena la góndola”, cuestionó al mediodía una clienta al repositor de un super ubicado cerca de la plaza Independencia.

Sin precios

Las tiendas de electrodomésticos fueron de las primeras en retirar precios de las vidrieras. En casi todos los casos, la mercadería fue cubierta y se colocó el cartel “vidriera en preparación”.

“Nos prohibieron las ventas que se pueden considerar mayoristas, es decir, si comprás de a tres televisores, por ejemplo. No los podemos vender. Entre ayer y hoy hubo subas de alrededor del 25%”, dijo un empleado que pidió reserva de identidad.

El dirigente de la Cámara de Artículos para el Hogar de Tucumán, Luis Rodríguez Marat, afirmó que hubo una suerte de “carrera” de los clientes intentando concretar algunas compras que ya tenían en vistas. “El problema se da cuando la gente llega con un presupuesto de la semana pasada e intenta comprar al mismo precio, pero hoy (por ayer) ya remarcamos porque casi todos nuestros productos están referenciados en dólares, ya sea porque son importados o porque tienen componentes extranjeros”, explicó.

Otros comercios optaron por no vender sus productos importados hasta tener nuevos valores de referencia. Una importante librería del microcentro cubrió los cartuchos de impresora para aclarar que no estaban disponibles para la venta.

Necesidad de dinero

El secretario general de la Federación Económica de Tucumán (FET), Gregorio Werchow, dijo que la incertidumbre que había se agudizó más a partir del domingo. “Hay mucha incertidumbre, hay restricciones en cuanto a la venta de bienes capitales. Es como que no hay muchas ganas de vender y mucho menos con tarjeta”, ironizó. Dijo también que hay comerciantes que tienen tanta necesidad de efectivo para cumplir con sus compromisos que venden su mercadería incluso sin ajustar los precios. ”Si tiene que pagar gastos tiene que liquidar stock. Todo esto nos termina generando perder liquidez”, sintetizó.

POCO ACEITE. Algunos productos “volaron” de las góndolas de los súper.

En el rubro automotriz, en tanto, fuentes consultadas indicaron que las fábricas ya informaron sobre un incremento del 12% del valor de los repuestos, lo que en pocos días terminará impactando también en los costos de la mano de obra. Además, algunas marcas decidieron no proveer de vehículos a las concesionarias hasta tanto se estabilice el costo de la moneda norteamericana. Otras, en cambio, venderán mientras tengan stock.

Desde el Centro de Industriales de Panaderos de Tucumán (CIPT), en tanto, se informó que los molinos suspendieron las ventas de harina y tampoco se venden margarinas ni grasas. Adelantaron que cuando se estabilicen el dólar evaluarán el nuevo valor del pan.

Comportamiento: la compra promedio en el súper fue de $ 217 en junio

El primer semestre del año concluyó con una caída del consumo -10,6% respecto al mismo periodo de 2018, según informe de la consultora Focus Market, de Damián Di Pace. Las transacciones, con una variación del -4,55% vs en el mismo periodo, indicaron que se mantiene la tendencia de menos unidades por acto de compra en los supermercados. El ticket promedio por compra en junio fue de $ 217, lo que equivale a decir que el gasto en cada ocasión de compra se incrementó un 50.4%. El informe señaló que la variación de precios acumulada de la canasta de consumo de productos empaquetados es del 54,3%. Los insumos de cuidado personal encabezan la lista con una suba del 65%.

Sin definición: empresarios piden una revisión de los “Precios Esenciales”

Empresarios alimenticios deslizaron su preocupación respecto al programa “Precios esenciales” que acordaron con el Gobierno en abril y que consiste en mantener fijos los precios de 64 artículos hasta noviembre. El dueño de Cabrales, Martín Cabrales, aseguró en declaraciones radiales que claramente las variables macro que se establecieron para ese “acuerdo de caballeros” cambiaron y que habrá que revisarlo. Una fuente de una de las alimenticias más grandes expresó al portal Infobae su preocupación respecto al programa. “Es una locura que nos obliguen a mantener esos precios. Todavía no hay una negociación abierta, pero nos vamos a reunir en los próximos días seguramente”, dijo.

Comentarios