El mercado cambiario sigue padeciendo los efectos del shock de las PASO y de la guerra comercial

La volatilidad continuará en el mercado. Los inversores y los ahorristas esperan el resultado de las elecciones del domingo para definir qué harán con sus tenencias. La divisa estadounidense se tomó un respiro.

07 Ago 2019 Por Marcelo Aguaysol
1

CAMBIO DE HUMOR. Las acciones en la Bolsa de Nueva York subieron ayer más de un 1%, repuntando luego de la fuerte ola de ventas de la sesión previa. Sin embargo, los operadores siguen de cerca la evolución del yuan.

La volatilidad es el signo de los tiempos preelectorales. La incertidumbre del mercado acerca del resultado de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo domingo, pone nerviosos a los operadores y cautelosos a los inversores. Pero la Argentina electoral está signada por dos shock: el netamente político, de las elecciones que se avecinan, y el ocasionado por la guerra comercial entre los Estados Unidos y China.

“Los capitales terminaron moviéndose hacia activos más seguros y abandonan cualquier riesgo. Por esa razón, hemos visto que la semana arrancó con un dólar en alza y se seguirá moviendo con cierta volatilidad”, advierte Adrián Ravier, doctor en Economía. La cotización del dólar minorista retrocedió ayer 20 centavos respeto del lunes y cerró a $46,482 promedio, en una rueda en la que se verificó una menor presión de parte de la demanda tras la fuerte suba del lunes. No obstante, el Banco Central volvió  a convalidar una suba en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) -la decimosegunda consecutiva para contener la marcha del dólar-, al quedar en un promedio de 62,28%.

Ravier, en ese sentido, señala a LA GACETA que el Banco Central ha mostrado fortaleza para accionar frente a esta situación de la divisa estadounidense. “Los microfundamentos de la economía argentina son mejores que los observados en 2015 y en 2018; además, el país ya devaluó su moneda, por lo tanto, tiene mayor fortaleza para afrontar momentos como este”, acota.

De todas maneras, la autoridad monetaria ha visto cómo, en las últimos siete jornadas, ha cedido reservas. Ayer, por caso, terminaron en U$S 66.458 millones. “En el día bajan U$S 578 millones y en el mes caen U$S  1.433 millones”, describe el analista bursátil, Christian Buteler, en su cuenta en la red Twitter. “Y este martes el efecto no ha sido por los chinos”, acota, en alusión a la batalla comercial EEUU-China.

Los emergentes

La guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo sigue su curso, pero la tensión pareció moderarse cuando el Banco Popular de China (central) fijó un punto medio más fuerte en el rango de cotización del yuan, lo que ayudaba a calmar los nervios de los inversores, describe la agencia Reuters. La mayoría de las monedas emergentes evidenciaron una recuperación. 

“El alivio del yuan tuvo repercusiones favorables sobre las monedas emergentes, y así es que el dólar mayorista aprovechó para tomarse un respiro tras la escalada reciente y cedió hasta los $ 45,30”, apunta el economista Gustavo Ber. “Ello sucede -agrega- más allá de que la mayor dolarización seguiría sujeta no sólo a la incertidumbre externa, sino también a los resultados que arrojen las PASO”. 

Ber considera que hay un ambiente de marcada sensibilidad entre los inversores, aún cuando el Banco Central busca acompañar la dinámica de las monedas emergentes a través de los futuros y de la tasa de la Leliq.

Ravier, a su vez, indica que el mercado está esperando el resultado de las primarias en el país. “Más aún por la diferencia de votos entre los dos modelos en pugna (el de Mauricio Macri y el de Alberto Fernández). Las dudas se centran en el hecho de si seguirá el plan económico actual o si llegara a ganar Fernández, qué política adoptará: si será una a lo (Axel) Kicillof o algo más pragmática y ordenada”, finaliza el economista.

Comentarios