Un espacio de coworking para impulsar la innovación y fortalecer la cultura de negocios

El IDEP, la UTN y el Conicet lanzaron un centro de reuniones con el fin de vincular a las pymes y ofrecerles asesoría y formación. La sede del IDEP alberga ya la sala de trabajo. Se busca brindarles facilidad a los nuevos empresarios.

28 Jul 2019 Por Hernán Miranda
2

ESTACIÓN DE TRABAJO. El espacio que el IDEP preparó para los miembros del flamante Club de Emprendedores.

La red de emprendedores tucumanos ya cuenta con un hub. Después de un año de trabajo, el Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán (IDEP), la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) institucionalizaron su alianza y presentaron el Club de Emprendedores de la provincia, cuya sede se encuentra en el primer piso del IDEP, en la calle Virgen de la Merced al 141. El lugar, concebido como un espacio de coworking, busca centralizar el ecosistema emprendedor para ayudar a los empresarios incipientes a armar su negocio y conectarse entre sí.

En la jerga financiera, un club es un punto de encuentro donde los emprendedores pueden reunirse y con clientes y proveedores. Si bien les resulta particularmente útil a quienes aún no cuentan con personalidad jurídica o domicilio, la esencia de este tipo de espacio es el networking, la red de trabajo que surge del esfuerzo codo a codo, la ayuda mutua y los talleres.

Santiago Sosa, coordinador del Club, cuenta que Tucumán se suma de esta manera a un programa del Ministerio de Producción de la nación que en los últimos tres años impulsó la creación de más de 25 clubes en todo el país. Aunque al principio el programa nacional brindaba apoyo financiero, la recesión cortó la llegada de fondos ministeriales: “lo pusimos en marcha con los presupuestos de las tres instituciones, sobre todo con el del IDEP. La UTN y el Conicet aportan espacios de extensión, capacidad técnica y recursos humanos”.

ASESORES. Santiago Sosa y Eliana Rosa (IDEP), y Catalina Mamaní (UTN). gentileza fotos club de emprendedores

Estaciones de trabajo

El nuevo Club es un espacio de 80 metros cuadrados con ocho estaciones de trabajo donde caben con comodidad 24 personas; hay, además, salas de reunión. El salón, que cuenta con wifi y servicios básicos, abrirá por ahora entre las 8.30 y las 16.30. El acceso es gratuito, aunque para utilizarlo primero hay que inscribirse en el Club y solicitar un turno. El IDEP, la UTN y el Conicet de Tucumán brindan más información en sus redes sociales.

Pero más allá del lugar físico, el Club brindará un calendario de actividades con programas de formación y visitas de consultores. “También habrá talleres con emprendedores para que nosotros conozcamos sus necesidades y ellos se informen sobre nuestras propuestas”, anuncia Sosa.

Tecnología e innovación

La coordinadora de emprendedurismo de la UTN, Catalina Mamaní, transmite su interés en hacer foco en la cultura tecnológica. “Si bien vamos a trabajar con todos los sectores, hoy la innovación es transversal y a medida que pase el tiempo cualquier sector que quiera sobrevivir va a tener que desarrollar tecnología y adaptarse”, manifiesta. En consecuencia, la UTN busca brindarles a los emprendedores asesoría para crear aplicaciones o dispositivos, mientras que el Conicet ofrece su background en patentamientos y trabajo científico.

“El Club es una oportunidad para congregar varias soluciones en un solo lugar. Y a la gente que llegue la vamos a invitar a hacer capacitaciones y actividades de extensión en la UTN y el Conicet”, se entusiasma Mamaní.

Además, ante la suspensión de los fondos del Ministerio de Producción de la nación, la UTN ya ofrece asesoramiento para tomar líneas de crédito. “El IDEP todavía tiene líneas de financiamiento, pero no podemos depender siempre del dinero público. A través del Club los emprendedores van a poder presentarse ante inversores privados y reunir capital”, propone Mamaní.

Comentarios