Científicos tucumanos descubrieron una especie de pez capaz de convivir con el azufre

El hallazgo se produjo en una laguna que se encuentra en las serranías del departamento de Santa Bárbara, en Jujuy.

18 Jul 2019 Por Claudia Nicolini
1

EN JUJUY. Uno de los científicos toma muestras en la laguna, arriba, dos ejemplares de "Jenynsia sulfúrica".-

Una más, y van... ocho, en principio. El equipo de ictiólogos (biólogos especialistas en peces) que a principios de mes nos contó que habían identificado una nueva especie de peces en el río Bermejo (LA GACETA 07/07/2019) recibió una buena noticia: la revista internacional “Plos One” publicó uno más de sus hallazgos. Esta vez, en una pequeña laguna llamada La Quinta, entre las sierras de Santa Bárbara, de la provincia de Jujuy.

“Estábamos por ahí cerca, de campaña, y una señora de la zona nos comentó que había peces nadando en aguas termales. Nos miramos y no lo dudamos un segundo: ¡teníamos que llegar a ese lugar!, cuenta Gastón Aguilera, investigador de la Fundación Miguel Lillo y de la UEL-Conicet, que cuando dice “estábamos”, se refiere a sus colegas Marcos Mirande y Guillermo Terán, de la UEL, y Felipe Alonso, del Ibigeo-Conicet.

Pocas esperanzas

El entusiasmo era especial -cuenta Aguilera- porque las aguas termales no suelen ser sitios aptos para los organismos acuáticos, así que al día siguiente partieron.

“Al llegar lo primero que percibimos fue un fuerte olor a huevo podrido y casi perdimos las esperanzas: ese olor es indicador emanaciones de Sulfuro de Hidrógeno; y este, al combinarse con el agua, le quita el oxígeno, lo que imposibilita la subsistencia”, explica.

De todas formas se armaron con un par de redes de pesca y se metieron al agua. “Para nuestra sorpresa, un gran cardumen nadaba allí, a pesar de que el agua estaba a casi 45°C. Y no fue todo: apenas tuvimos el primer pez en la mano nos dimos cuenta de que eran algo diferente, algo nuevo”, cuenta el científico.

“En el laboratorio pudimos determinar que eran ejemplares de madrecitas del género Jenynsia, pero que no se correspondían con ninguna especie conocida: presentaban características únicas. Habíamos hallado una nueva especie de Jenynsia para Argentina y la bautizamos ‘Jenynsia sulfúrica’”, detalla.

La nueva especie

No sólo es único el patrón de coloración, además desarrollaron adaptaciones morfológicas que les permiten tomar aire por encima del agua.

“Además, un análisis de ADN, para el cual contamos con colaboración de Torres-Dowdall, Rometsch y Meyer, de la Universidad de Konstanz, Alemania, y mostró una adaptación fisiológica que les permite regular la concentración de azufre en sangre, como mecanismo de detoxificación. Todas estas adaptaciones en conjunto les permiten sobrevivir en estos ambientes extremos”, añade Aguilera.

Los científicos destacan que estos hallazgos son claves para conocer nuestro mundo y el modo en el que evolucionan sus habitantes.

Comentarios