Toman las medidas para definir el talle regional

El INTI realiza un estudio antropométrico para recabar información para definir la forma y dimensiones de los cuerpos de todo el país.

13 Jul 2019 Por Martín Soto
1

ESCÁNER 3D. El dispositivo del INTI, único en el país, utiliza 16 sensores infrarrojos para conforma una imagen tridimensional del cuerpo humano. Prensa y Comunicación INTI

¿Quién no ha sentido frustración o tristeza por no encajar en una prenda deseada? ¿Quién no se ha quedado culpando a su cuerpo por no hallar la medida ideal de la ropa? Según una investigación realizada por la ONG Anybody, en el marco de la campaña “El talle único no es el único talle”, el 51% de los encuestados reacciona de esta manera a la hora de salir a buscar qué ponerse. Además, el 69,55 % plantea problemas para encontrar talle. El 63, 51% para hallar jeans o pantalones. El 63,69 % considera que tiene que bajar de peso.

Bajo esa premisa, avanza en el Congreso una nueva ley de talles, que desde marzo cuenta con media sanción del Senado. La iniciativa establece crear un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (Suniti), “correspondiente a medidas corporales estandarizadas, regularizado conforme la reglamentación específica que disponga la autoridad de aplicación, con destino a la fabricación, confección, comercialización o importación de indumentaria destinada a la población a partir de los doce (12) años de edad”, según lo expresado en el artículo 1 de la iniciativa, girada de la cámara baja.

La investigación

La normalización de los talles se llevará a cabo a partir de un estudio antropométrico que realiza desde 2014 el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en las cinco regiones del país. El escáner para tomar las medidas exactas de los cuerpos de los voluntarios -de manera gratuita- se encuentra en Tucumán, donde permanecerá hasta el 26 de este mes.

Como mínimo se escanean a unas 3.000 personas por región. En nuestra provincia se tomarán las medidas a unos 1.000 voluntarios. Los participantes pueden ser de cualquier sexo y tener de 12 años en adelante, sin límite de edad.

La especialista en textiles y encargada del Estudio Antropométrico Nacional, Sandra Jung, explicó que la investigación se trata de tomar las medidas corporales de la población y encontrar el rango de posibilidades de acuerdo a la edad, el sexo y el nivel socioeconómico que define el tamaño corporal.

La investigación ya se realizó en ciudades como Mendoza, Chaco, Santiago del Estero, Mar del Plata (Provincia de Buenos Aires), Corrientes, Córdoba, Rafaela (Santa Fe) y Ciudad de Buenos Aires. Posteriormente se continuará con Salta, Jujuy y la región patagónica.

Finalidad

El primer Estudio Antropométrico Nacional tiene como objetivo definir la forma y dimensiones del cuerpo de la población argentina según sexo, grupo etario y región del país, para múltiples aplicaciones, entre ellas desarrollar un sistema de talles homogéneo, adaptado a los usuarios, que puedan utilizar los diseñadores, fabricantes y distribuidores y ofrecer a los consumidores una información veraz, comprensible y lo más uniforme posible sobre el talle de las prendas de vestir que exhiban y pongan a la venta.

Los datos y los resultados obtenidos en el estudio se unificarán por región y, de ser posible, en una única medida nacional. Serán de gran utilidad para el sector textil, de confección, indumentaria y moda. Además, con el material se podrán definir tablas de medidas corporales que servirán, entre otras cosas, para el desarrollo de modelos, físicos y virtuales, para la realización de pruebas; la creación de sistemas de personalización de la ropa, y la mejora del ajuste de la indumentaria, precisó el INTI.

En qué consiste el estudio y cómo se realiza

El INTI montó en la Facultad de Derecho (UNT), en 25 de Mayo 456, un escáner corporal 3D para detectar las características físicas de los tucumanos. Como si se tratara de un censo, personal capacitado interroga al voluntario respecto a su nombre, su edad, alimentación, actividad física, ingresos mensuales por grupo familiar, nivel de estudios y las condiciones en las que vive, entre otras consultas.

Un especialista le pide al voluntario que se quite el calzado para poder tomarle la talla. Luego, cierra las cortinas de un habitáculo y le pide quedar en ropa interior. Desde afuera, lo instruye para subir a la balanza y posteriormente pararse frente al escáner. Todo el procedimiento lleva entre seis y ocho minutos.

El estudio se realiza de lunes a viernes, de 10 a 18. Los interesados podrán participar hasta el 26.

“Por provincia era demasiado desagregado”

Jung, especialista textil y encargada de realizar el estudio durante los primeros días en la provincia, explicó los motivos por los que no se podrá conocer, por ejemplo, cuál es el estándar por edades de los tucumanos.
“El estudio antropométrico es regional porque por provincia era demasiado desagregado. En la región tenemos que buscar la muestra representativa y de ahí veremos si se puede tener una medida nacional. Se realiza en las cinco regiones”, detalló.
La especialista, además, indicó que los resultados de la investigación también se podrán aplicar en el ámbito de la medicina, para el para el seguimiento del deporte, por ejemplo. “Tiene bastantes aplicaciones. Además, no sólo tiene las medidas clásicas de contorno, largos y altos, sino que hace medidas de superficie y de volumen del cuerpo”, detalló.

Cómo trabaja el escáner 3D y qué tipo de medidas toma

Para la realización del estudio se utiliza un equipo escáner corporal 3D, único en el país, que analiza el cuerpo humano para reunir datos de su forma y dimensiones. Cuenta con 16 sensores infrarrojos que hace una recorrida del cuerpo entero en espiral de arriba hacia abajo. Eso se traduce después en una imagen tridimensional completa del cuerpo humano en el monitor de la computadora. Se obtiene una superficie formada por millones de puntos para que el software tome la medida. La tecnología utilizada es completamente inofensiva tanto para el cuerpo como para los ojos. El resultado del escaneo del cuerpo genera una imagen virtual en forma rápida, precisa, sin contacto, sin interferencia y sin riesgo. Una vez terminado se baja a la planilla de cálculo y se trabaja en términos estadísticos. El voluntario, además, se llevará impreso en una hoja la imagen tridimensional de su cuerpo como las medidas detectadas y el dato del Índice de Masa Corporal (IMC).

Para qué sirve el relevamiento federal

Los resultados del estudio a nivel país constituirán la Primera Base de Datos de Medidas Antropométricas Nacional y permitirán contar con las tablas de medidas corporales actuales y propias de los argentinos; esta última servirá para múltiples aplicaciones, entre ellas, desarrollar un sistema de talles homogéneo (adaptado a los usuarios), la creación de sistemas de personalización de la ropa, y la mejora del ajuste de la indumentaria. A futuro, y como resultado de investigaciones impulsadas por este estudio, se podrán generar aplicaciones en disciplinas como, calzado, ergonomía, medicina, arquitectura, construcción, industria del mueble, automotriz, etcétera.
A fin de lograr la mayor representatividad en la medida media final del cuerpo de la población argentina, el INTI ya realizó el estudio en Buenos Aires (municipios y Tecnópolis), Mar del Plata, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Santiago del Estero y Chaco.

Por qué se pide una ley de talles nacional e inclusiva

Desde la ONG AnyBody Argentina sostienen que es necesaria la norma porque, a través de encuestas anuales, detectaron que aproximadamente el 70 % de las personas del país tienen grandes inconvenientes a la hora de encontrar ropa de su talle. Dicho proyecto tiene como eje principal “la creación de un sistema nacional de tallas homogéneo en prendas de vestir y calzado. El cual se encontrará basado en el estudio antropométrico de la población argentina”.
En la actualidad, en el país hay 14 leyes de talles (provinciales y municipales), y todas son distintas, lo que hace su cumplimiento nacional casi imposible. Además, todas usan normas de medidas y talles que no corresponden al cuerpo argentino, según detalló la ONG. Estas normas son de IRAM, pertenecen a Europa y son de hace varias décadas atrás. “Para lograr una ley nacional, coherente e inclusiva es esencial que esté basada en datos argentinos actuales”, remarcaron.

Comentarios