Un interno murió tras una pelea en la Cárcel de Concepción

Había ingresado al hospital con heridas de puntas carcelarias.

09 Jun 2019
1

CÁRCEL DE CONCEPCIÓN /ARCHIVO LA GACETA

El reo Ángel Albastray ingresó el viernes por la tarde al hospital de Concepción con tres heridas de arma blanca. Media hora después se confirmaría su muerte, tras sufrir un paro cardiorespiratorio, según fuentes oficiales. Ayer, el joven, de 24 años, debía comenzar con sus salidas del penal de la “Perla del Sur”.

El interno recibió las lesiones realizadas con puntas carcelarias durante una pelea dentro del establecimiento penitenciario. Habrían participado otras cuatro personas en el enfrentamiento. Una de ellas, un tal “Monquiqui” Rodríguez, podría ser señalado como posible autor del puntazo mortal, de acuerdo a los testimonios y las pruebas que hasta ayer había recolectado el fiscal Edgardo Sánchez, instructor de la causa. El funcionario judicial solicitaría hoy la realización de una audiencia de “formalización de cargo”, con el fin de establecer la calificación provisoria contra el preso -podría ser homicidio agravado-, quien estaría cumpliendo en la actualidad prisión por un crimen.

Un conflicto previo

El hecho tuvo inicio en la pelea entre dos de los internos que participaron. Uno de ellos era primo de la víctima, lo que motivó la intervención de Albastray en defensa del familiar.

El pariente del fallecido habría querido en ese momento que el enfrentamiento se realizara a puños; mientras que el otro pendenciero, con puntas carcelarias. De un momento a otro, el segundo agresor sacó de la celda un arma blanca para atacar a Albastray y al primo.

De acuerdo a datos de la causa, ahí, tres hombres, conocidos como los hermanos Fernández, se sumaron a la pelea a favor de la persona que tenía, supuestamente, la primera arma blanca.

Sin embargo, la intervención de los Rodríguez no fue eventual, sino que tenía un trasfondo conflictivo. Los hermanos habrían tenido un entredicho, sin consecuencias graves, por la mañana con Albastray.

Como consecuencia de la disputa, el primo de la víctima fue herido en el abdomen y en la espalda, pero ayer recibió el alta y ha sido ubicado nuevamente en la cárcel de Concepción, separado de uno de los atacantes. Mientras que los Rodríguez han sido reubicados en el penal de Villa Urquiza, en la capital. Se secuestraron dos puntas.

Albastray sufrió en plena trifulca una puñalada en el pecho, en la zona del esternón, cerca del corazón. Esta lesión habría sido la de mayor implicancia. También se observó un corte en el cuero cabelludo y en el sector del abdomen.

“Rápidamente tomamos medidas de seguridad para evitar otro episodio de esa magnitud, por lo que decidimos trasladar a los otros internos a la Unidad Penitenciara de Villa Urquiza”, confirmó ayer Karina Assad, directora de Institutos Penales.

Comentarios