Luego de las tensiones, los padres de los aspirantes a Medicina serán recibidos por el Consejo Directivo

Hoy se realizará una sesión extraordinaria para tratar los reclamos por el examen de admisión.

27 Mayo 2019

Cinco de los ocho expedientes con reclamos de los padres de los aspirantes a Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) serán tratados hoy, desde las 12.30, en una sesión extraordinaria del Consejo Directivo de la facultad que encabeza Mateo Martínez. Los manifestantes, que llevan dos semanas de protestas, cuestionan que exista un cupo de ingreso y examen para cursar la carrera.

La sesión se llevará a cabo 48 horas después de que Martínez denunciara que cuatro personas, dos hombres de unos 50 años y dos mujeres jóvenes, intimidaran de manera verbal a sus hijas en la puerta de su casa. El decano de Medicina había indicado que tomaba esto como una amenaza y vinculaba el episodio con la protesta por el cupo de ingreso.

El vocero de los padres autoconvocados, Fernando Velloso Colombres, informó que el grupo realizó una presentación formal en la UNT para repudiar el accionar de estas personas y solidarizarse con Martínez y su familia. “Las diferencias académicas o de cualquier otra índole deben ser discutidas por medio del diálogo pacífico en el ámbito universitario, que es el lugar en donde corresponde hacerlo en una sociedad civilizada, más allá de las diferencias”, manifiesta la nota presentada en la Dirección de Mesa de Entradas.

Velloso Colombres afirmó también que la vicedecana Liliana Tefaha los recibió ayer y les reiteró la postura que tiene la facultad respecto al cupo de ingreso, motivo por el cual adelantaron que sus expectativas para la sesión de hoy no son muy alentadoras. “No somos optimistas, mucho menos por lo que pasó el domingo. Siguen con la misma tesitura”, dijo el vocero del grupo.

El decano, en tanto, precisó que hoy a las 11 se reunirá con los docentes de la carrera y que posteriormente participará de la sesión extraordinaria. “Lo que diga el Consejo Directivo será soberano”, adelantó el decano de Medicina.

Puntos disidentes

El conflicto se desató porque este año ingresaron 291 alumnos de los 1.150 candidatos que rindieron. Los padres de aspirantes que no alcanzaron los 82,82 puntos puestos como piso, pero que sacaron más de 60, remarcaron que la Resolución 1685/17 del Consejo Superior de la UNT establece que se debe cumplir con el artículo 7 de la Ley de Educación Superior 24.521, para que el acceso sea libre e irrestricto.

Martínez había argumentado que no están dadas las condiciones para un acceso libre ya que se debe respetar el pudor y la confidencialidad del paciente.

En el medio de las protesta, los manifestantes pidieron explicaciones respecto al subsidio que la Nación le otorgó a la Facultad de Medicina en 2014 por $ 10 millones, para la creación de un hospital de androides. Martínez dijo que está funcionando, en el Laboratorio de Bioelectrónica del Centro Herrara. Además, aseguró que hay una nueva obra que está en trámite, ya que hay un nuevo diseño y que debe volver a ser licitado.

Comentarios