Lo que dejó el debate: los asesores ayudaron a liberar las tensiones

24 May 2019
3

la gaceta / fotos de Juan Pablo Sánchez Noli

El tercer debate, el de los candidatos a vicegobernador, realizado en el programa Panorama Tucumano de LA GACETA, se caracterizó no sólo por las exposiciones de los cuatros contendientes que participaron, sino también por el protagonismo que asumieron asesores y familiares.

Así, por ejemplo, Osvaldo Jaldo (Frente Justicialista por Tucumán) trajo a los principales escuderos de su vertiente política que alentaron, en todo momento, las intervenciones del actual presidente de la Legislatura. Siguiendo por orden alfabético, Beatriz Mirkin (Hacemos Tucumán) respiró profundamente una vez que salió del estudio de LA GACETA Play. Se abrazó con sus familiares y también con otros candidatos del espacio alperovichista, como el postulante para la intendencia capitalina, Juan Luis Pérez. José Manuel Paz (Vamos Tucumán) llegó al diario en compañía de su familia. Su esposa, Carina Malmierca, lo acompañó dentro del estudio, mientras sus hijos seguían el debate en la oficina montada para los acompañantes de los candidatos. Finalmente, Eduardo Verón Guerra, de Fuerza Republicana, recibió sugerencias de su hijo, Ignacio, especializado en Gestión Pública.

Los cuatro reconocieron que ayer, en los habituales recorridos de campaña, los simpatizantes les consultaron acerca del detrás de escena del penúltimo debate antes de las elecciones del 9 de junio.

Comentarios