“Lo de los mercaditos, me parece que es una práctica desleal”

Según el ministro de Gobierno, las acciones promovidas por el espacio de Caponio han causado rechazo dentro del Poder Ejecutivo.

16 May 2019

“No me gusta lo de los mercaditos de (Marcelo) Caponio, porque me parece una práctica desleal”. Así lo señaló ayer en LA GACETA Play, el ministro de Gobierno Regino Amado, quien señaló que esta situación “por lo menos roza el clientelismo”.

“Lo de los mercaditos de Caponio no me parece bien. Aparte, dentro de mi área está la Dirección de Comercio y esta práctica es desleal con respecto a los comerciantes que están en regla, que pagan todos los impuestos y que también están sufriendo toda esta recesión”, señaló. Y agregó: “esta situación ha generado rechazo dentro del Poder Ejecutivo porque, por lo menos, roza el clientelismo”.

Respecto de la asistencia social, Amado manifestó que los poderes ejecutivos, tanto provinciales como municipales, pueden dar ese tipo de asistencia social todo el año. “Los incrementos que han tenido las partidas tienen que ver con la inflación que hubo. El año pasado tuvimos la inflación más alta de los últimos 27 años (48%). Los conceptos de todos los ítems presupuestados han tenido modificaciones; unos más y otros menos. Pero nosotros previmos que este año se iba a presentar una situación difícil. Los que tienen trabajo, no llegan a fin de mes y la clase media ha perdido mucho de su salario”, enfatizó.

En este sentido comentó que, toda esta situación de crisis se ha dado a pesar de que en Tucumán se otorgó la cláusula gatillo por tercer año consecutivo. “No lo hacemos sólo en tiempo electoral. Y no queremos imaginar a aquellos que no tienen trabajo... ¿Cómo hacen para pagar la boleta de la luz o para comer? Por eso preveíamos una situación difícil. No esperábamos esta instancia. El gobernador siempre lo dijo: ‘nosotros queremos que al Presidente le vaya bien para que los argentinos estemos bien’. Pero en realidad nos está yendo peor. Entonces uno tiene que abrir el paraguas. Si no miremos lo que ocurrió en el 2001. La gente no tenía para comer. Y fue ahí cuando comenzó este tema de las asistencias”, destacó.

Finalmente, Amado aseguró que, hasta el 2015, con la recuperación del empleo, la asistencia social bajó mucho. “Hoy, los que dijeron que las iban a sacar, no sólo no la sacaron, sino que la triplicaron. Y es por no atender esta situación de vulnerabilidad. Ahora bien, que algunos intenten aprovechar esta situación para sacar ventaja, no es mi caso”.

Comentarios