Se impone el “voto bolsón”

08 May 2019 Por Indalecio Francisco Sanchez

Justo ahora algunos integrantes de la fauna política y estatal se acordaron de que hay muchos que la están pasando mal. Justo ahora, y no antes, entregan y gestionan subsidios, otorgan planes sociales, buscan la forma de abaratar las boletas de los servicios públicos, inauguran obras, reparan cloacas y lanzan planes para que la inflación no se sienta tanto. Justo ahora, cuando en Tucumán falta un mes y un día para elegir autoridades provinciales y en toda la Argentina restan cinco meses y 22 días para votar representantes.

Justo ahora también varios decidieron ser sinceros antes que ocultar lo evidente: está tan naturalizado el “voto bolsón” que las distintas prácticas clientelares se admiten y se ventilan como antes se vociferaban las ideologías y los proyectos. Eso es lo que hizo el candidato a intendente de Yerba Buena Bernardo Racedo Aragón, que admitió que él mismo gestiona ante el gobernador, Juan Manzur, subsidios de $ 3.000 para los vecinos de ese municipio. “A la gente, cuando tiene necesidades, se le otorga una ayuda mínima. Yo no tengo recursos propios para entregar subsidios, pero sí el Gobierno. Nosotros hicimos gestiones en muchos casos, como otros dirigentes. Esto no está oculto, se le entrega el subsidio en una entidad transparente”, dijo en LA GACETA Play. Su aclaración apareció luego de que nuestro diario mostrara declaraciones y videos en los que beneficiarios de esos subsidios explicaran que se los otorgan a seguidores de Racedo Aragón y de Walter Aráoz -el otro postulante manzurista en Yerba Buena a la intendencia- como gestión de los respectivos punteros políticos. Justo ahora, y no antes, se da el subsidio. Porque “la gente” necesita antes de los comicios una colaboración del Estado en la mala situación económica, no hace un año o dos o seis meses. Justo ahora la partida para esa ayuda social del Gobierno provincial se multiplica un 5.000%.

Tampoco se alteró José “Gallito” Gutiérrez cuando dijo que la Constitución provincial permite y habilita que los vecinos se cambien de domicilio y voten donde quieran, para apoyar a un candidato que los benefició en otro distrito. El delegado comunal de Garmendia volteó así otro “mito” y lo transformó en realidad: se usa y no está mal que se acarree gente de un lugar a otro, se le cambie el lugar de residencia y sirva para torcer la voluntad de los vecinos que efectivamente viven en ese lugar. La Constitución lo permite y mientras lo haga, no pasa nada. No importa que se vulnere el derecho a la libre elección de los ciudadanos ni que la propia Junta Electoral haya condenado esa práctica. Se hace y punto.

Tampoco está mal que haya “mercaditos barriales” y se venda mercadería a bajo costo, como dijo Osvaldo “Cacho” Acosta, aliado a los hermanos Caponio e integrante de su acople. “A mí no me consta que pase, pero aunque pidan a la gente que se afilie (al partido para venderle la mercadería) eso no quiere decir que lo van a votar”, dijo en LG Play. No hay intención de condicionar el sufragio como tampoco pasa nada con que aliados a Germán Alfaro hagan bingos... Son los bolsones modernos, ya no de mercadería, sino de dinero e ilusiones que distribuyen casi todos los candidatos. De frente ningunean la capacidad de decisión, la libertad y hasta la inteligencia de los votantes.

Con varios candidatos a gobernador

En la sorprendente Tucumán aparecen estas y otras novedades electorales propias de la ficción. Por ejemplo, que un candidato a intendente podrá aparecer en el voto de varios postulantes a la Gobernación. Y un voto tener tres partidos políticos distintos. Por ejemplo, el partido A (que lleva candidatos a concejales y a legisladores) puede pedirle al B (que lleva el postulante a intendente) un acople y al C (que contiene a la dupla de gobierno) otro. Ya sucede del Norte al Sur y del Este al Oeste provincial. Por ejemplo, en Famaillá la cara de José Orellana aparecerá en votos con acoples de concejales que acompañan a Alperovich y en otros que lo hacen a Manzur. En Bella Vista será más difícil aún comprender ideologías o fidelidades: hay postulantes al Concejo Deliberante que llevan en su nómina al radical Sebastián Salazar, pero en el rubro gobernador pueden aparecer Ariel García o Silvia Elías o Manzur o Alperovich. Como dijo “Gallito”, la ley lo permite...

Comentarios