Gala del MET: una muestra de ironía y extravagancia - LA GACETA Tucumán

Gala del MET: una muestra de ironía y extravagancia

La temática de esta edición fue "Camp" un concepto que permitió a los famosos jugar con outfits osados.

08 May 2019

Extravagancia, rareza y ostentación fueron las máximas que vistieron en esta oportunidad la gala del Museo Metropolitano de Arte (MET). Como resultado, nos permitieron saltar hacia una alfombra rosa donde la ciencia ficción y los cuentos de hadas pueden fusionarse con zapatillas neón y transparencias.

¿Es posible? Sí, en cuanto se lo use para rendir homenaje a la consigna de este año: “Camp”. Un estilo caracterizado por lo antinatural, la ironía (casi rozando la parodia) y el dramatismo.

El tema fue inspirado en el ensayo “Notes on Camp” (1964) de la escritora estadounidense Susan Sontag e implica, a grandes rasgos, que elegimos a propósito la exageración para disfrutar de la desmesura artificial.

Una mirada de género

A diferencia de galas anteriores, esta edición del MET se caracterizó por la osadía masculina y la ruptura de etiquetas de género. Al respecto uno de los looks favoritos ante las cámaras fue el cantante Harry Styles, que desfiló por la escalinata al compás de unos tacones y luciendo una camisa de encaje que dejaba entrever, sutilmente, sus tatuajes. El conjunto, fue completado por una sucesión de anillos, aretes y uñas de color.

EZRA MILLER. El outfit se basó en la obra

La explosión de comentarios también la obtuvo el actor Ezra Miller, enfundado en un atuendo que remitía al “Fantasma de la ópera” y mostraba -al quitarse la máscara- un maquillaje con siete ojos.

En plena actuación

Con una cronología que se remonta a 1995, la gala MET es uno de los eventos más esperados dentro del calendario fashionista y suele sentar precedentes en lo que a tendencias se refiere.

Cuestión que también abarca las performances y puesta en escena de los diseños. “Este año cambiaron las reglas del juego porque se mezcló lo performativo con lo estético. Es imposible volver atrás a partir de ahora”, afirmó el fashion blogger Gonzalo Beceda.

-.BILLY PORTER. Su atuendo y show se inspiraron en el Antiguo Egipto.-

Es así que -en este difuso límite entre lo teatral y la realidad- Billy Porter dejó al público con los ojos abiertos. Con un estilo de inspiración egipcia, alas desplegables y apliques dorados (de pies a cabeza), el cantante entró en escena recreando un verdadero cortejo faraónico.

Además, si de excentricidades se habla, la cantante Lady Gaga no podía quedar fuera del show. ¿Su outfit? Un vestido fucsia con cola de siete metros y medio que fue desprendiendo -capa por capa- hasta mostrar un conjunto de lencería negro y unas medias de red.

Temas

Lady Gaga
Comentarios