Messi acerca a Barcelona a la final de la Champions

Los catalanes doblegaron a Liverpool 3-0. Luis Suárez, con un golazo, abrió el marcador. Leo recogió un rebote y anotó el segundo. El tercero fue con un espectacular tiro libre suyo para alcanzar su gol N° 600 con el "Blaugrana".

01 May 2019

A pocos días de haber sumado una nueva Liga de España, Barcelona goleó 3-0 al Liverpool en el Camp Nou en el partido de ida de la serie semifinal de la Liga de Campeones de Europa.

No se daban tregua en el trámite, los dos equipos jugados en el ataque y en los primeros la visita tuvo una variante obligada por la lesión de Keïta y en su lugar entró Henderson.

En 25', Jordi Alba pasó al ataque y metió un pase medido entre los centrales contrarios para Luis Suárez, que en un gran anticipo ofensivo superó la salida de Alisson Becker y marcó el 1-0.

Nueve minutos después, un pelotazo de 40 metros desde el fondo de los "Reds" dejó a Sadio Mané cara a cara con Ter Stegen y el senegalés no pudo darle dirección a su remate. Salah tenía a maltraer a la zaga local y provocó una amarilla a Lenglet.

Transmiten ESPN 2 y Fox Sports

Liverpool salió con energía después de la pausa a buscar el empate y lo tuvo en dos oportunidades, primero con un zurdazo esquinado de Salah que Ter Stegen echó al corner y luego con un disparo frontal de Milner a las manos del arquero alemán desde buena posición.

El equipo de Jürgen Klopp sostenía su presión arriba y ponía en aprietos al "Blaugrana", que agrandó la diferencia en la media hora del complemento. Luis Suárez conectó hacia la valla visitante, el balón golpeó el larguero y Messi, con el arco vacío, anotó el segundo.

En 37', Messi ejecutó con maestría un tiro libre en línea recta a la portería inglesa, dejó el tanteador 3-0 y llegó a los 600 goles con el Barcelona.

Tras el 0-3, Salah se lo perdió increíblemente y remató al palo de Ter Stegen. Y ya en el adicionado, una contra de Barcelona con superioridad numérica fue desperdiciada por Dembélé, luego de un pase de Messi que lo dejó solo.

A pesar de la ventaja obtenida, Messi advirtió que la "llave no está cerrada" y remarcó lo difícil que resulta el Liverpool en Anfield. Es que en la mayor parte del encuentro de hoy, los "Reds" fueron superiores en juego, pero no tuvieron la pólvora suficiente para terminar sus acciones y Barcelona fue mejor en las dos áreas.

La final se disputará en el Wanda Metropolitano, de Madrid, el 1° de junio de 2019. El estadio fue elegido por la UEFA por sobre el Olímpico de Bakú, el otro escenario propuesto para la definición.

Barcelona dosificó sus esfuerzos las pasadas semanas pensando en el máximo objetivo de la temporada, la Liga de Campeones y volver a una final que se le niega desde 2015, cuando derrotó a Juventus en Berlín (3-1), recordó Télam.

El desquite será el próximo martes 7 en Anfield Road, en el mismo horario

Liverpool, que en 2018 perdió la final ante el Real Madrid, no tiene respiro ya que en la Premier League está segundo a un punto del Manchester City a falta de dos fechas para el final del torneo, buscando cortar una negra serie de 30 años sin ganar un torneo local. 

Comentarios