Tiger Woods puso fin a una sequía de 11 años sin un título en un torneo mayor

El golfista se coronó campeón del Masters de Augusta. Video.

14 Abr 2019

AUGUSTA, Estados Unidos.- Tiger Woods completó uno de los mayores retornos en la historia del deporte y puso fin a 11 años de sequía en los grandes torneos al coronarse el domingo campeón del Masters de Augusta y llevarse su quinta chaqueta verde.

En esas instancias en las que aparecen los grandes, el estadounidense no decepcionó y completó una muy buena última vuelta para llevarse el primer Major de la temporada. El estadounidense disfrutó así otra vez de la consagración en un Grande, por primera vez desde 2008 y de los problemas que lo tuvieron alejado de las canchas.

Caído en desgracia el italiano Francesco Molinari, que había arrancado como líder pero tuvo un domingo para el olvido, Tiger les sacó una luz de distancia a sus compatriotas Dustin Jonhson, Brooks Koepka y Xander Schauffele. Y una vez que agarró la punta, se instaló la sensación de que no había quién pudiera arrebatarle la conquista.

Antes del tramo final de la última vuelta, parecía que Molinari podía repetir su éxito del Abierto británico del año pasado, cuando se convirtió en el primer italiano en ganar un Major. Pero patinó en el hoyo 12 con un doble bogey y lo pagó caro: cedió la punta y ya no volvió a ocupar ese lugar en soledad.

Chapa de campeón

De a poco, Woods empezó a pesar cada vez más en la definición. Su último error fue en el hoyo 10, cuando perdió pie con un bogey. Pero en el tramo final afloró su chapa de campeón. Sendos birdies en el 13 y el 15 mientras sus rivales aflojaban lo pusieron arriba. Y un espectacular primer tiro en el par 3 del 16 le dio un nuevo birdie, que lo dejó dos golpes arriba del resto.

Ninguno podía ya hacerle frente a Tiger, que encaró el hoyo 18 con la tranquilidad de que solo una hecatombe lo podía privar del festejo. Con la ventaja de dos golpes, sus impactos fueron a lugares seguros para garantizar y la victoria. Cerró así con un par para completar un recorrido total de 14 bajo el par, con dos golpes de ventaja sobre los escoltas: Johnson, Koepka y Schauffele.

El golfista de 43 años no ganaba un título de un gran torneo desde el U.S. Open de 2008 y su último triunfo en Augusta había sido en 2005. Su quinta chaqueta verde lo deja a una de otro récord de Jack Nicklaus de 18 coronas.

La victoria también representa la primera vez que Woods gana un gran torneo sin estar al frente después de 54 hoyos. (Reuters - Clarín)

Comentarios