Scilingo dijo que militares españoles enseñaron a torturar a los argentinos en la ESMA

El represor afirmó que el Gobierno tiene el listado de personas que desaparecieron durante el período de la dictadura.

09 Abr 2019

El represor argentino Adolfo Scilingo, detenido en España tras ser condenado en 2008 a 1.084 años de cárcel por su participación en los "vuelos de la muerte" durante la dictadura militar, afirmó hoy que militares españoles enseñaron a sus pares de la Argentina técnicas de tortura que fueron aplicadas en la ESMA durante la dictadura entre 1976 y 1983.

"(Hubo) españoles en la ESMA, por supuesto. Viene un grupo de tres personas, uno era el jefe de operaciones del grupo operativo y dos personas más, una de ellas una muy locuaz que dijo llamarse 'El Gallego'", relató Scilingo en una entrevista que brindó al medio español Voz Populi.

De 72 años, el ex capitán indicó que el fotógrafo que estuvo detenido en la ESMA Víctor Melchor Basterra difundió "nombres de oficiales españoles que participaron activamente", y afirmó que "informaciones periodísticas dicen que el juez Baltasar Garzón rechazó investigar militares españoles entrenados por la dictadura militar que tuvieron participación directa y luego algunos formaron parte del GAL (grupo parapolicial antiterrorista de España).

En la entrevista, dijo además que el Gobierno argentino tiene el listado de personas que desaparecieron durante el período de la dictadura.

"¿Por qué no le exige al Gobierno argentino que dé a conocer el listado? Vaya y entrevístelo al señor presidente (Mauricio) Macri, que dé a conocer el listado. ¿Sabe que a un jefe del Estado Mayor de la Armada le inventaron una causa porque quiso republicar lo que ya sabe el Gobierno argentino?", cuestionó Scilingo en la nota.

Adolfo Scilingo, condenado en España por los llamados ARCHIVO

Además, relató que en 1984 mantuvo "una entrevista personal" con el entonces presidente Raúl Alfonsín, y le consultó por los listados. "Me dijo: 'No hemos recibido todavía los listados; es que el Ejército no tiene unos listados bien claros y la Fuerza Aérea dice que prácticamente no participó. Si yo publico lo de la Armada, todo va a ir contra la Armada'", recordó.

"Lo tiene la Secretaría General de la Presidencia y no lo dan a conocer", insistió el represor, que en la década del '90 viajó a España y no regresó más a la Argentina.

Sin arrepentimiento

En otro tramo de la entrevista, el ex militar dijo que no se arrepiente de nada y que está "condenado por 30 asesinatos sin que yo sepa quiénes son los asesinados".

"El juez reconoce que no sabe quiénes son mis víctimas. La Justicia argentina estudió el auto de procesamiento mío y dijo que no hay casos concretos ni hechos concretos y que no hay ni fechas ni víctimas", sostuvo.

Por otra parte, habló de su hermana montonera. "Cuando en 1973 yo era teniente de fragata, dos oficiales me llamaron y me dijeron que mi hermana era montonera. Mi hermana pasó a la clandestinidad con un bulto en el pecho. Desapareció y llamaba de forma puntual a mi madre", recordó.

"Para mi tener una hermana montonera era terrible; sin embargo, yo me reencontré con mi hermana; estaba completamente deformada. Yo no sé si pudiera haber hecho más por mi hermana. Tal vez aconsejarle que se fuera a otro país y se podía haber tratado su cáncer. Como consecuencia de que mi hermana era montonera jamás de me dejaron participar en nada", sostuvo Scilingo. (Télam)

Comentarios