La Liga Sudamericana, lenta pero avanza

Aprobadas las franquicias, se espera que la UAR llame pronto a licitación

02 Abr 2019
1

RECURSOS HUMANOS. La UAR anticipó medidas para evitar un éxodo de jugadores que afecte significativamente a los clubes. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

Entre los temas a tratar en la Asamblea Anual Ordinaria de la UAR estuvo el de la participación argentina en la Liga Sudamericana de Rugby, torneo de franquicias profesionales que comenzaría a disputarse en 2020.

Luego de que a principios de año Tucumán, Rosario y Córdoba anunciaran sus intenciones de presentarse a la futura licitación para ser sede de alguna de las dos franquicias que tendrá la UAR en dicho certamen, comenzó el debate entre las diferentes Uniones del país acerca de cómo deberían articularse dichas franquicias y cuál sería el impacto para los clubes, que son la base del rugby argentino.

Ya en los días previos a la Asamblea, se anticipaba que algunas Uniones tenían la intención de pedir que la aprobación de las franquicias pasara a cuarto intermedio hasta que la UAR brindara mayor información acerca de las implicancias que tendrá la participación argentina en el torneo. Si bien la entidad madre reveló algunos detalles en los días previos a la reunión, las Uniones de Cuyo, Rosario y Mar del Plata argumentaron que la información era insuficiente y solicitaron que el debate pasara a cuarto intermedio hasta que la UAR elaborara un informe completo de los alcances legales, administrativos, comerciales y deportivos de las franquicias.

Con el apoyo de Tucumán y Buenos Aires, la Unión de Córdoba se opuso a la idea de pasar a cuarto intermedio por entender que dilataría innecesariamente la cuestión -que ya de por sí está bastante retrasada- y propuso continuar con la aprobación y que la UAR se comprometa a elaborar el informe en las próximas dos o tres semanas. Finalmente, esa fue la postura que se impuso.

Medidas

Una de las preocupaciones principales acerca de la participación en una competencia profesional como será la Liga Sudamericana es hasta qué punto se verán afectados los clubes, dado que las franquicias argentinas se nutrirán de jugadores locales, amén de la posibilidad de que franquicias de otros países contraten también talentos argentinos.

En ese sentido, la UAR envió a los clubes un documento en el que precisó algunas medidas tendientes a evitar que la participación en el torneo afecte a los clubes. Por ejemplo, que no haya restricción para que los jugadores retornen a sus clubes una vez finalizada la competencia, o que cada franquicia extranjera no pueda contratar más de cuatro jugadores fichados en clubes argentinos. Las franquicias argentinas, en cambio, no tendrían ninguna restricción.

Comentarios