Maximiliano Guardia: “Alfaro me enseñó lo esencial”

El defensor de San Jorge conoció al DT de Boca cuando estuvo en Gimnasia.

14 Feb 2019
1

la gaceta / foto de diego araoz

La carrera futbolística de Enzo Maximiliano Guardia es corta pero intensa. Jugó seis meses en el equipo liguista de Atlético y conoció el mundo de Primera División cuando se incorporó a Gimnasia y Esgrima La Plata. Allí se dio el gusto de ser dirigido por Gustavo Alfaro, el actual técnico de Boca. “Es una gran profesional, muy ordenado. Me dirigió poco tiempo pero en ese corto plazo me enseñó lo esencial”, cuenta con orgullo al repasar el pasado reciente.

En el club platense conoció y recibió consejos de jugadores con peso propio en el profesionalismo: Matías Rinaudo, Facundo Oreja, Maximiliano Meza, Nicolás Mazzola. También conoció a Antonio Medina, que actualmente juega en Boca Unidos y con el que se cruzó en la primera fecha de la segunda fase del Federal A. “Estuvimos charlando y repasando lo vivido en aquél momento”, recuerda el joven defensor durante una charla con LG Deportiva.

¿Para un pibe de 22 años que convivió con figuras de la Superliga es un retroceso jugar en el Federal A? Guardia tiene su opinión formada al respecto: en San Jorge encontró la posibilidad de relanzar su carrera. Esta es su segunda etapa en el “Expreso Verde” y bajo la conducción de Nazareno Godoy encontró la regularidad que buscaba.

“Cerramos un excelente 2018: nos olvidamos definitivamente del descenso y tenemos el objetivo de pelear el primer ascenso a la B Nacional. Cuando arrancamos, hubo una charla con el técnico; todos estuvimos de acuerdo en que nuestra meta era buscar la clasificación. Y acá estamos, entre los mejores 16 equipos; el único de la región Norte en esta instancia”, destacó que pide que se inició en el CEF 18 y que en 2010 disputó la tradicional Gothia Cup, donde su equipo perdió en semifinales ante Club Reunión de París y que se quedó con los otros tres torneos internacionales.

- El plantel se redujo bastante..

- Se fueron jugadores experimentados. Fueron bajas importantes. Ahora tenemos un plantel muy corto, pero le daremos pelea. Tenemos hambre de gloria y ganas de trascender.

- Y cambiaron el estilo de juego.

- Ya no tenemos un delantero referente, ese que aguantaba la pelota o generaba alguna falta. Ahora tenemos dos puntas, que son más rápidos, más “picantes”. Tratamos de llegar en bloque.

- ¿Cómo te sentís en la cancha?

- Muy bien porque estoy jugando y eso me permitió encontrar el ritmo. Sin dudas funciono mejor de líbero, pero me siento cómodo con cualquier sistema. El cuerpo técnico confía en mí, y me da la continuidad que busqué con el trabajo diario. Eso vale mucho.

- ¿Para qué está San Jorge?

- Estamos para jugarle al todo o nada a cualquiera. Sabíamos que el debut de este octogonal, ante Boca Unidos, iba a ser muy duro, porque es el candidato. A ese equipo y a otros dos rivales (Sarmiento y a Chaco For Ever) ya los conocemos. Nos queda conocer a Estudiantes de Río Cuarto (en la próxima fecha, el “Expreso Verde” visita a los cordobeses), a Deportivo Maipú y a Desamparados. Y más allá de que piensen que somos un rival fácil les daremos pelea, los sorprenderemos. Somos un equipo muy aguerrido.

- ¿Qué cambió en ustedes respecto de la temporada anterior?

- Con los chicos hablamos ahora somos más prácticos; la anterior temporada llegábamos más, pero las pelotas pegaban en el palo, o el arquero rival era la figura. Ahora estamos siendo más efectivos, más finos. Por eso no sorprende el 4-0 contra Huracán. Y eso nos ayuda a todos. Ahora vamos a enfrentar a Estudiantes, de Río Cuatro otro rival difícil. El año pasado se le escapó el ascenso, y ahora ganó los dos encuentros.

- ¿Cuál es tu mayor virtud?

- Mi personalidad dentro de la cancha tengo la voz de mando; eso les permite a mis compañeros estar ordenados. También me gusta el duelo de uno contra uno.

- ¿Cómo fue tu experiencia en el “Lobo” platense y en Atlético?

- En Gimnasia estuve tres años. Jugué en Quinta, en Reserva y llegué a entrenar con el plantel de Primera, cuyo técnico era Gustavo Alfaro. Pero llegaron varios jugadores en mi puesto. Me faltó continuidad. Además, sufrí un par de lesiones durante la pretemporada y eso me restó posibilidades. En Atlético Jugué seis meses en la Liga, bajo la dirección de Antonio Apud. Aprendí mucho. Teníamos un gran equipo, pero no llegamos a las finales.

- ¿Cómo ves tu futuro?

- Tengo 22 años. Hoy mi objetivo es hacer el mejor torneo con San Jorge, y seguir creciendo como jugador. Y si en junio aparece alguna posibilidad de jugar en otra categoría, mucho mejor.

Comentarios