La delegación del FMI ya audita las cuentas argentinas

El equipo de Cardarelli se encontró con funcionarios nacionales.

12 Feb 2019
1

EL JEFE DE LA MISIÓN DEL FMI. Roberto Cardarelli en una foto de archivo. INFOBAE.COM

BUENOS AIRES.- La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) empezó ayer a revisar el cumplimiento de las metas que fijó el Gobierno para obtener un préstamo de la entidad financiera multilateral. El funcionario Roberto Cardarelli encabeza el equipo de seguimiento de los objetivos planteados en el segundo acuerdo que firmó la Argentina con el Fondo durante la tormenta cambiaria del año pasado.

El secretario de Política Económica, Miguel Braun, y el vicepresidente del Banco Central de la República Argentina, Gustavo Cañonero, recibieron a la delegación. Del encuentro también participaron Trevor Alleyne y técnicos del FMI. En esta primera reunión se fijó la agenda de la misión, según indicaron fuentes cercanas a la negociación. Como es habitual, los representantes del FMI se encontrarán en estos días con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el presidente Central, Guido Sandleris. En las sucesivas jornadas de trabajo, las partes repasarán la marcha del programa fiscal y del programa monetario, y comenzarán a discutir cómo continuará el acuerdo luego de junio. “Todo marcha según lo previsto. Será una misión en la que se repasarán los objetivos que se están cumpliendo”, destacaron los interlocutores consultados. La reunión, que tuvo lugar en las oficinas del Banco Central, se extendió durante 65 minutos.

Esta será la segunda revisión del préstamo stand by por US$ 56.300 millones acordado en octubre pasado, luego de que no se pudiera cumplir con el convenio pactado en junio. Si se toma como punto de partida el primer acuerdo, esta es la tercera revisión que realiza el FMI sobre las cuentas públicas del Estado. Las revisiones de las cuentas son trimestrales.

La primera versión del acuerdo establecía para este año un déficit fiscal equivalente al 1,3% del PBI, pero el Gobierno se comprometió en octubre a alcanzar el equilibrio fiscal durante este año anticipando la meta prevista para el 2020. Si no surgen objeciones al cumplimiento del plan monetario, el organismo internacional desembolsará el mes próximo US$ 10.700 millones. Además, se espera que antes de las elecciones presidenciales haya dos pagos más.

Con este acuerdo, la Argentina despejó las dudas de posibles incumplimientos del pago de deuda. Como consecuencia de esa decisión, el 1 de octubre pasado entró en vigor un nuevo esquema de política monetaria con el objetivo de “bajar la inflación y recuperar un ancla nominal para la economía”. El BCRA se comprometió a no aumentar el nivel de la base monetaria hasta junio de 2019. Además, estableció bandas inferiores y superiores para la cotización del dólar, y un espacio de no intervención que se actualiza al alza en forma periódica. En el último informe de seguimiento de la base monetaria, el FMI indicó que la institución de Sandleris había cumplido sus compromisos. (Télam)

comentarios