Dicen que el badén de Trancas estaba en obras

El jefe comunal Díaz evaluó la crecida del río.

07 Feb 2019
1

BADÉN. El río Choromoro se llevó el último tramo de la obra. El único colectivo que ingresaba a Potrero ya no pasa. Los vecinos temen por las futuras lluvias. captura de vídeo

El jefe comunal de Choromoro, Luis Ángel Díaz, hizo referencia al badén de la localidad de Gonzalo Trancas, luego de que el gobernador Juan Manzur lo visitara la semana pasada. Según explicó, la visita del mandatario fue de supervisión de la obra que todavía no está finalizada.

Según Diaz, “todo sigue normal”. “Lo que construimos es un badén de 124 metros de los cuales solo hicimos 110 aproximadamente. Es cierto que el trayecto final no está terminado, aún nos quedan 14 metros por construir. No fue una inauguración de obra”, remarcó.

El responsable de Choromoro manifestó que la obra del badén posibilitó comunicar las distintas localidades que antes quedaban aisladas varias semanas esperando que los niveles de agua descendieran.

“Cuando llegó el gobernador el miércoles pasado, nos dimos con que el río había crecido. A él no le molestó e igualmente quiso conocerlo. Al día siguiente de su aparición, a las seis de la mañana, yo mismo me hice presente en el badén y con algunas máquinas sacamos las piedras”, explicó el jefe de la comuna.

Díaz relató que, como ocurre tras cada crecida, se realizaron tareas de limpieza para que el tráfico circule con normalidad. Además, aseguró que continuarán las obras previstas en el curso hídrico con la construcción de gaviones y defensas.

En referencia a los videos difundidos a través de las redes sociales en los que diferentes personas transitan por el caudaloso río, el dirigente de Choromoro comentó que lograron cruzarlo gracias al badén. “Cuando atravesaron, el curso traía mucha más agua de la que vimos con el gobernador. Lograron sortear el caudal gracias al badén. Si no hubiera estado, la gente no hubiera podido pasar”, destacó Díaz.

Roberto Moreno, intendente de Trancas, consultado por LA GACETA declaró que la zona se encuentra a cargo del comisionado comunal. “Puedo opinar, pero no me corresponde”, sentenció.

El director de Vialidad, ingeniero Ricardo Abad, agregó que “el badén nunca estuvo roto. Sí hubo una interrupción del tránsito -por el arrastre de áridos y piedras traídas por el agua-, pero el paso vial cumplió el funcionamiento previsto. Ahora el tránsito está habilitado”.

En ese sentido, en declaraciones previas a este diario, Abad explicó que “está previsto que suceda lo que sucedió. Durante el verano, el volumen del agua se incrementa y provoca que el ripio interrumpa el tráfico momentáneamente”.

Comentarios