Las lluvias golpean al campo y afecta la campaña de granos en Tucumán

Los especialistas de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres señalaron que, si bien la siembra de soja está prácticamente terminada, la de maíz se encuentra retrasada y el exceso de agua complica la posibilidad de concretarla.

12 Ene 2019

La excesivas precipitaciones registradas en los últimos días, principalmente las ocurridas en el Este de la provincia, complicaron gran parte de la superficie sembrada con los cultivos de verano. “Si uno mira los registros de precipitaciones observa que, en líneas generales, ya se ha cubierto casi un 70% del promedio anual de lluvias para la campaña”, señalaron Mario Devani, coordinador del Programa Granos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), y el investigador de esa área José Sánchez.

Los especialistas señalaron que, si bien la siembra de soja está prácticamente terminada, la de maíz se encuentra retrasada y el exceso de agua complica la posibilidad de concretarla. “Tenemos mucha lluvia y de gran intensidad, es decir, caen muchos milímetros en poco tiempo. Si bien no es igual en todas las localidades, en Monte Redondo, por ejemplo, en estos últimos meses (de octubre a los que va de enero) se precipitaron alrededor de 600 milímetros cuando el promedio normal para toda la campaña (de octubre a mayo) es de 836”, detalló Devani.

Por otro lado, y debido a las persistentes lluvias, los suelos se encuentran saturados y en los campos con depresión, donde se acumula el agua, se perdieron los cultivos. “Se ve pérdida del recurso suelo, pérdida en el porcentaje de cobertura de rastrojo y, donde se empozó el agua, se perdió todo el cultivo. Los lotes quedaron prácticamente destrozados. Es un daño importante a la propiedad y también a la campaña”, dijeron. Indicaron también que “en algunos lugares donde llovió menos, y que son un poco más altos, el estado de los cultivos se encuentra bastante bien en su desarrollo, pero el manejo no puede ser llevado a cabo óptimamente ya que, si bien la soja ya está toda sembrada, las tareas de mantenimiento, control de malezas y de plagas va mucho más lento”. “En los 34 años que llevó dedicándome a esta actividad nunca presencié una campaña como ésta, en donde el exceso y la intensidad de la lluvia está provocando realmente un desastre en los campos. Si bien los daños ocasionados no se pueden ver todavía, la situación es bastante complicada y estamos ante una campaña excepcional”, subrayó el coordinador del Programa.

INTRANSITABLES. Los caminos hacia los campos siguen bajo las aguas.

Emergencia en el norte

La Bolsa de Comercio de Rosario expresó su preocupación y solidaridad ante la delicada situación que atraviesa la población de distintos departamentos y localidades de Santa Fe, Chaco, Corrientes y Santiago del Estero, como consecuencia de los excesos hídricos de las últimas semanas. Esta adversidad golpea en particular a los sectores más vulnerables, que son los que han sufrido con mayor intensidad los embates del desastre climático. Santa Fe, en particular, tiene características topográficas con extensas áreas deprimidas y de baja pendiente, propensas a sufrir recurrentes inundaciones cuando se registran precipitaciones superiores a los promedios habituales, indicaron desde la entidad. Poblaciones aisladas, pérdidas parciales o totales en agricultura y ganadería, con caminos que se convierten en verdaderos diques de contención, son algunas de las consecuencias más devastadoras de estos fenómenos. “Este tipo de acontecimientos ponen de manifiesto la necesidad de contar con una planificación a largo plazo en materia de infraestructura, a cargo de los gobiernos nacional y provinciales, para avanzar en soluciones definitivas”, puntualiza la Bola de Comercio.

La repetición cada vez más frecuente de fenómenos meteorológicos extremos, marcan con claridad la demora en la realización de obras públicas que eliminen o al menos atenúen sus efectos. Sin perjuicio de ello, ante la coyuntura se impone incrementar los controles y sanciones por parte de las autoridades a aquellas acciones individuales o grupales que violen la normativa vigente, como canalizaciones clandestinas u obras hidráulicas no autorizadas, que afectan poblaciones y explotaciones agropecuarias. La Bolsa confía en que prontamente las autoridades declararán zonas de emergencia o desastre agropecuario en los departamentos y/o distritos más afectados que aún no hayan sido catalogados bajo esta figura, de modo que los productores localizados en esas regiones puedan -al menos- verse eximidos de pagos de impuestos y, de ser posible, resultar beneficiarios de asistencia financiera para recuperarse.

EVALUACIÓN. Los campos están en depresión y ya se perdieron cultivos.

Soja

Alza en Chicago; caída en el país

La soja cerró ayer con una leve caída en Argentina en una jornada de poca actividad, anunció la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).  En la BCR, donde opera el principal mercado de granos del país, la soja cerró a 8.900 pesos (U$S 240,90) por tonelada,

desde los $ 9.000 de la jornada previa. Los futuros de la soja rebotaron desde mínimos en una semana en el mercado de Chicago por compras técnicas y

preocupaciones por las perspectivas de la cosecha de la oleaginosa en Sudamérica.  El trigo cotizó a U$S 195 la tonelada mientras que el maíz cotizo a $ 5.500 pesos la tonelada, informó la BCR. En Chicago, los granos concluyeron la semana con alzas en sus precios debido al accionar comprador de los fondos de inversión y a una renovada expectativa de un avance en las negociaciones entre Estados Unidos y China para llegar a una resolución en la disputa comercial que ambos países mantienen.

El contrato de enero de la oleaginosa subió 0,42% (U$S 1,40) hasta los U$S 330,40 la tonelada, a la vez que el de marzo lo hizo por 0,39% (U$S 1,30) y se ubicó en U$S 334,50 la tonelada, debido a compras técnicas por parte de los operadores y por pronósticos de sequía en zonas productoras de Brasil que afectan sus las perspectivas productivas, según informó Reuters.

Cosecha

Tramo final para el trigo

La cosecha de trigo entró en su tramo final y ya se recolectaron 18 millones de toneladas de las 19 millones proyectadas para esta campaña, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). Las labores de recolección se concentraron durante la semana sobre Buenos Aires y La Pampa y solo restan por cosechar lotes tardíos situados al sur de ambas provincias. De esta manera, ya se trillaron más de 5,8 millones de hectáreas de las casi 6,1 millones de hectáreas aptas con una productividad de 18 millones de toneladas y un rendimiento promedio de 30,8 quintales por hectáreas (qq/ha). Por el lado de la siembra de los cultivos de verano, la soja avanzó 6,5 puntos porcentuales y ya se alcanzó a cubrir el 96,1% de las 17,9 millones de hectáreas estipuladas para la oleaginosa. “Se aproxima el final de esta primera etapa de la campaña y la tendencia en producción sigue siendo favorable a pesar de la disparidad de escenarios relevados”, explicó la Bolsa porteña en su informe semanal sobre cultivos. Por su lado, la implantación del maíz alcanzó las 5 millones de hectáreas de las 5,8 millones estipuladas. Las lluvias registradas durante la semana permitieron mantener las reservas hídricas, pero al mismo tiempo generaron demoras en los avances de siembra. (Télam)

Ciclo 2018/2019

Rendimientos de la cosecha invernal

En estos días finaliza la cosecha de los cultivos de invierno del ciclo 2018/2019, con buenos resultados productivos. La producción de trigo, el cereal dominante en esta época del año, se estaría consolidando (según fuentes privadas y oficiales) en una cifra cercana a las 19 millones de toneladas, un nuevo récord histórico para los registros oficiales, indica un reporte del Ieral de la Fundación Mediterránea. De la mano de esta buena cosecha, las exportaciones del cereal podrían ser de 13 millones de toneladas este año, generando divisas por U$S 3.000 millones (500 millones más respecto a 2018). El cereal ratifica una notable recuperación; debe recordarse que, con precios externos superiores a los actuales, las exportaciones promediaron las 6 millones de toneladas entre 2008 y 2015 y que la generación de divisas se ubicó en U$S 1.530 millones anuales, indica el reporte.  Para el agro, otro dato positivo es el buen poder de compra que tiene el cereal en el mercado interno (bienes y servicios de consumo). Se estima que el trigo 18/19 podría promediar $ 7.400 la tonelada en el mercado de Rosario (a precios constantes) en los meses de comercialización más fuertes (diciembre 18 / abril 19), casi un 50% más que en el mismo período del año pasado.

Girasol

Se interrumpió la cosecha debido al exceso hídrico

El ministro de Producción de la provincia de Chaco, Marcelo Repetto, manifestó que “el exceso hídrico de los últimos días interrumpió la cosecha de girasol y puede impactar también el algodón”.

En los campos chaqueños se sembraron 466.000 hectáreas de girasol donde antes de fin de comenzó con intensidad la cosecha que se postergó por las lluvias y la “falta de piso” para que ingresen las cosechadoras.

Las lluvias de la semana pasada y en el inicio de esta “demoraron el reinicio de la cosecha”, puntualizó Repetto a la agencia estatal de noticias Télam. El funcionario mencionó a “lotes ubicados en Hermoso Campo, Chorotis, Santa Sylvina y General Pinedo, entre otras localidades”.

El ministro afirmó que “en los lugares donde comenzó la cosecha el rinde fue de entre 1.400 a 1.500 kilogramos por hectáreas, aproximadamente, que es el promedio histórico pero se esperaba un rendimiento mayor y veremos cuál será el del resto de la siembra”.

Sobre el algodón expresó que por las lluvias “no se pueden entrar a los lotes y tampoco cuantificar el impacto en los cultivos que esperamos puedan soportar esta situación” en la campaña agrícola 2018-2019. Los productores ya reclaman que las autoridades declaran zona de emergencia a las provincias afectadas por el temporal.


Comentarios