Globos de Oro: lo mejor y lo peor de la noche - LA GACETA Tucumán

Globos de Oro: lo mejor y lo peor de la noche

"Bohemian Rhapsody", "Green Book" y "Roma" fueron las grandes ganadoras de la 76ª edición, que se celebró anoche en Los Ángeles.

07 Ene 2019

Con la conducción de Andy Samberg y Sandra Oh, se llevó a cabo la 76ª entrega de los Globos de Oro , los premios que otorga la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood. La película biográfica sobre Freddie Mercury fue reconocida como mejor película (drama) y Rami Malek como mejor actor. Los otros filmes ganadores fueron “Green Book” (comedia) y “Roma” (habla no inglesa).

Lo mejor de la noche

La más premiada

En el ámbito cinematográfico, Green Book fue la que más premios recibió. Fueron tres estatuillas en total: mejor película de comedia o musical, mejor actor de reparto (Mahershala Ali) y mejor guión (Peter Farrelly, Nick Vallelonga y Brian Currie).

De camino al Oscar

Contra todos los pronósticos Bohemian Rhapsody, la película biográfica de Queen, poco inspirada y plagada de controversia desde el comienzo, se impuso por sobre cintas aclamadas como Nace una estrella, El infiltrado del KKKlan, If Beale Street Could Talk y Pantegra negra. Lo que no sorprendió a nadie fue el premio a mejor actor a Rami Malek por su interpretación de Freddie Mercury. De esta manera, pasó a integar la lista de nominaciones a los premios Oscar 2019 con total tranquilidad.

ÉPICO. Bohemian Rhapsody ganó mejor película de drama y Rami Malek mejor actor de drama.

El homenaje a Jeff Bridges

El actor lleva desde los 70 siendo un imprescindible de la cartelera que terminó convirtiéndose en un icono poco gracias al Nota, el protagonista de ‘El gran Lebowski’ (Joel Coen, 1998). En esta ocasión se llevó el premio Cecil B. DeMille que destaca la trayectoria cinematográfica.

La emoción de Sandra Oh (y su merecida estatuilla)

Independientemente de su trabajo como anfitriona Sandra Oh protagonizó uno de los momentos más emotivos de la entrega cuando se le otorgó el galardón a la mejor actriz en serie dramática por su gran interpretación de Eve Polastri en la extraordinaria creación de Phoebe Waller-Bridge, Killing Eve. La actriz no solo se mostró genuinamente sorprendida y feliz por tener la estatuilla en sus manos sino que además les dedicó el tramo final de su discurso a sus padres. Por como va la cosa parece que se vienen buenos tiempos para Oh, recordando como el año pasado la ex Grey's Anatomy se convirtió nada menos que en la primera intérprete de origen asiático en ser nominada a un Emmy como mejor actriz dramática.

Otros grandes momentos

Roma dirigida por el director Alfonso Cuarón triunfó en la categoría extranjera y de mejor director, sellando así su participación en los Oscar en los mismos rubros.

APLAUSOS. Roma ganó mejor película de lengua no inglesa y Alfonso Cuarón como mejor director.

Lo peor

Cuando se trata de destacar lo mejor en materia de series, los votantes de la Prensa Extranjera de Hollywood suelen optar por la novedad, la producción del momento, el juguete reluciente. Como consecuencia, no fue casual que -en una de las decisiones más cuestionables de la noche- el premio al mejor actor dramático cayera en manos de Richard Madden. El protagonista de ese boom que fue Guardaespaldas se impuso por sobre Matthew Rhys, quien hace unos meses alzaba el Emmy por su enorme trabajo en la última temporada de The Americans. Por otro lado, Patricia Arquette se llevó el Globo de Oro a la mejor actriz de miniserie por la estridente interpretación que brinda en Escape at Dannemora, y que contrasta con la sutileza que exuda Amy Adams en Sharp Objects. De hecho, el merecido premio a Patricia Clarkson por la serie de HBO deja un sabor amargo, dado que su dinámica con Adams era lo que le daba un valor agregado a su actuación. En cuanto a las categorías cómicas, los votantes dieron en el clavo al reconocer nuevamente a Rachel Brosnahan por su trabajo en The Marvelous Mrs. Maisel, pero volvieron a inclinarse por la novedad al elegir a The Kominsky Method como mejor comedia, teniendo opciones superiores como la mencionada producción de Amy Sherman-Palladino y la excepcional The Good Place.

La entrega se desarrolló con un tono inaudito para unos premios que son generalmente pespontáneos. Con excepción de los excelentes discursos de Regina King, Sandra Oh, Jeff Bridges, Patricia Clarkson, Olivia Colman, Glenn Close y la emoción de Lady Gaga cuando ganó en la categoría de mejor canción por "Shallow", se notó una tensión en la sala que entibió un poco los ánimos.

Comentarios