Macri cortó el descanso para inaugurar obras y volvió a vincular al kirchnerismo con la corrupción

El presidente realizó la primera actividad pública del 2019 inaugurando un gasoducto en Bariloche y afirmó que era una promesa incumplida del Gobierno anterior.

03 Ene 2019
1

EN BARILOCHE. EL presidente Mauricio Macri y el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck FOTO TOMADA DE TÉLAM

El presidente Mauricio Macri hizo un alto de su período de descanso en Villa la Angostura y encabezó hoy una ceremonia de inauguración de un empalme del gasoducto Cordillerano, en Bariloche. 

Esta obra se convirtió en su primera actividad pública del año, aunque su descanso terminará el 10 de enero y la primera actividad oficial será la visita a Jair Bolsonaro, el nuevo presidente electo de Brasil. 

El presidente recordó que en 2013 se había prometido la construcción de este gasoducto cordillerano y que nunca se hizo. 

"Acá había una obra varias veces prometida y en 2013 aseguraban una ampliación, después se prometió en 2015 la ampliación de la ampliación y cuando llegamos al Gobierno no había un solo metro de caño construído", manifestó el mandatario. 

En su discurso expresó que "pasó de ser una muestra más de la resignación y el abandono a un símbolo de la esperanza de una Argentina que empieza a levantarse”. En esa línea, Macri agregó que esto sucedió porque decidieron cambiar, no de gobierno o de partido político, sino la forma en que encaramos la vida.

Esto lo estamos haciendo trabajando en forma conjunta, y volviendo a transformar obras en esperanza. Terminando con esta historia espantosa que hemos vivido, de las obras que estaban ligadas a la corrupción masiva que hemos ido enterándonos en los últimos meses y en los últimos años", expresó el presidente de la Nación.

Comentarios