El legado de Choly: sabores caseros y simples

Berreteaga acumuló una trayectoria de 50 años en la TV. Además, publicó decenas de libros. El recuerdo de los cocineros tucumanos.

27 Dic 2018
1

COCINA Y PANTALLA. Choly Berreteaga posa en su ámbito preferido: una cocina en un estudio de televisión.

(Por Augusto Arnone) Cocinar puede entenderse, meramente, como preparar un alimento para ser comido. Sin embargo, hay quienes hicieron de esto, más que su profesión, su estilo de vida. Así lo fue para María Esther Brañeiro, conocida como Choly Berreteaga, quien falleció ayer a los 91 años. Con mas de 50 años de carrera profesional, Choly fue una figura icónica en el mundo de la cocina argentina.

Su trayectoria lo dice casi todo: más de 50 libros publicados, reconocimientos como “Ciudadana ilustre”, el hecho de que se la considere sucesora de Petrona Carrizo de Gandulfo -más conocida como “Doña Petrona”- un Martín Fierro del Cable y cinco décadas de transmisiones televisivas. A eso hay que sumarle el rol que cumplió frente a las audiencias: a pesar de ser de las primeras cocineras en aparecer en la pantalla chica, se destacó por popularizar el rol de la ecónoma en la cocina familiar. Choly, a través de su sencillo y claro lenguaje, enseñó a más de seis generaciones de mujeres argentinas cómo comprar y cocinar sin gastar de más.

Luego de que se conoció la noticia de su muerte, varios cocineros tucumanos la recordaron. Maximiliano Cáceres Cano, conductor de “Cocinando con Maxi” (programa que se emite a diario por LA GACETA Play), comentó: “tenía una forma de explicar no tan técnica como la que se usa en muchos programas de ahora. Era una cocina casera, posible de realizarse con insumos que uno podía tener en la casa. Y eso es lo que buscamos nosotros en el programa. Pensó mucho en la mujer del hogar de ese entonces, ya que los hombres cocinaban muy poco, aunque algunos la veíamos”, relató.

Álvaro Arismendi, chef tucumano ganador del programa “Cocineros argentinos” en 2014, afirmó: “muchos de sus consejos sirvieron para nuestro trabajo profesional. Siempre había algún tip que nos servía tanto en lo doméstico como en la profesión. Fue un ícono. Cambió la cabeza de la gente. Empezamos a ver cocina en la televisión gracias a ella”.

Alejandro Piazzano, profesor de una escuela de cocina que funciona en Tucumán, agregó: “debería recordársela de la mejor forma. Antes (la gastronomía) era un oficio, por gente como ella pasó a ser una carrera, a ser algo más profesional”.

Choly se había distanciado hace un tiempo del mundo de la gastronomía debido a su delicado estado de salud. “Estaba comprando con mi hija los regalos de Navidad, era el 23 de diciembre y estábamos en un shopping. De pronto me sentí cansada y le dije: ‘me voy a sentar porque no me siento bien’ y luego no me acuerdo más -comentó por aquel tiempo-. Por alguna razón alguien no quiso que me fuera todavía, tengo un marcapasos y trato de tomarme las cosas con más tranquilidad. Son muchos años de trabajo y felices porque hice lo que me gusta”. Estos últimos meses, Choly se había dedicado a disfrutar de sus bisnietos y de los pequeños placeres de la vida tranquila. Según Clarín, el martes por la noche se descompensó en su casa y la trasladaron a una clínica, donde falleció.

Inicios

La carrera de Choly arrancó en 1963. Había decidido enviarle una carta a Blanca Cotta, asesora gastronómica, para participar del segmento “Hoy colabora usted” del programa “Buenas tardes, mucho gusto”. Fue seleccionada y cocinó una “pizzonda” (pan italiano típico, relleno de panceta, jamón, queso y aceitunas). Gracias a aquella presentación fue incorporada al programa dos meses después. Su trabajo en la pantalla chica no le impidió seguir desempeñándose en restaurantes, hoteles y empresas gastronómicas argentinas e internacionales.

En 1996 tuvo su propio programa, “Cocina Fácil”, que se emitió por el canal Utilísima Satelital. En 2014, a sus 86 años, condujo su ciclo de despedida, “50 años junto a Choly”.

Comentarios