Liberan al acusado de la desaparición de dos personas

Rejas está imputado por el homicidio de Milagros y de Benicio.

10 Nov 2018
1

DOS AÑOS. Milagros Avellaneda y su hijo fueron vistos por última vez en 2016. la gaceta / foto de Foto de José Nuno (archivo)

La Justicia ordenó ayer la libertad de Roberto Carlos Rejas, quien cumplió con la prórroga de presión preventiva dispuesta en mayo pasado. Se trata del único imputado que permanecía tras las rejas por la desaparición de Milagros Avellaneda y de su hijo Benicio, ocurrida en 2016.

“Hoy salió la resolución que le otorga la libertad a Rejas. El fallo se ajusta a derecho y a los pactos internacionales que establecen, en definitiva, que nadie puede estar privado de la libertad sin una sentencia firme”, remarcó Silvia Furque, abogada de la familia Avellaneda.

La letrada, sin embargo, remarcó que en la disposición “se hizo una consideración especial, respecto del peligro de fuga del acusado. Se pidió al Juzgado de Instrucción que se tomen todos los recaudos necesarios para garantizar la presencia de Rejas durante el proceso penal”, añadió.

“Esas medidas pueden ser una fianza real; y la prohibición de salir del país, con comunicación a los distintos aeropuertos y pasos fronterizos del país”, explicó.

Furque remarcó que la familia de Milagros Avellaneda y de Benicio “tiene miedo de que el imputado se ausente”.

El juez Correccional en lo Penal, Víctor Manuel Rougés, había rechazado en mayo el planteo de la defensa de Rejas en contra del requerimiento a elevación a juicio, y también un pedido de sobreseimiento. Además, el magistrado había dado lugar a la demanda de la fiscalía de Instrucción de disponer la realización del proceso oral. La defensa apeló las decisiones.

“Lamentablemente, los que saben qué pasó con Milagros y el niño son la novia, el padre y las hermanas de Rejas. Pero ellos no van a hablar”, reprochó Furque. Justamente, la novia está procesada por encubrimiento.

Milagros, de 26 años, y Benicio, de un año, fueran vistos por última vez el 28 de octubre de 2016, a las 20.30, cuando salieron de su casa en el pasaje Reyes Peñaloza al 600, del barrio Lola Mora, en la capital. Desde ese momento, se desconoce el paradero de ambas personas. Ese día, ella no cargó la documentación del menor.

La Fiscalía solicitó luego la detención del ex guardiacárcel y secuestró un Volkswagen Gol Trend durante la instrucción. De acuerdo con las pericias, en el interior del auto se encontraron cabellos largos y la prueba de luminol (busca rastros de sangre) dio resultado positivo. Pero los datos de las pericias fueron negativos.

Furque expresó ayer que todavía esta “muy lejos” la realización del juicio oral, pero detalló que el acusado podría ser absuelto o condenado a cadena perpetua, ya que no hay posibilidad de otra pena.

Rejas, de 30 años, fue acusado por “homicidio agravado por alevosía (por el niño) y por violencia de género (por Milagros)” y de “privación ilegítima de la libertad”.

Comentarios