Luego de tres años de análisis de la terna, Macri cubre la Fiscalía N° 3

El Presidente envió al Senado el pliego de Chit, el funcionario que encabezaba la propuesta,

10 Nov 2018
1

PRIMER FISCAL N°3. El funcionario Agustín Chit en una imagen de archivo. la gaceta / foto de franco vera (archivo)

Con la designación de Agustín Chit como fiscal N°3, el Poder Ejecutivo de Mauricio Macri concretó la mayor renovación de la Justicia Federal de Tucumán de las últimas décadas. El pliego del funcionario judicial ingresó el 2 de noviembre al Senado, ámbito donde aguardan el acuerdo otros tres nombramientos para cubrir dos vocalías de la Cámara Federal de Apelaciones y del Juzgado N°3 de esta provincia (se informa por separado sobre la nueva vacante en el Tribunal Oral). Macri y la terna que encabezaba Chit llegaron a la Casa Rosada casi al mismo tiempo, pero el Presidente resolvió antes las otros tercetos relativos a cargos judiciales de Tucumán. Tres años después terminó la espera para el candidato escogido y las postulantes descartadas, Valentina García Salemi y Virginia Duffy (Patricio Rovira integraba la lista complementaria), y comenzó a materializarse la ampliación de los Tribunales Federales dispuesta en 2013.

La designación de Chit, de 36 años, importa un ascenso en el Ministerio Público Fiscal de la Nación. Hace un lustro, la ex procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, lo nombró en forma discrecional secretario para la Unidad Especializada en Casos de Apropiación de Niños durante el Terrorismo de Estado. Chit indicó en el currículum del concurso que, previamente, se había desempeñado como abogado integrante del equipo jurídico de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, donde llegó a ser el “segundo responsable”. El abogado especialista en Derecho Penal consignó que antes había prestado servicios en el Instituto Latinoamericano de Seguridad y Defensa, y en la fundación Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes), donde también trabajó Pablo Camuña, fiscal federal N°2 de Tucumán. En esta provincia, Chit actúa junto a Camuña como fiscal ad hoc ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF).

La propuesta elaborada por la Procuración General de la Nación previo certamen que encontró Macri al llegar al poder incluía a García Salemi, otra funcionaria nombrada por Gils Carbó ligada a Andhes y a la agrupación kirchnerista La Cámpora (se desempeña en la Fiscalía de Camuña), y a Duffy, secretaria de Derechos Humanos del Juzgado Federal N°1 a cargo de Daniel Bejas. Al optar por Chit, Macri volvió a preferir al ganador del proceso de preselección, como lo había hecho al elegir a Edgardo López Herrera y a Martín Abdala para las vocalías vacantes de la Cámara Federal de Apelaciones. El Presidente sólo se apartó del orden de mérito cuando escogió a José Manuel Díaz Vélez para el Juzgado Federal N°3. En todos los tercetos relativos a cargos judiciales de Tucumán, el jefe del Gobierno nacional se inclinó por candidatos varones. Si los pliegos reciben el visto bueno del Senado, sólo habrá una jueza federal en la provincia, la camarista Marina Cossio.

En su condición de primer titular de la Fiscalía N°3, Chit desplegará tareas investigativas en los casos penales de competencia federal (como, por ejemplo, lesa humanidad, narcotráfico, lavado de activos y evasión tributaria) junto a sus pares N°2, Camuña, y N°1, Carlos Brito. Sobre ellos recaerá la carga de poner en marcha el nuevo proceso penal, que será implementado en forma progresiva partiendo desde el Norte del país, en principio desde el año próximo.

Los cuatro pliegos pendientes de control por parte del Senado se suman a las decenas de nombramientos para la Justicia Federal de otras jurisdicciones y para órganos nacionales que Macri concretó en el último tiempo. El procedimiento del acuerdo comienza con el ingreso del mensaje del Poder Ejecutivo en la sesión de la Cámara Alta. Luego de una serie de evaluaciones y audiencias públicas, la comisión de Acuerdos que preside el senador justicialista salteño Rodolfo Urtubey ha de emitir el dictamen que habilita a votar la designación en el recinto.

El colegio de abogados pidió que el cargo de Noli sea concursado, no cubierto por traslado

El Colegio de Abogados de la Capital se pronunció en contra de que la vocalía que dejó vacante Alicia Noli en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán (TOF) este mes sea llenada por el traslado de magistrados, como pretende Federico Díaz Lannes, juez federal de Salta. Antes, Díaz Lannes había requerido al Consejo de la Magistratura de la Nación que le permita mudarse a esta provincia, petición que aún no ha sido definida. La entidad que preside Marcelo Billone solicitó al Consejo que priorice el mecanismo del concurso público previsto en la Constitución. Según el criterio del Colegio, el traslado sólo puede ser aplicado en circunstancias excepcionales puesto que, entre otros efectos negativos, frustra el derecho de los profesionales a postularse para el cargo judicial en cuestión.

Comentarios