Procrear, créditos y alquileres: los detalles del plan de viviendas

El presidente Macri intentará recuperar la construcción en el país.

13 Oct 2018
1

ProCrear

Potenciar el acceso a la vivienda para familias de clase media y aliviar la presión sobre quienes tomaron créditos hipotecarios indexados por la inflación. Ese es el objetivo principal del paquete de medidas habitacionales que fueron anunciadas ayer por el presidente Mauricio Macri. En un acto en la residencia de Olivos, el mandatario comunicó que además acordaron descuentos en corralones para los beneficiarios de créditos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y que trabajan en una nueva ley de alquileres para beneficiar a los inquilinos.

“Hay casi 100.000 familias que sacaron el crédito UVA, y muchos empiezan a temer por los aumentos”, dijo Macri, y seguidamente anunció que el Gobierno decidió poner un tope a esos incrementos para dar previsibilidad. “Muchos empezaron a temer que se disparen las cuotas y el crédito se torne impagable, por eso hemos puesto un tope a los aumentos para darle previsibilidad”, afirmó el jefe de Estado.

El secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, explicó a LA GACETA que en los créditos hipotecarios UVA se fija un tope a las cuotas mensuales, las cuales no van a superar en más de 10 puntos la diferencia entre la inflación y el índice de salarios. “Entendemos que es algo que la gente necesitaba y hemos regulado a través del Banco Central”, dijo.

Opciones de créditos

Desde la Nación se anunció también que se harán nuevos llamados del Procrear Casa Propia y Construcción. Al respecto, Kerr detalló que se destinarán 10.000 millones de pesos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses para que los bancos puedan prestar ese dinero para créditos hipotecarios, para la construcción y también para financiar a los desarrolladores. Además, detalló que el subsidio no va a ser más de capital, sino que va a estar en la tasa y en el terreno para la construcción.

También se comunicó el relanzamiento de Mejor Hogar, un programa para los sectores sociales con ingresos más bajos, como jubilados o beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo o pensiones no contributivas. Permite a las familias acceder a créditos de hasta $ 80.000 para la conexión a la red de servicios básicos, hacer refacciones o mejoras en sus casas para una mejor calidad de vida. Irá acompañado con descuentos que irán del 5 % al 20 % en corralones de todo el país para la compra de materiales y productos para el hogar. El Gobierno proyecta otorgar cerca de medio millón de estos beneficios.

Para los que alquilan

Macri remarcó que escucharon la problemática de los incrementos en los contratos de alquiler de casas y departamentos, y que pidió a su equipo que impulse un proyecto de ley para cuidar a esas familias que sienten que les falta previsibilidad. “Desde hace décadas que no hay una nueva ley. Vamos a presentar un proyecto para darles a los inquilinos soluciones concretas a temas como garantías, actualización; espero que el tema avance pronto en el Congreso”, manifestó.

En ese sentido, el secretario de Vivienda remarcó que hay un proyecto de ley de alquileres, que cuenta con media sanción en Senado. La intención -contó- es reflotarlo, para que no pierda estado parlamentario, y sancionarlo antes de fin de año. “Tiene garantías y mejoras para propietarios e inquilinos, con cosas que hemos trabajado en conjunto con Inquilinos Agrupados, y están muy de acuerdo con el proyecto”, dijo.

La iniciativa prevé que el plazo mínimo de un contrato sea de tres años (actualmente dos) y que la actualización de la renta se haga con un coeficiente que tome en cuenta la inflación y la variación del salario, y que no lo supere. También propone que la comisión de la inmobiliaria sea abonada por el propietario del inmueble y no por el inquilino, como sucede ahora.

Facilitar la construcción

Otra de las medidas que se propuso desde la Nación es que las provincias adhieran a la exención de IVA, impuesto a débitos y créditos, Ganancias e Ingresos Brutos para brindar un impulso a desarrolladores de viviendas. “Hoy te dicen que es el principal problema en la cadena de valor para abaratar el costo de la construcción”, explicó Kerr.

Además se anunció un crédito intermedio a desarrolladores contra boleto de compraventa, seguros de caución para que puedan acceder al financiamiento intermedio y la licitación de tierra pública a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado para la construcción y uso de recursos del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) como fondo de garantía para otorgar crédito a las pequeñas y medianas constructoras provinciales.

Respecto al último proyecto, Kerr manifestó que el rol del Estado tiene que ser el de subsidiar la demanda y no la oferta. “Ese esquema tiene que cambiar, lo entendemos como ineficaz. Tucumán es una provincia que tiene una oportunidad enorme de dar un salto de transparencia con los programas que está gestionando; muchos van a parar a manos de sindicatos y gremios que tienen poca transparencia. Es un programa completamente regresivo. ¿Cuánto más los argentinos podemos poner plata para que a uno se la regalen y hay otros miles que no la reciben?”, fustigó.

Para 2019 se prevé que la cifra del Fonavi ascienda a $24.000 millones, lo que permitirá la construcción de 60.000 viviendas sociales en el país.

En Esta Nota

Plan ProCrear
Comentarios