Confirmaron la detención del cura arrestado en la provincia

12 Oct 2018

BUENOS AIRES.- El Comisariado Pontificio a cargo del Instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista confirmó que dispuso “severas medidas restrictivas” contra el sacerdote detenido Nicolás Parma por supuestos abusos a novicios y reveló que el Vaticano seguía un proceso contra el religioso que oficiaba en la localidad de Puerto Santa Cruz.

El órgano a cargo del obispo emérito de 9 de Julio, Martín de Elizalde, declaró que al conocerse “el presunto comportamiento gravemente inapropiado” del sacerdote con menores de edad y “ante los indicios de verosimilitud del contenido de esas denuncias” que datan de diciembre de 2016 dispuso que “regresara de inmediato a la Argentina desde su destino en la diócesis de Vic (España), lo que se hizo efectivo en el término de 96 horas”.

El sacerdote de 40 años fue denunciado en Salta por un joven que hizo el postulado en Puerto Santa Cruz, donde se instruye la causa. El religioso fue detenido la semana pasada en Tucumán por personal de Gendarmería Nacional.

La defensoría oficial interpuso una excarcelación que fue denegada y el Juzgado de Recursos de Río Gallegos debe resolver sobre la apelación, que en caso de dictarse antes el procesamiento y prisión preventiva quedará como abstracto.

Los abusos en la Iglesia Exaltación de la Santa Cruz se destaparon en 2016 gracias a que Yair, unade las víctimas, decidió contarlo a través de un testimonio que fue enviado a El Vaticano. Como no tuvo respuesta, fue a la Justicia. (Télam)

Comentarios