Litto Nebbia y Leo Deza, tres décadas de relación que se plasman en una obra conjunta

Presentan un CD con temas de ambos, y harán un recorrido por clásicos de otros tiempos. El anticipo de “Alma”.

16 Sep 2018
1

COMPOSICIONES A CUATRO MANOS. Leo Deza y Litto Nebbia hicieron “Canciones de Tucumán a Rosario”.

ÚNICO RECITAL

• A las 19 en el teatro San Martín (avenida Sarmiento 601).

Litto Nebbia recuerda que hace 30 años conoció a Leopoldo Deza. No fue en forma directa, sino a través de su obra: el músico tucumano le dejó en el hotel donde paraba una grabación casera de su banda de entonces, Mate de Luna, que participaba de un concurso. “Sonaba horrible, pero tenía una vena creativa que me encantaba por su propuesta de fusionar el folclore; era muy original. Ganó y ya nos quedamos enganchados y como amigos”, evoca. Tan prendado quedó que el material luego se transformó en disco recomendado de su sello Melopea.

Ese inicio de relación maduró con el tiempo, con Deza incorporado al circuito de músicos que colaboran con el emblema del rock argentino (en flautas o cuerdas), al tiempo que él es su productor de distintos proyectos. Ahora, entre ambos nació “Canciones de Tucumán a Rosario”, el CD que presentarán a las 19 en el teatro San Martín, dentro del 58° Septiembre Musical.

El rosarino adelanta que serán dos horas de sonidos nuevos y viejos. Partirán de su proyecto conjunto más reciente (de los 15 temas grabados entre 2015 y 2017, nueve están compuestos por Deza; uno por Nebbia y los restantes, entre los dos) para luego recorrer clásicos del medio siglo del rock argentino. En el tramo final tendrán la compañía de Pata I’ Chancho, el trío local de jazz fusión que integran Raúl Villagra, Rony López y Javier Podazza.

“Me gusta participar con Leo tanto en vivo como en el disco. Es un muy buen compositor y lo aprecio mucho. Esta vez vamos a ofrecer un recital con música de varios álbumes, incluyendo ‘Canciones...’, y de varios tiempos, con canciones históricas de mi composición y un adelanto del futuro disco mío, ‘Alma’, que aparecerá en octubre y que tiene un formato bastante orquestal”, anuncia Nebbia, quien cumplió recientemente 70 años.

- ¿Qué distingue “Canciones...” de otros trabajos?

- La novedad, que me sorprendió incluso a mí, es que Leo siempre me acercó música instrumental, y hace un par de años me presentó letras de canciones, que me parecieron muy hermosas. Se abrió a otras facetas creativas y se animó hasta a cantar en el disco, que tiene partes solistas y a dúo, como lo vamos a hacer sobre el escenario.

- Sus temas transmiten una gran ternura...

- Sí, las letras son un encanto, muy lindas. Es también un producto muy original. En el recital también vamos a cantar temas inmortales como “Quien quiera oír que oiga” y “Sólo se trata de vivir”. Como improviso, siempre suenan distintas.

- Más allá de referente del rock, se destaca que abriste muchas puertas a músicos para que puedan crecer.

- Es una actitud natural mía, de mi persona y de mi destino. Fui así desde el momento en que tuve la suerte de ser conocido. Cuando puedo, trato de ayudar pero no como un mecenas, sino como algo natural de nuestra profesión. Hoy es más difícil que antes, porque el arte es casi un artículo de lujo.

- Del demo de 1988 de Mate de Luna al presente hubo mucho avance tecnológico. ¿ Te convencen estos cambios?

- Hay muchas más posibilidades técnicas que antes. Te pueden acercar una grabación de celular que suene bien, aunque no tenga calidad de disco. Años atrás era imposible: grababas algo en tu casa y se escuchaba un volcán. Pero sigo ponderando el trabajo de Mate de Luna y lo reeditamos no hace mucho. Hay mucha música argentina buena que no se conoce y que no dejó ningún registro.

- En tiempos de streaming, ¿tiene sentido el disco físico?

- Por supuesto que sí. Es un engaño creer que sólo se consume de forma virtual. Lo que varió es que hay menos distribuidoras que antes. Hay muchos caprichos que tienen que ver con el negocio, no con lo artístico. A quienes les gusta realmente la música, necesitan el físico. Yo escucho de todo y de todo el mundo, y hay cosas lindas y otras, no. Tengo 24.000 discos.

Comentarios