Cuarto de siglo para Manojo de Calles

Verónica Pérez Luna repasa la trayectoria de su grupo, que cerrará su celebración con una comilona popular en barrio El Bosque.

15 Jul 2018
1

DESDE JUJUY. Iván Santos Vega protagoniza “El hómbre cóndor”, la obra que llega en adhesión a la Fiesta 25.

En los albores de la Escuela de Teatro de la Facultad de Artes (fundada en 1984), Verónica Pérez Luna no pensaba en que esos estudios iniciáticos terminarían décadas después poniéndola como cabeza de un proyecto artístico tucumano con reconocimiento nacional.

Manojo de Calles celebra un cuarto de siglo desde su nacimiento con su Fiesta 25 que comenzó el martes y terminará hoy en Fuera de Foco Espacio de Arte, donde el grupo se afincó desde hace dos años, luego de un deambular itinerante. En 2017, el grupo recibió el premio a la Trayectoria del Colectivo Teatral del NOA, que otorga el Instituto Nacional de Teatro.

“Estamos rodeados de afectos, y logramos armar una agenda casi sin proponérnoslo, porque muchos artistas se fueron invitando solos para estas fechas. Nunca nos imaginamos esta repercusión y nos llevó a darnos cuenta de lo que pasó con lo que hicimos y estamos haciendo en el teatro. Por suerte nos conocen mucho en toda la región, en Rosario y en Córdoba, especialmente, y tenemos amigos de esos lugares que vienen a este encuentro”, confiesa la directora.

La última obra que estrenó Manojo fue “Pedro y las Pelonas o Exvotos al Teatro”, en la temporada 2017 y con reposición este año, con la cual salió tercera en la Fiesta Provincial del Teatro. “Siento que la consistencia y la continuidad del proyecto nos ha permitido tener una identidad muy definida, de la cual uno a veces no se da cuenta por sí mismo, sino que te la dicen, que se refleja en la mirada del otro. Nos pensamos como un colectivo que siempre tuvo la cultura del teatro del grupo y que reivindica al viejo espíritu independiente de este arte”, señala.

A la hora de definir sus principios, Pérez Luna enumera: “sentamos posición permanentemente; buscamos un público crítico, que sepa que no va a salir de ver una obra que lo deje tranquilo ni conforme; pretendemos que a la gente le produzca cosas nuestras propuestas, y ponemos el énfasis en lo teatral ideológico y no en lo comercial”. “Eso es lo que nos devuelve la gente y los colegas, que se suman a un intercambio que hacemos en una red que responde a nuestra forma de trabajar”, agrega.

La estética de Manojo siempre se caracterizó por una estética y una poética artística vinculada con el riesgo escénico y los cuerpos expuestos, que incluyeron desnudos en diversos espectáculos. “El público se ha ido desprejuiciando en este cuarto de siglo, aunque sigue existiendo cierta calificación previa de la gente. Pero las obras que encaramos abren muchas puertas, no solamente lo que se ve inicialmente de parte de nuestros actores. Para mí, es muy importante el trabajo sobre la mirada del espectador, que decide qué mira, cómo mira y se pregunta por qué mira. Ese procedimiento teatral es más relevante que el que tienen los artistas entrenados para la gran exigencia física que enfrentan en las puestas en escena que encaramos”, admite.

Ese panorama se enlaza con un “momento crítico tremendo de cambios en el teatro en la Argentina y en el mundo -señala-, con desafíos ideológicos como la antiquísima estructura del patriarcado en las cabezas de todos, por ejemplo”. En medio de ese entorno político complejo, Pérez Luna suma en el país la crisis económica: “los grupos y las salas independientes sobrevivimos, está muy duro sostener la actividad, el precio de las entradas no llegan a cubrir los costos operativos y los subsidios estatales están desactualizados y hay demoras en su entrega”. “Debemos ponernos más exigentes con el Estado, porque la flexibilización recae sobre los teatristas que somos los que sostenemos la actividad artística”, resalta.

El festejo por el aniversario concluirá esta tarde por partida triple en Fuera de Foco: a las 18 se realizará un conversatorio abierto con el grupo sanjuanino Ob Caenum sobre “Teatralidad marginal, reflexiones sobre un teatro de borde”, que fue invitado a la provincia por Ulmus Gestión Cultural; a las 21 se montará la obra “El hombre cóndor”, del grupo El Colectivo Teatro de Jujuy, con la actuación de Iván Santos Vega y la dirección de Fabiola Vilte y Bernardo Brunetti; y a las 22.30 habrá un cierre callejero en su sala del barrio El Bosque con una celebración popular y “una gran comilona con permiso municipal y la presencia de muchos de los amigos que estuvieron con nosotros todos estos años”, concluye Pérez Luna.

TRIPLE AGENDA

• A partir de las 18 en Fuera de Foco (Mendoza 2.062).

Comentarios