La recuperación de Lucchetti pasó otra prueba en el amistoso y el regreso oficial es inminente

El arco vuelve a ser suyo.

14 Jul 2018
1

SACÓ TODO EL PELIGRO. Si bien Gimnasia no lo inquietó demasiado, Lucchetti despejó todas las pelotas que llegaron a su arco en la cancha del Hotel de la Liga. la gaceta salta / foto de marcelo miller

No fue el más crudo de los inviernos para el norte del país. Tampoco es que se asemejó a una primavera pero a los días verdaderamente fríos se los pasó juntando fuerzas y pensando justamente en la estación de las flores. Algo similar sucedió con Atlético y Cristian Lucchetti, de quienes no puede decirse que la pasaron mal en la pretemporada, pero que sí afrontó los momentos complicados apoyándose en el pasado reciente, el futuro que le espera y el presente, en el cual le ganaron a Gimnasia (J) el primer amistoso.

“Estoy contento por haber vuelto a jugar. No es fácil, es una lesión (la que sufrió) dura pero estoy poniéndome bien de a poco”, le dijo el “Laucha” a LG Deportiva, después de formar parte del equipo titular que derrotó 1 a 0 al “Lobo”.

“Fue nuestra primera ‘práctica de fútbol’ en la pretemporada. Tuvimos algunas imprecisiones lógicas pero me parece que nos sirvió para llegar de la mejor manera a la competencia”, dijo el arquero. Y vaya que le sirvieron estos minutos en el arco de Atlético ante un equipo profesional, algo que no vivía desde noviembre del año pasado. Allí, se fracturó su hombro izquierdo.

“La idea es llegar bien al partido de la Copa (Libertadores). Nos queda casi un mes de trabajo por delante y con Andrés trabajamos todos los días”, asegura.

Andrés es Jemio, el ex guardavallas de Atlético y actual entrenador de arqueros. Junto con él, y con Patricio Peralta, una semana antes de que comience la pretemporada, el arquero cortó sus vacaciones y empezó a entrenar para poner ese hombro en las condiciones más cercanas a donde estaban en el estadio “Antonio Romero”, de Formosa, el día de su lesión.

“Estoy ilusionado. No va a ser fácil pero quiero estar a la altura de todo lo que vamos a jugar”, agrega Lucchetti, que por momentos es muy cauto a la hora de hablar de cómo llegará a ese bendito partido ante Atlético Nacional, el 9 de agosto en el Monumental.

Sin embargo, sus colegas del arco lo vieron en perfecto estado. “Lo vi bien, bastante bien. Mantuvo el cero”, dijo Alejandro Sánchez, quien atajaría ante Tristán Suárez, por la Copa Argentina, al menos por las declaraciones de Lucchetti.

“Él ya está bien, atajando normal por suerte”, aportó Franco Pizzicannella, que debería reemplazarlo el 9 de agosto (Sánchez está suspendido) en caso de que no llegue. Algo que pese al cuidado que tiene Lucchetti y por los comentarios de sus compañeros, no va a pasar.

Comentarios