Cambiemos baila al ritmo de Carrió

Los analistas consideran que las críticas de la diputada a la UCR llegaron en un momento difícil para el Gobierno nacional. Creen que se trata de una estrategia para dividir las aguas. Con esta tormenta, la alianza gobernante se debate entre seguir siendo una fuerza electoral o convertirse, definitivamente, en un espacio político con protagonismo permanente.

08 Jul 2018
1

Amor u odio. Eso es lo que despierta Elisa “Lilita” Carrió en la opinión pública. Sus denuncias, sus declaraciones y sus acciones traen consecuencias. Y esta vez le apuntó a la Unión Cívica Radical (UCR), una de las patas de la mesa principal de Cambiemos. “Al final, los radicales tienen que reconocer que están con una ex miembro que los maneja desde afuera. Es divino. Es el mayor castigo por misóginos. Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”, se despachó la diputada y líder de la Coalición Cívica. En el radicalismo hicieron cola para contestarle.

“Somos un partido político nacional, soberano en sus decisiones y democrático hacia adentro. No un proyecto personal ni un liderazgo mesiánico”, le contestó el centenario partido a través de un comunicado.

“Mil disculpas Cornejo, es una vieja broma que hago hace 20 años, que hace reír a la gente, solo que quizás no la recordás porque en esa época estabas en el kirchnerismo”, contestó, irónicamente, Carrió, al presidente partidario y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo. El huracán ya se había desatado. “Tu agravio al radicalismo no me causa ninguna gracia @elisacarrio, lo repudio. Es una irresponsabilidad política de tu parte denostar a un miembro de Cambiemos debilitando la coalición de gobierno en momentos difíciles para el país”, transmitió, por su parte, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, desde su cuenta en Twitter.

Por la misma red social, el histórico dirigente radical Ricardo Alfonsín, trató de apuntar más hacia el momento que vive el país, pero sin perder de vista sus críticas contra la diputada. “Qué bien le haría al país que los radicales discutiéramos los problemas de la clase media, la producción y de los sectores populares con la misma fuerza que discutimos las frases desacertadas e irrespetuosas de Carrió”, reflexionó.

La gestión de Macri no pasa por un buen momento. A las complicaciones económicas ahora se le suma la interna de la coalición que lo llevó a la presidencia, el 10 de diciembre de 2015. El jefe de Estado entiende que es víctima de una tormenta perfecta desatada por factores externos (la guerra comercial entre EEUU y China) y la crisis cambiaria desatada hace poco más de dos meses en el país. Todo esto afectó la confianza en su administración y, naturalmente, en su imagen política. Por si esto fuera poco, en Buenos Aires, se apunta a la interna que existe en el gabinete entre el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el “superministro” de Hacienda, Nicolás Dujovne, que, por estas horas, está dando explicaciones ante los inversores en Estados Unidos de que la Argentina cumplirá las metas pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y de que el país es merecedor de su rol de emergente para recibir más capitales. Los chisporroteos entre ambos arrancaron cuando ambos dieron sus puntos de vistas acerca del incremento de un impuesto para los viajes al exterior. Según el analista Carlos Germano, el tembladeral arrancó el 25 de abril pasado cuando arrancó la crisis del dólar, que alimentó la inflación. Pero apuntando a lo estrictamente político, indica hay un resquebrajamiento en el frente interno de Cambiemos, particularmente contra la línea dura de Peña. “Carrió está más alineada al pensamiento de Macri y de Peña de desconfianza de los acuerdos políticos. Mientras que María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Emilio Monzó vienen pidiendo más apertura, para que Cambiemos deje de ser una alianza electoral y mutar hacia una coalición política. Esa es la pelea de fondo”, explica Germano a LA GACETA.

Según el experto, en el PRO siempre hubo verticalismo hacia el liderazgo de Macri y estos chisporroteos pueden significar una suerte de cuestionamiento a esa forma de liderar una coalición.

Gabriela Pousa, analista política, señala por su parte que no hay que perder de vista que Cambiemos ha sido edificada por Macri, Carrió y el radical Ernesto Sanz. Y considera que la diputada “es un personaje muy peculiar, pero que no tiene interés de que al Gobierno le vaya mal”. “Cuando se llega al poder, la guerra de egos es muy común por aquello de mantenerse en el fuego y en toda coalición hay intereses creados. Tal vez la diputada quiso poner los puntos; es su estilo; y creo, no obstante, que eso debería hacerse intramuros”, remarca.

Según el encuestador y analista Hugo Haime, muchas veces Carrió dice cosas que suenan disparatadas. “Pero se trata de estrategias; todos sabemos y ella lo ha dicho en más de una oportunidad que desprecia al PJ y también a la UCR. Esta fue otra reacción”, indica a nuestro diario. En la conducción de Cambiemos son reacios a llegar a algún tipo de acuerdo con la oposición. Sin embargo, advierte Haime, el oficialismo nacional está en una situación muy complicada, en un desfiladero. “En el exterior, al Gobierno no le creen y por eso fue Dujovne a Estados Unidos, para pedir que sigan apostando por la Argentina. Puertas adentro también pasa lo mismo; de hecho, la imagen presidencial ha perdido credibilidad”, sostiene.

El analista recuerda que la Casa Rosada prescindió de la oposición mucho antes. Incluso desde el momento en que firmó el acuerdo por un préstamo stand-by con el FMI, sin realizar consulta alguna a la oposición. “Macri ha redoblado su apuesta al decir que su gestión va por el camino correcto y que persistirá en eso contra viento y marea”, acota.

Haime, en definitiva, considera que el presidente de la Nación y algunos de sus principales referentes, como Carrió, están tratando de enviar un mensaje al arco político de que habrá división de aguas entre aquellos que acompañan a su gestión del resto que no cree que pueda solucionar los problemas del país. “Lo diferente es que Macri toma esta decisión con un piso de imagen que nunca antes tuvo”, finaliza.

José Cano
Para el diputado radical José Cano, el radicalismo no debería destinar su atención a los dichos de Elisa Carrió.  “El radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos. No debemos destinar tiempo ni agenda a interpretar o contestar lo que diga Carrió”, consideró el ex titular del Plan Belgrano, quien aclaró que mantiene una buena relación con la diputada porteña. Cano insistió en que Carrió debe “hacerse cargo de lo que dice” y defendió la autonomía de la UCR. “Que no trasciendan los planteos del radicalismo al Gobierno no significa que la UCR no tenga fuerza. Realizamos planteos concretos sobre la situación de las Pymes y buscar formas de bajar el déficit sin afectar el bolsillo de los trabajadores”, finalizó Cano.
A. Ávila Gallo
“Carrió es una persona con muchísima experiencia política, es muy necesaria y ocupa un rol en el tablero político argentino que es fundamental. Tiene que existir siempre una ‘Lilita’. Esas declaraciones son propias de la personalidad de Carrió, pero no significa más que eso. Creo que es una actriz fundamental de la política”, consideró el ex presidente del PRO en Tucumán, Alejandro Ávila Gallo. El referente del macrismo tucumano, de todas maneras, explicó que él no daría explicaciones por los últimos dichos de la diputada. “(Todo esto que pasó) por lo que dijo Carrió está más relacionado con la turbulencia social que se está viviendo y con una paranoia política operada por la oposición, que aprovecha esta coyuntura para hacer crecer la efervescencia social y perjudicar la gestión”, consideró Ávila Gallo.
Sandra Manzone
La concejala capitalina Sandra Manzone, referente de la Coalición Cívica, defendió a Carrió y aseguró que el clima en la alianza Cambiemos es muy bueno. “Son bromas que hace desde hace muchísimo tiempo Elisa. Estoy sí en absoluto desacuerdo con el comunicado emitido por Alfredo Cornejo (presidente de la UCR), porque esa respuesta no fue del radicalismo. Fue absolutamente desmedido respecto a lo que ha dicho Carrió y con lo que entiende que le aporta Lilita a Cambiemos. Ella es la fundadora, junto con la UCR de la mano de Ernesto Sanz, de Cambiemos”, consideró Manzone. Dijo estar sorprendida por la falta de solidaridad y sororidad de las políticas del país: “Carrió es sin duda alguna la mujer más atacada y denostada de la política”.
Ariel García
Para la facción disidente del radicalismo provincial, los dichos de Carrió fueron tomados con indignación. “Raúl Alfonsín en un acto la había declarado a Carrió como una enemiga del radicalismo. Ella es doblemente peligrosa porque también es hipócrita. Estas declaraciones generaron indignación, pero sobre todo más indignación cuando el presidente de la bancada en diputados, Mario Negri, le baja la tensión. Es una chicana fuerte contra el presidente radical”, consideró el radical Ariel García. “No sólo la UCR es el socio bastardo de Cambiemos, es más grave, el radicalismo no es valorado como aliado fundamental para sostener este gobierno en el país. Lo que pasa ahora en el país no puede quedarse en silencio”, insistió el legislador.
Walter Berarducci
Para el secretario de Gobierno de la Capital, Walter Berarducci, Cambiemos no puede destinar tiempo a las disputas entre dirigentes. “Como parte de Cambiemos con el Partido de la Justicia Social, la dirigencia política de Cambiemos tiene una responsabilidad institucional que es la de gobernar. Tenemos que abocar nuestros esfuerzos, inteligencias y sacrificios en darles soluciones y respuestas a la gente”, consideró Berarducci. Y agregó: “no podemos caer en disputas personales ni en reyertas históricas personales también. La disputa ente dirigentes a la gente no le sirve, no le entiende y no le gusta. En Tucumán debemos seguir consolidando el espacio para ser una alternativa al gobierno provincial actual”.
Pablo Walter
El referente del PRO y titular de la empresa de agua potable y cloacas porteña AYSA, Pablo Walter, los dichos de Carrió no deben distraer de la gestión. “El clima de Cambiemos es el mismo de siempre. Las diferencias que existen, a veces en formas y en estilos, han existido desde el primer momento en el radicalismo, en el PRO, dentro del radicalismo y Carrió que viene del mismo partido, pero no son diferencias de fondo”, consideró Walter, y rechazó que haya “fuego amigo” en la alianza. “Aún con su ironía que a algunos puede divertirles y a otros no gustarle, ella tiene un rol muy importante desde el origen de Cambiemos y lo tiene aún hoy. Aunque eso no signifique que uno esté de acuerdo con todo lo que dice”, finalizó.

José Cano

Para el diputado radical José Cano, el radicalismo no debería destinar su atención a los dichos de Elisa Carrió.  “El radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos. No debemos destinar tiempo ni agenda a interpretar o contestar lo que diga Carrió”, consideró el ex titular del Plan Belgrano, quien aclaró que mantiene una buena relación con la diputada porteña. Cano insistió en que Carrió debe “hacerse cargo de lo que dice” y defendió la autonomía de la UCR. “Que no trasciendan los planteos del radicalismo al Gobierno no significa que la UCR no tenga fuerza. Realizamos planteos concretos sobre la situación de las Pymes y buscar formas de bajar el déficit sin afectar el bolsillo de los trabajadores”, finalizó Cano.

A. Ávila Gallo

“Carrió es una persona con muchísima experiencia política, es muy necesaria y ocupa un rol en el tablero político argentino que es fundamental. Tiene que existir siempre una ‘Lilita’. Esas declaraciones son propias de la personalidad de Carrió, pero no significa más que eso. Creo que es una actriz fundamental de la política”, consideró el ex presidente del PRO en Tucumán, Alejandro Ávila Gallo. El referente del macrismo tucumano, de todas maneras, explicó que él no daría explicaciones por los últimos dichos de la diputada. “(Todo esto que pasó) por lo que dijo Carrió está más relacionado con la turbulencia social que se está viviendo y con una paranoia política operada por la oposición, que aprovecha esta coyuntura para hacer crecer la efervescencia social y perjudicar la gestión”, consideró Ávila Gallo.

Sandra Manzone

La concejala capitalina Sandra Manzone, referente de la Coalición Cívica, defendió a Carrió y aseguró que el clima en la alianza Cambiemos es muy bueno. “Son bromas que hace desde hace muchísimo tiempo Elisa. Estoy sí en absoluto desacuerdo con el comunicado emitido por Alfredo Cornejo (presidente de la UCR), porque esa respuesta no fue del radicalismo. Fue absolutamente desmedido respecto a lo que ha dicho Carrió y con lo que entiende que le aporta Lilita a Cambiemos. Ella es la fundadora, junto con la UCR de la mano de Ernesto Sanz, de Cambiemos”, consideró Manzone. Dijo estar sorprendida por la falta de solidaridad y sororidad de las políticas del país: “Carrió es sin duda alguna la mujer más atacada y denostada de la política”.

Ariel García

Para la facción disidente del radicalismo provincial, los dichos de Carrió fueron tomados con indignación. “Raúl Alfonsín en un acto la había declarado a Carrió como una enemiga del radicalismo. Ella es doblemente peligrosa porque también es hipócrita. Estas declaraciones generaron indignación, pero sobre todo más indignación cuando el presidente de la bancada en diputados, Mario Negri, le baja la tensión. Es una chicana fuerte contra el presidente radical”, consideró el radical Ariel García. “No sólo la UCR es el socio bastardo de Cambiemos, es más grave, el radicalismo no es valorado como aliado fundamental para sostener este gobierno en el país. Lo que pasa ahora en el país no puede quedarse en silencio”, insistió el legislador.

Walter Berarducci

Para el secretario de Gobierno de la Capital, Walter Berarducci, Cambiemos no puede destinar tiempo a las disputas entre dirigentes. “Como parte de Cambiemos con el Partido de la Justicia Social, la dirigencia política de Cambiemos tiene una responsabilidad institucional que es la de gobernar. Tenemos que abocar nuestros esfuerzos, inteligencias y sacrificios en darles soluciones y respuestas a la gente”, consideró Berarducci. Y agregó: “no podemos caer en disputas personales ni en reyertas históricas personales también. La disputa ente dirigentes a la gente no le sirve, no le entiende y no le gusta. En Tucumán debemos seguir consolidando el espacio para ser una alternativa al gobierno provincial actual”.

Pablo Walter

El referente del PRO y titular de la empresa de agua potable y cloacas porteña AYSA, Pablo Walter, los dichos de Carrió no deben distraer de la gestión. “El clima de Cambiemos es el mismo de siempre. Las diferencias que existen, a veces en formas y en estilos, han existido desde el primer momento en el radicalismo, en el PRO, dentro del radicalismo y Carrió que viene del mismo partido, pero no son diferencias de fondo”, consideró Walter, y rechazó que haya “fuego amigo” en la alianza. “Aún con su ironía que a algunos puede divertirles y a otros no gustarle, ella tiene un rol muy importante desde el origen de Cambiemos y lo tiene aún hoy. Aunque eso no signifique que uno esté de acuerdo con todo lo que dice”, finalizó.

En Esta Nota

Elisa Carrió Cambiemos
Comentarios