El Mundial busca su estrella

Varias figuras se marcharon anticipadamente de Rusia y de los que siguen en competencia, algunos se prueban el traje de astro

05 Jul 2018

ALBERTO BRAVO

DPA - ESPECIAL PARA LG MUNDIALISTA

En una competencia en el que los equipos brillaron más por el rendimiento colectivo que por los aportes individuales, la Copa del Mundo todavía busca una estrella y, eventualmente, un candidato al Balón de Oro. En la nómina figuran nombres como los de Neymar (Brasil), Harry Kane (Inglaterra), Kylian Mbappé (Francia), Romelu Lukaku (Bélgica), Edinson Cavani (Uruguay) y Luka Modric (Croacia).

El listado llama más la atención por tantos ausentes. El primero en marcharse fue Toni Kroos, tras el fracaso del seleccionado de Alemania. Luego, Lionel Messi, y su desfigurada Argentina.

Horas después, Cristiano Ronaldo y su insulsa Portugal. Posteriormente le llegó el turno a una convulsionada España, junto a la cual se retiró Andrés Iniesta, sin el honor que se merecía.

El martes dijo adiós la abnegada Colombia de James Rodríguez. El talentoso jugador de Bayern Munich no pudo jugar los octavos de final, debido a una lesión muscular.

Favorita

Con las llaves de cuarto de final armadas, el principal favorito para el título es Brasil, a raíz de la consistencia grupal demostrada y de su amplísima batería de futbolistas relevantes. A la cabeza de ese equipo se sitúa Neymar, quien parece ir de menos a más en el torneo. El jugador de PSG mezcló talento tanto para dominar la pelota como para simular golpes, ganándose el odio de la mayoría de sus adversarios.

El partido por los cuartos de final ante Bélgica -juegan mañana a partir de las 15 - dará la verdadera medida de cuáles son las aspiraciones de Brasil y, también, del propio Neymar. Todos los focos están sobre él, como le gusta.

Delante suyo estará uno de los grandes artilleros del campeonato: Lukaku, quien se está robando el protagonismo de Eden Hazard en el seleccionado de Bélgica. El atacante de Manchester United marcó cuatro goles y se convirtió en una enorme pesadilla para los rivales, a partir de su tremenda potencia y de su infatigable esfuerzo para tirar desmarques.

El “Huracán” inglés

Por el momento, al frente de la tabla de goleadores se ubica el inglés Kane, con seis goles. Pero “Hurricane” tiene una enorme oportunidad para seguir brillando, porque en el encuentro por los cuartos de final su selección se medirá contra Suecia, un rival a priori inferior.

El delantero de Tottenham está demostrando que a sus 24 años no sólo es un jugador maduro, sino que está en condiciones de liderar cualquier equipo, pese a no contar con un gran carisma. Lo suyo es ayudar a su selección convirtiendo en gol todas las pelotas que le llegan.

Otra de las selecciones agraciadas por una llave “benigna” es Croacia, que jugará la segunda ronda de la instancia eliminatoria ante la anfitriona, Rusia. También aparece como una ocasión propicia para que el conjunto balcánico dé el paso adelante que se le pide, y con Modric al mando.

Después de conquistar por tercer año consecutivo la Liga de Campeones con Real Madrid, el pequeño volante croata tiene ante sí el reto de demostrar que a sus 32 años puede rendir a óptimo nivel y llevar a su selección a las cotas más altas. De momento lo está haciendo.

Juventud explosiva

Otra de las firmes candidatas al título es Francia, donde Antoine Griezmann cedió el protagonismo a la gran explosión del torneo. Responde al nombre de Mbappé y a sus 19 años protagonizó la actuación individual más explosiva hasta ahora con su exhibición en octavos de final, ante la Argentina.

La selección de Messi sucumbió ante ese torbellino que es el jugador de Paris Saint Germain, que se convirtió en el primer jugador de menos de 20 años en hacer un doblete en un Mundial desde que Pelé lo lograra, en 1958. Otra actuación como aquella y tendrá el mundo a sus pies.

Francia jugará ante Uruguay, cuya figura, Cavani, protagonizó contra Portugal otra de las actuaciones personales más destacadas en Rusia, con dos preciosos tantos que sepultaron las opciones del seleccionado luso.

Pero para infortunio del equipo “Celeste” -y de él mismo-, el delantero de PSG se lesionó en el segundo tiempo de aquel encuentro y su participación en los cuartos de final está casi descartada. Una lástima para él, después de reivindicar su clase liderando a un equipo lleno de pasión.

Comentarios