Los mexicanos eligen presidente, con López Obrador como favorito

Unos 89 millones de votantes elegirán al sucesor de Enrique Peña Nieto.

01 Jul 2018
1

Manuel López Obrador, candidato a presidente de México. FOTO TOMADA DE VOZ DE AMÉRICA

CIUDAD DE MÉXICO.- Los mexicanos salieron hoy a votar para renovar autoridades federales y regionales, en unos comicios marcados por el hartazgo y con el nacionalista de izquierda Andrés Manuel López Obrador de favorito. 

Los 157.000 centros de votación abrieron desde las ocho de la mañana con algunos retrasos. 

La televisión mostró largas filas frente a algunos locales electorales, en una jornada con partidos del Mundial de Rusia 2018 y en la antesala del México-Brasil del lunes. 

López Obrador, de 64 años, madrugó como es su costumbre y fue el primero de los candidatos presidenciales en acudir a su centro de votación, rodeado de cámaras y fotógrafos y acompañado por su esposa e hijo menor. 

Después de López Obrador votó el oficialista José Antonio Meade, de 49 años, ex ministro de Hacienda y Relaciones Exteriores, en otro local electoral de Ciudad de México. 

El opositor Ricardo Anaya, de una alianza de centroderecha-centroizquierda, lo hizo en Querétaro, en el centro del país, y el último fue el independiente Jaime Rodríguez, "El Bronco", en la localidad de García, en el norte del país. 

Unos 89 millones de mexicanos están convocados a las urnas para escoger al sucesor de Enrique Peña Nieto del Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro) por un único periodo de seis años (2018-2024). 

Además de votar presidente los mexicanos renovarán 500 diputados y 128 senadores, ocho gobernadores, 1.600 alcaldes y la jefatura de Gobierno de la capital. 

López Obrador perdió en 2006 por 0,62 puntos ante el conservador Felipe Calderón y en 2012 fue superado por Peña Nieto por más de seis puntos. Ahora el ex alcalde de Ciudad de México (2000-2005) llega fortalecido con su promesa de un cambio "radical". 

Voto castigo

En estos comicios se espera un voto de castigo por la inseguridad, la corrupción y el lento crecimiento de la segunda mayor economía de América Latina después de Brasil. 

López Obrador no votó por sí mismo, según había anticipado, sino simbólicamente por la luchadora social Rosario Ibarra, de 91 años, que no es candidata y por lo tanto el voto será anulado. 

"Ahora ella está delicada de salud y yo quiero rendirle este homenaje en vida, quiero reconocer todo lo que ha hecho por la defensa de los derechos humanos", afirmó. 

Durante su campaña López Obrador prometió acabar "con la mafia del poder", poner fin a la corrupción a partir del ejemplo y tener una postura firme ante el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. 

No obstante, algunas de sus propuestas han sido ambiguas por lo que no está claro cómo se concretarían en un eventual Gobierno. 

Anaya, abogado de 39, se postula por la alianza Por México al Frente y busca obtener los votos de quienes no quieren a López Obrador y de los que rechazan al PRI. 

"Que votemos hoy con el corazón pensando en el futuro de nuestro país", exhortó después de votar con su familia en Querétaro. Y anticipó que este domingo sería "un día extraordinario, histórico" para México, confiando en su victoria. 

Anaya figuró en la mayoría de las encuestas previas en segundo lugar de intención de voto, pero a mucha distancia de López Obrador. 

Meade, candidato del PRI, aunque sin ser militante, pidió a los mexicanos un voto reflexivo. "Yo estoy absolutamente seguro de que el día terminará en un triunfo para mí", dijo. 

El ex ministro carga con el desprestigo del PRI, que gobernó México siempre desde 1929, salvo un paréntesis de dos gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN, conservador) entre 2000 y 2012. 

Toma de posesión

En el caso del presidente, gana quien logre más votos, aunque no tenga mayoría absoluta y no hay segunda vuelta. El nuevo Gobierno tomará posesión el 1 de diciembre. 

Una eventual victoria de López Obrador, del partido Movimiento Regeneración Nacional, significaría una segunda alternancia en México después de la alternancia democrática de 2000. 

Muchos mexicanos no vieron los frutos del cambio político ni tampoco de las políticas económicas de las últimas tres décadas que impulsaron la modernidad el país pero con mucha desigualdad y pobreza. 

Cristina Kirchner

La posibilidad de una victoria de López Obrador, en una región que se ha ido volcando hacia la derecha, ha despertado la simpatía de líderes de izquierda de otros países. 

"Este domingo, elecciones presidenciales en México. Andrés Manuel López Obrador es una esperanza no sólo para México, sino para toda la región", escribió en Twitter la ex presidenta de Argentina Cristina Kirchner. 

El político izquierdista colombiano Gustavo Petro, que perdió las elecciones de su país en la segunda vuelta, afirmó que con López Obrador "la esperanza en América Latina renace y cobra fuerza". 

El proceso electoral ha estado marcado por altos niveles de violencia, con 136 políticos asesinados. (DPA)

Comentarios