Los campeones de los derechos humanos

Dos plataformas digitales analizan los países que juegan el Mundial de acuerdo a indicadores igualdad y libertades, entre otros En los partidos se difunden por Twitter datos sobre calidad de vida de mujeres y minorías. @Igualdata y #MundialDDHH

25 Jun 2018
1

ALIENTO. Las mujeres iraníes pudieron entrar a un estadio a alentar a su equipo, por primera vez desde 1980. REUTERS

Con la lupa puesta en los derechos humanos y políticas de igualdad, dos plataformas digitales contrastan a los países que se enfrentan en partidos del Mundial de Rusia 2018 en términos de paridad de género, aborto, protestas sociales, libertad de expresión y legislación LGTTBIQ+.

¿Cuál es la regulación del aborto en Islandia? ¿Tienen libertad de casarse dos mujeres en Perú? Si una pareja gay iraní decide adoptar ¿el Estado se lo permite? ¿Cuál es el primer país en Sudamérica que permitió la adopción de niños por parejas homosexuales? son algunas de las preguntas que responde esta iniciativa.

Los proyectos @Igualdata y El Mundial de los DDHH (#MundialDDHH) salieron a la cancha durante la Copa del Mundo para explicar con periodismo de datos qué pasa en cada país y expandir la agenda de derechos humanos y género, incluyendo precisiones sobre la respuesta a la protesta social en Japón, el porcentaje de participación de las mujeres en el parlamento de cada país, las brechas salariales y los puntos del mapa donde se criminaliza la homosexualidad.

La cuenta de Twitter @Igualdata se enfoca en seis puntos de los 32 países: aborto; año en el que se legalizó el voto femenino; esperanza de vida al nacer de las mujeres; licencia por maternidad y paternidad; matrimonio igualitario; y proporción de legisladoras en el Parlamento.

Mercedes D’Alessandro, del sitio Economía Feminista, también está en @Igualdata, a la que define como una “iniciativa colaborativa” a la que se unieron DataSketch de Colombia, Fútbol Femenino de Perú, y los argentinos de Chequeado, redaccion.com, Emergentes y WikiMedia.

“Los datos se obtienen de forma colaborativa con fuentes como la Organización Internacional del Trabajo, World Economic Forum, historia de cada país, el año que las mujeres obtuvieron el derecho al voto y la búsqueda de noticias”, explica D’Alessandro.

Hay datos llamativos. Por ejemplo, en Arabia Saudita “los derechos de las mujeres están muy por detrás y te cambia la perspectiva”, dice. Arabia está mal posicionada en el #MundialDeLaIgualdad. Las mujeres no pueden sacar pasaporte sin permiso de su esposo y, hasta ayer, no podían conducir autos.

O, por ejemplo, agrega, en el Día Internacional de los Refugiados, “durante el partido de Irán contra España encontramos que Irán es el quinto país que recibe más refugiados”.

Durante los partidos, la cuenta va posteando datos de los países. Si alguno convierte un gol “buscamos qué política destacar y cuando hay un empate publicamos una estadística en la que están parecidos, como matrimonio igualitario. La idea es generar otro punto de vista en la cancha, una perspectiva más grande que la que vemos en la tele”, analiza.

Los sitios de periodismo Latfem y Cosecha Roja se unieron para difundir con el hashtag #MundialDDHH la situación de los derechos humanos en cada uno de los países que disputan la Copa con una suerte de cartas en las que evalúan con estrellas las categorías: derecho al aborto, legislación LGTTBIQ +, derecho a la protesta/libertad de expresión y fútbol femenino.

“Estas problemáticas no son aisladas y nos pareció necesario visibilizar los temas y contar historias a partir de informes internacionales para que circulen en redes sociales”, cuenta Naimid Cirelli, integrante del proyecto.

Por ejemplo, “Suecia tenía a nivel legislativo cinco estrellas, pero, cuando indagamos, hay denuncias contra inmigrantes y casos de xenofobia”, ejemplifica.

Y sostiene: “No hay un país que tenga una legislación de vanguardia y una aplicación perfecta. En todos los países se siguen violando los derechos humanos”.

Por ejemplo, a pesar de los avances que hubo para la comunidad LGTTBIQ+ y que la Organización Mundial de la Salud le haya sacado la categoría de enfermedad a las personas trans, “sigue siendo muy fuerte la persecución y en 19 países está prohibida la homosexualidad, a riesgo de ser apresado o morir”.

También ambos espacios quieren reforzar el fútbol desde la mirada de género, no sólo como derecho vital, sino para participar de la recreación, el deporte y la pasión mundial. “Encontramos muy pocos países con ligas profesionales. El fútbol básicamente es machista, queremos integrar a las mujeres dentro de la estructura tanto como jugadoras o dirigentes como en la forma de consumirlo”, cuenta Naimid.

Por último, D’Alessandro suma un dato concluyente: “Hay 24.268 biografías de futbolistas varones en Wikipedia en español y 455 de mujeres”. (Télam)

Temas

Rusia
Comentarios