Alberto Lebbos no quiere ver ya cómo detienen a testigos

“Espero que vengan y digan la verdad”, dijo el padre de Paulina, asesinada en 2006.

19 Jun 2018

“Espero que los testigos vengan y digan la verdad. Es terrible que hayan salido detenidos por falso testimonio. Todos habían dicho que tenían creencias religiosas y habían jurado por ellas que dirán la verdad, pero después mintieron de una forma tan descarada que a los jueces no les quedó otro camino que cumplir con lo que estipula la ley”, enfatizó ayer Alberto Lebbos.

El padre de Paulina, la joven asesinada en 2006, afirmó que no quiere seguir viendo a personas privadas de su libertad por esta figura, sino escucharlos decir la verdad”, respecto del homicidio de su hija, durante las audiencias. Pero, a su vez, remarcó que la seguidilla de detenciones también expuso el “andamiaje de encubrimiento”.

“Ya quedó demostrado durante las audiencias cómo desde el más alto nivel del clan Alperovich-Rojkés, a través de funcionarios del Poder Ejecutivo (PE), entre ellos, Eduardo Di Lella (entonces secretario de Seguridad), Hugo Sánchez (ex jefe de Policía) y Héctor Brito (ex jefe de la Unidad Regional Norte -URN-), habían conformado un andamiaje de encubrimiento. Una acción fue crear una comisión o comité, como lo denominaron, para pretender demostrar que se hacía algo positivo, cuando, en realidad, se hacía un maquillaje a todas las maniobras de encubrimiento”, expresó Lebbos.

El querellante remarcó, en particular, que el actual subjefe de Policía, Francisco Picón, había atestiguado que “el domingo 12 (de marzo), el día posterior al hallazgo del cadáver de Paulina, ya había tomado conocimiento de que los hermanos Goitea descubrieron el cuerpo”. “(Picón) volcó esa información en ese comité o comisión, pero la gente que la integraba, los altos jefes policiales del Ministerio de Seguridad, no hicieron absolutamente nada. Quedó demostrada esa asociación ilícita, integrada por estos que se hacían llamar funcionarios públicos que se dedicaron a proteger a los asesinos de Paulina”, enfatizó Lebbos.

La Sala III de la Cámara Penal decidió ayer suspender la jornada del día, debido a la ausencia de uno de los integrantes de este tribunal, Dante Ibáñez, por problemas de salud, según se informó de manera oficial. Estaban previstas las declaraciones de siete testigos: Norberto Vicente Arias, René Antonio Aguirre, Carlos Andrés Cisneros, Sergio Iván Acuña, Luis Alberto Mansilla, Hugo Rafael Cabezas y Víctor Roque Pacheco.

Los testigos se presentarán una vez que se reanude el proceso oral y público, que se desarrolla desde febrero en la sala de juicios penales y correccionales.

Comentarios