Brasil 2014: del “Maracanazo” al “Mineirazo” - LA GACETA Tucumán

Brasil 2014: del “Maracanazo” al “Mineirazo”

13 Jun 2018
1

PARA NO CREER. Thomas Müller fue decisivo en la goleada alemana.

Brasil llegaba a semifinales de su Mundial sin gustar pero a paso firme. Seguía avanzando y el sueño del hexacampeonato en su tierra parecía posible.

Pero al esa instancia llegaba con algunas bajas sensibles. Con Neymar fuera de competencia a causa de lesión y Thiago Silva suspendido, el “Scratch” tenía la dura misión de superar a Alemania para jugar el partido decisivo en el Maracaná.

Pero no hubo hazaña, todo lo contrario. En el Mineirao de Belo Horizonte, se gestó quizás el golpe más duro que recibió la selección brasileña en la historia de los mundiales; algo comparable sólo con aquel “Maracanazo” que le propinó Uruguay y en 1950.

Alemania hizo fuego del árbol caído y arrolló a la selección brasileña, se aprovechó de una selección que no terminaba de encontrar su mejor versión y que estaba debilitada por la ausencia de dos piezas claves. Además, también sacó rédito ese pánico que casi que invadió a todo el país a medida que el Mundial fue avanzando.

Sí, a pesar de que todos los brasileños sacaban pecho y soñaban con otra vuelta olímpica, el fantasma de ese golpe de 1950 daba vueltas en la cabeza de todos los futboleros de ese país.

Fue 7-1 para los alemanes y pudo haber sido mucho peor. Los “bávaros” arrollaron futbolísticamente a un Brasil que se caía a pedazos y que terminó su Copa inmerso en un verdadero velorio.

Hubo llantos, escenas de pánico y un silencio sepulcral que se extendió mucho más allá del pitazo final del juego. Brasil sufrió en su casa la peor humillación que un anfitrión pudiera recibir. Se terminaron varios ciclos, aunque muchos brasileños hubieran preferido que se terminara el mundo.

Sí, del “Maracanazo” al “Mineirazo”, dos golpes tremendos a la historia brasileña.

Jugadores nacionalizados

Es común que algunos jugadores opten por defender una selección que no es la de su tierra natal. Pero Brasil 2014 tuvo varios casos: Miroslav Klose (polaco que representó a Alemania), Diego Costa (brasilero a España), Fernando Muslera (argentino a Uruguay), Gonzalo Higuaín -foto- (francés a Argentina), Jorge Valdivia (venezolano a Chile), Patrice Evra (senegalés a Francia) y Nani (nació en Cabo Verde, representó a Portugal).

La maldición del Mundial en casa

Esta fue segunda vez que Brasil vive una pesadilla futbolística en su propia tierra. La primera vez había sido en 1950 en el famoso Maracanazo de Uruguay; ahora fue Alemania la que le dio el golpe de gracia.

Comentarios