Los corazones se detuvieron

02 Jun 2018
1

La espectacularidad del accidente que sufrió Michele Pirro en el circuito italiano de Mugello hizo pensar lo peor. No sólo por el vuelo que levantó cuando accionó en exceso el freno de su Ducati, sino porque después de aterrizar en el asfalto dando tumbos como un muñeco de trapo, se quedó inmóvil. El incidente se llevó toda la atención en el primer día de acción de la quinta fecha de MotoGP. El italiano transitaba la recta del trazado a más de 350 kilómetros por hora cuando perdió el control. Se activaron los estrictos protocolos de seguridad: el piloto fue asistido y traslado a una clínica en Florencia. Horas después, en las redes sociales, se podía ver a un sonriente, pero golpeado Pirro, acostado en una cama. En segundo plano quedó que Andrea Iannone fue el más veloz. La actividad continúa hoy.

Comentarios