Tras las quejas de la Nación, apuran la planta potabilizadora en los Valles

“El objetivo es que al final de la gestión el 75% del país tenga cloacas y el 100% agua potable”, dijo Bereciartúa, de Nación. Las obras, presupuestadas en $ 100 millones, darán agua potable a casi 13.000 vecinos de Amaicha del Valle

30 May 2018
1

FIRMA DEL CONTRATO. Bereciartúa (izquierda), charlaba con Ávila Gallo (derecha), mientras los funcionarios locales firmaban la documentación. la gaceta / foto de antonio ferroni

Luego de los reclamos de la Casa Rosada por las demoras administrativas, funcionarios nacionales y provinciales firmaron el contrato para comenzar a construir una planta potabilizadora en Amaicha del Valle. “Las obras como estas son muy necesarias, conversábamos con los funcionarios provinciales sobre cómo mejorar y llevar adelante obras para las localidades más pequeñas. El 50% de la población argentina no tiene cloacas, un indicador no tan malo se da a nivel de acceso al agua potable. Queremos cumplir con el objetivo trazado por el presidente Mauricio Macri, de que al terminar la gestión alcancemos el 75% de la población con cloacas y el 100% con agua potable”, expresó el secretario de Infraestructura y Política Hídrica Nacional, Pablo Bereciartúa.

“En los próximos días se iniciarán las obras”, celebró Adrián Ruiz, titular del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento de Tucumán (Sepapys). Los funcionarios del Poder Ejecutivo (PE) tucumano y de la Nación firmaron el contrato con la firma Neocon SRL, ganadora de la licitación pública realizada el año pasado. Ruiz explicó que se encarará un proyecto de red de agua potable y una planta potabilizadora en Amaicha del Valle. El conjunto de obras insumirá aproximadamente $ 100 millones, y serán financiados en un 68% por fondos nacionales y un 32% por la Provincia.

“En el caso de la provincia, la contrapartida se hará con obras menores en otras localidades cercanas, por el orden de $ 30 millones. Por el convenio con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), la Nación financiará por completo la obra central de la planta en Amaicha, que insumirá $ 68 millones”, continuó Ruiz.

Casi 13.000 vecinos de los valles calchaquíes se beneficiarán con las obras de agua potable, que incluye una planta potabilizadora, almacenamientos y redes domiciliarias por más de 50.000 metros.

“Es una obra importante para uno de los principales atractivos turísticos de la provincia. La licitación se firmó el año pasado, enviamos al Enohsa la aprobación de los expedientes a la espera de la ‘no objeción técnica’ y recién llegó ese trámite en febrero. Son los tiempos que se demoran”, respondió Ruiz cuando LA GACETA le consultó por la demora ente la licitación y la firma del contrato con la empresa ganadora del proceso.

Trabajo en conjunto

“Para gestionar hay que conocer y para eso hay que medir”. “Tenemos que lograr que funcione, si no volveremos a tener la misma reunión en dos años. Queremos ver que pongamos en marcha las obras”. Esos conceptos recalcó Bereciartúa en la sala de reuniones en el segundo piso de la sede del Sepapys ayer al mediodía. Dialogaba sobre puntos técnicos de diferentes proyectos con la secretaria de Obras Públicas provincial, Cristina Boscarino; con el titular del Sepapys; y con Alejandro Ávila Gallo, segunda autoridad del Enohsa. Todas las partes remarcaron la importancia del trabajo en conjunto entre Nación y Provincia.

“Tenemos un conjunto de obras que trabajamos con la secretaria de Obras Públicas de la provincia y destaco proyectos de defensa de las inundaciones para el sur tucumano, en particular para La Madrid. Hemos aprobado un conjunto de esas obras que van a representar una inversión importante”, explicó Bereciartúa. Y agregó: “la protección del a presa Escaba, que fue sobrepasada y generó inundaciones hace algunos años; una red de alerta para esa presa y para monitorear el río Marapa; más trabajos de saneamiento (por conexiones cloacales) en la capital”.

“Esta es una obra muy importante para nosotros en lo que respecta a la gestión: es la prueba cabal de que cuando Nación y Provincia trabajan juntos las obras llegan a los vecinos. Hacen a la dignidad de las personas, con un elemento tan esencial como el agua”, consideró Ávila Gallo. Y justificó el retraso en el inicio de las obras: “hubo una demora porque el sistema administrativo contempla plazos para realizar observaciones técnicas que hacen que se puedan dilatar los tiempos. Es para rever, no se pueden dilatar las necesidades de la gente”, finalizó.

El año pasado, en el Enohsa habían culpado por las demoras en la ejecución de las obras a la Provincia. Los reclamos se repitieron este año. “El Enohsa comunicó la no objeción de la licitación de la obra en marzo de este año, y hasta la fecha el Sepapys no pudo hacer el documento para contratar la empresa. Estamos paralizados por eso. Pidieron 70 días, lo que creo que es un despropósito para realizar un contrato. Ellos tienen un trámite engorroso en el Tribunal de Cuentas y la verdad que es algo que no lo termino de entender. Sólo pasa en Tucumán”, había señalado Ávila Gallo.

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios